Blogia
mQh

contra los testigos protegidos


Defensora nacional: "Hay que seguir dando la pelea contra testigos protegidos". Paula Vial insistió en sus críticas al juicio que condenó a los 4 mapuches en huelga de hambre. Por su parte, el presidente de la Suprema, Milton Juica, afirmó que Poder Judicial sólo acata las leyes aprobadas por el gobierno y Congreso.
[Claudio Leiva Cortés] Santiago, Chile. La defensora nacional Paula Vial, después de entregar su última cuenta pública anual, dijo este lunes que "hay que seguir dando la pelea" contra los testigos protegidos, porque "no prestigian nuestro Estado de Derecho".
Paula Vial, quien dejará el cargo el próximo 4 de julio, aseguró que este tipo de testigos lleva a condenas como la de los 4 comuneros mapuches que se encuentran en huelga de hambre.
"Hay que castigar los delitos, pero respetando los derechos y las garantías de todos, y los testigos sin rostro son baches en este camino", añadió la defensora, a quien el gobierno no la confirmó después de tres años en el cargo
"Una democracia como la nuestra no se enaltece cuando las condenas se basan en testigos NN, respecto de los cuales los defensores no podemos hacer nada para enfrentarlos", insistió Paula Vial.

Presidente de la Suprema
Por su parte, el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, dijo que si en el juicio contra los comuneros mapuches se utilizaron testigos protegidos, "al Poder Judicial sólo que le queda aceptar el procedimiento que la ley establece".
Añadió que "las críticas no son por el fallo mismo, sino que por el sistema, que establece una Ley Antiterrorista, una forma de procedimiento, y los jueces tiene que cumplir lo que el sistema".
Agregó que la Ley Antiterrorista y sus disposiciones son obra de los órganos colegisladores (gobierno y Congreso) y que "cambiar esa norma corresponde a otros actores y no al Poder judicial".

Campamento fuera de Hospital
En Victoria, en tanto, los familiares de los cuatro comuneros condenados se instalaron en carpas en el exterior del hospital y anunciaron la posibilidad de sumarse a la huelga de hambre.
Este lunes, los condenados Héctor Llaitul Carrillanca, Ramón Llanquileo Pilquiman, José Huenuche Reiman y Jonathan Huillical Méndez cumplieron 84 días sin consumir alimentos, en rechazo al juicio de Cañete.
El viernes, la Corte Suprema rebajos sus sentencias. Llaitul recibió un total de 14 años de cárcel, mientras que los otros tres fueron condenados a 8 años de presidio cada uno. Las condenas iniciales eran de 25 años para Llaitul y de 20 para el resto.
7 de junio de 2011
6 de junio de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres