Blogia
mQh

más sobre juan carlos martínez


La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó al ex senador vallecaucano a siete años y cinco meses de prisión por sus nexos con narcotraficantes y paramilitares del Bloque Calima de las Auc. Con esta condena se da fin a la carrera del controvertido político vallecaucano.
Colombia. Juan Carlos Martínez Sinisterra fue diputado de la Asamblea del Valle en 1998 y llegó al Senado en 2002 con 58.723. En 2006 repitió curul con 62.077 votos por Convergencia Ciudadana, movimiento que tiene a varios de sus integrantes tras las rejas investigados por parapolítica.
El congresista surgió de la sombra del polémico ex parlamentario Carlos Herney Abadía, condenado por el proceso 8.000 tras recibir dineros del cartel de Cali y gestor del Movimiento Popular Unido, MPU, con el que Martínez extendió sus redes burocráticas en el sur occidente colombiano.
En abril de 2009 el ex congresista fue capturado por el CTI, un año después de la Corte Suprema le abrió una investigación en su contra por sus presuntos nexos con paramilitares y narcotraficantes de su región.
En diciembre de 2009 la Corte lo llamó a juicio, al considerar que había pruebas que lo vinculan con el crimen organizado del occidente del país.

Las Pruebas contra Martínez
En varias ocasiones, el ex jefe paramilitar Evert Veloza, alias ‘H.H’ habló sobre el apoyo brindado por los paramilitares al ex senador Martínez, asegurando que el bloque Calima de las Auc había hecho campaña en el municipio de Buenaventura a su favor.
Según ‘H.H’, a través del comandante político del Bloque conocido con el alias de ‘Fernando Político’ (asesinado en 2004), los paramilitares hablaron con las comunidades de Buenaventura para que votaran por Martínez. "Autoricé a Fernando Político para que hiciera campaña para que votaran a favor del senador Martìnez", explicó Veloza.
Asimismo, el jefe paramilitar explicó que el apoyo al político surgió  por petición de los hermanos Gonzáles Rivas, narcotraficantes del Valle, y del extraditado Holmes Durán Ibárgüen alias ‘El Doctor’.
Otra declaración que pesó en su contra fue la del paramilitar Mauricio Aristizábal alias ‘El Fino’, que como jefe de finanzas del Bloque Calima y lugarteniente de ‘H.H’, dijo que Martínez Sinisterra tuvo vínculos con los paramilitares.
En el caso de ‘El Fino’, el desmovilizado aceptó tener conocimiento de una reunión entre el ex senador Martínez y ‘Fernando Político’. Según ‘El Fino’, los paramilitares pagaron 10 millones de pesos para que ‘Fernando Político’ fuese a Bogotá a reunirse presuntamente con el entonces senador.
En el juicio de Martínez, al igual que en otros procesos que se adelantan por la misma causa, también se presentaron denuncias de testigos que aseguraron que estaban siendo sobornados para cambiar su testimonio.
En este sentido, ‘HH’ se refirió a un abogado de apellido Mora, quien antes de su extradición le ofreció dinero para que cambiara su testimonio a favor de Martínez.
La Corte además contó con otros testimonios que relacionaron al ex senador con narcotraficantes del cartel del Pacífico, entre ellos, Olmes Durán Ibargüen alias de ‘El Doctor’, y Weceslao Caicedo, alias ‘W’.

La Defensa
Durante el comienzo del juicio Martínez Sinisterra desvirtuó las acusaciones por las que se le investiga y manifestó que desmovilizados estaban siendo presionados para declarar en su contra. En ese entonces la defensa expuso el caso del desmovilizado Holbert Martínez, quien presentó una denuncia penal por la presión que al parecer recibió de alias ‘Ratón’, un primo de Hebert Veloza  alias ‘H.H.’, para que declare en contra de Martínez Sinisterra.
En cuanto al testimonio de ‘HH’, por medio de varios audios con declaraciones anteriores de ‘H.H’ ante la justicia, la defensa de Martínez intentó dejar en evidencia las posibles contradicciones del ex jefe paramilitar en cuanto a su relación con ‘El doctor’ y con los González Rivas, así como con las versiones de otros miembros del Bloque que niegan los nexos con el ex senador.
De hecho, durante las  audiencias celebradas, dos desmovilizados del Bloque Calima de las Auc negaron que el grupo paramilitar hubiese ayudado a Juan Carlos Martínez durante las elecciones a congreso de 2002.
Según la versión de Elkin Casarrubia Posada alias ‘El cura’, comandante militar del Bloque Calima y Yesid Martínez Pacheco alias ‘El Cabo’, el grupo paramilitar nunca tuvo ni control militar ni político sobre el puerto de Buenaventura ni mucho menos apoyaron electoralmente a aspirantes a cargos de elección popular en ese municipio, incluido Martínez.

Los Antecedentes de Martínez
El senador Juan Carlos Martínez ha sido salpicado en varios casos de su departamento natal.
Según un informe de Semana, en noviembre de 2005 estalló uno de los primeros escándalos en que se vio involucrado el senador Juan Carlos Martínez. Fue cuando Andrés Felipe Arias, ministro de Agricultura, destituyó de manera fulminante a José Tovar, director de la oficina del Incoder que maneja los departamentos de Putumayo, Nariño, Cauca y Valle. Graves irregularidades en la asignación de tierras y propiedades investiga la Fiscalía por este caso. En su defensa, Tovar dijo en su momento que "no me va a pasar nada porque tengo el respaldo del senador Martínez".
De acuerdo con el informe de Semana, los escándalos han continuado. Hace más de un año, María Carlota Jaramillo, contralora del Cauca, encontró sobrecostos en un contrato de la Secretaría de Salud por 3.000 millones de pesos para comprar medicamentos. "Pagaban el acetaminofén a 5.000 pesos la unidad", denunció la contralora. Ante la gravedad de los hechos, Juan José Chaux, gobernador del departamento, tuvo que destituir al secretario de Salud, Carlos Quiñones, personaje de la cuerda de Martínez.
El senador liberal Luis Fernando Velasco emplazó públicamente al gobernador Chaux por este asunto. "Quiero denunciar que en Cauca un cartel de drogas lícitas e ilícitas se quiere tomar la política", aseveró Velasco.
En ese momento, otra denuncia pública involucraba a Martínez. Se trata de las amenazas que ha recibido uno de los candidatos a la Alcaldía de Buenaventura, Héctor Copete. Este ingeniero cree que las amenazas contra su vida podrían venir de la campaña de su contendor, José Feliz Ocoró. "Acá lo que pasa es que a Copete lo apoyan Dilian Francisca Toro y el partido de La U, mientras que a Ocoró lo respaldan el senador Martínez y Convergencia Ciudadana, y ellos han dicho que ganan o ganan", sostienen varios líderes del puerto consultados por SEMANA.
8 de junio de 2011
©verdad abierta

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres