Blogia
mQh

defensoría penal no tiene autonomía


Defensora nacional se despide del cargo con críticas a poca autonomía del servicio. Paula Vial rindió su última cuenta anual luego de tres años al frente de la Defensoría Penal Pública (DPP). Fue nombrada en julio de 2008 y en febrero pasado, el gobierno le informó que no la renovará en el puesto.
[Claudio Leiva Cortés ] Santiago, Chile. La defensora nacional Paula Vial lamentó la falta de autonomía de su servicio con respecto al Gobierno. Esta falta de independencia –según dijo- es la principal desventaja en comparación con el Ministerio Público (fiscalías de Chile).
Paula Vial rindió este lunes su última cuenta anual luego de tres años al frente de la Defensoría Penal Pública (DPP). Fue nombrada en julio de 2008 y en febrero pasado, el gobierno le informó que no la renovará en el cargo.
La Defensoría Penal Pública es un servicio dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio, pero está sometida a la supervigilancia del Presidente de la República a través del Ministerio de Justicia. En cambio, el Ministerio Público es completamente autónomo del gobierno.
En las tres cuentas públicas rendidas por Paula Vial, sólo la primera contó con la asistencia del fiscal nacional Sabas Chahuán. Además, este último personero tiene una duración en el cargo de ocho años.

Demasiadas Prisiones Preventivas
Vial, quien se alejará de la institución el próximo 4 de julio, también criticó la gran cantidad de prisiones preventivas que piden las fiscalías en contra de personas que, muchas veces, son liberadas por falta de méritos.
"Pedir siempre la cárcel sin hacer distingos y bajar los estándares de exigencia para esta afectación de derechos tan grave, provoca cada vez más un número mayor de errores. Mientras más personas encerradas por error, menos dignidad para nuestra sociedad", indicó.
Por lo mismo, llamó a hacer un esfuerzo mayor "por poner el acento en las alternativas a la cárcel para lograr mejores resultados rehabilitadores, con el fin de disminuir con el hacinamiento en las prisiones del país y terminar con la indignidad e inhumanidad en la que viven las personas condenadas".
Explicó que si bien en 2010 la prisión preventiva se aplicó a 18.437 personas (5,8% menos que en 2009), en los últimos cuatro años el número de afectados ha crecido en 26%.

Cifras Destacadas
En cuanto a las cifras más relevantes de 2010, Paula Vial destacó que tanto los abogados institucionales como aquellos licitados atendieron a 320.223 personas durante el año pasado, lo que implicó una baja de 1,1% respecto de los imputados ingresados en 2009.
Agregó que en 2010, un 67,6% de los procesos finalizaron por una salida alternativa o una sentencia condenatoria, las dos principales formas de término.
Asimismo, los delitos más recurrentes fueron las lesiones (19,7 %), los hurtos (12,1 por ciento), aquellos contra la libertad e intimidad de las personas (11,5 %) y los que contempla la Ley de Tránsito (9,7 %).
Finalmente, mencionó el constante esfuerzo de la DPP por mejorar en los distintos ámbitos especializados que ofrece a sus usuarios -defensa juvenil, defensa penitenciaria y defensa indígena- estimulando las particularidades técnicas o culturales de cada una de ellas.
7 de junio de 2011
6 de junio de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres