Blogia
mQh

dick king-smith


Su libro sobre un cerdo parlante fue llevado al cine como ‘Babe, el cerdito valiente’. El autor murió en enero de 2011.
[Dennis McLellan] Murió Dick King-Smith, el autor de libros para niños de gran popularidad internacional cuyo libro mejor conocido, la divertida e inspiradora historia de un cerdo pastor que habla, fue llevada al cine en la popular película de 1995, ‘Babe, el cerdito valiente’ [Babe]. Tenía 88 años.
King-Smith murió durmiendo el martes en la mañana en su casa cerca de Bath, Inglaterra, después de varios achaques en los últimos años, informó en una declaración su editorial, Random House Children’s Books.
Granjero fracasado y maestro, King-Smith se acercaba a sus sesenta cuando publicó en 1978 su primer libro para niños, ‘The Fox Busters’, una historia sobre unas gallinas que conspiran para derrotar a los zorros que las atacan.
Desde entonces escribió más de cien libros, muchos de ellos llamados por él mismo cuentos de corral, de los que se vendieron más de quince millones de ejemplares en todo el mundo.
Pero su libro más famoso fue el sexto, ‘The Sheep-Pig’, publicado en Inglaterra en 1983 y retitulado ‘Babe: El cerdito valiente’ [The Gallant Pig] cuando fue publicado en Estados Unidos en 1985. El libro ganó el premio Guardian Children’s Fiction en 1984. Uno de los miembros del jurado la declaró "perfecta".
Es la historia de un cerdito que es ganado en una feria por un granjero de ovinos y que termina siendo adoptado por Fly, la perra ovejera de la granja.
Adiestrado por Fly para arrear a los corderos, el amable Babe usaba palabras de buena crianza para ser obedecido.
"Me gustaría que me hicieran un gran favor, y es que ¿podrían por favor caminar hacia el portón donde está el granjero y pasar al otro lado? Tómense todo el tiempo que quieran, no hay ninguna prisa."
El autor, que utilizó la experiencia adquirida durante los años en que trabajó con animales de granja para su narrativa, sentía simpatía por los cerdos, pese a su debilidad por el tocino.
"Es algo por lo que tendré que hablar con mi psiquiatra, pero sí, tengo simpatía por los cerdos", dijo al diario Daily Telegraph, de Sydney, Australia, en 1996. "Me gustan como amigos y por su inteligencia. Los he admirado siempre."
King-Smith, que vendió los derechos de ‘The Sheep-Pig’ al escritor y productor australiano George Miller poco después de que fuera publicado, era un admirador del director Chris Noonan, que dirigió la película.
"Obviamente estaba nervioso y algo preocupado de que la adaptación pudiera estropear de algún modo la trama original", dijo en la entrevista con el Daily Telegraph. "Pero después de sentarme en el teatro, supe que no me desilusionaría. Hicieron un trabajo maravilloso. Yo estaba feliz."
La película fue nominada siete veces a un Oscar, incluyendo su nominación a la mejor película, y ganó un Oscar por sus efectos visuales.
Descrito en el Guardian de Londres en 1996 como "un personaje genial -un ingenioso y educado campesino de gran y contradictorio entusiasmo", King-Smith escribía en el pequeño estudio de su granja del siglo diecisiete a unos kilómetros de donde había nacido.
Escribiendo a mano en las mañanas y luego tipeando el manuscrito con un dedo en una vieja máquina de escribir portátil en la tarde, creó personajes animales que eran conocidos por exhibir características humanas, al tiempo que conservaban sus rasgos animales.
"Les permito algunos rasgos humanos, especialmente la lengua, porque es muy divertido poner palabras en sus bocas", dijo una vez.
En su reseña del libro ‘Pigs Might Fly’ de King-Smith, publicado en Children’s Literature in Education, Arthur Arnold observó: "La narrativa de King-Smith está cómodamente junto a la obra más famosa de E.B. White, sostenida por su propio e inimitable sentido del humor."
La autobiografía de King-Smith de 2001, fue titulada ‘Chewing the Cud: An Extraordinary Life Remembered by the Author of Babe, the Gallant Pig’, y descrita por un reseñador británico como siendo "tanto un libro de memorias de los animales que conoció y amó como de las personas de su círculo más íntimo."

Hijo de un director de una papelera, nació el 27 de marzo de 1992, en Bitton, Gloucestershire, Inglaterra, donde sus primeros años los compartió con mascotas como conejos, torturas, ratas y ratones.
Estudió en el Marlborough College y trabajó en una granja durante un año antes de enrolarse en la unidad de los Grenadier Guards del ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. King-Smith, que sufrió una grave herida en Italia, se casó con su primera mujer, Myrle, en 1943. Tuvieron tres hijos: Juliet, Elizabeth y Giles.
Después de la guerra, Kimg-Smith y su esposa, que murió en 2000, trabajaron en una pequeña granja -una empresa de veinte años que el autor llamaba "un desastre."
"Yo era un buen ganadero, pero pésimo contable", dijo King-Smith al Evening Standard, de Londres, en 1995.
Luego vendió ropa de asbesto para bomberos y pasó tres años trabajando en una fábrica de zapatos antes de terminar sus estudios en la Universidad de Bristol y empezar una nueva carrera como maestro de escuela primaria a los 53 años.
Después de la publicación de su primer libro, King-Smith siguió enseñando y escribiendo durante varios años. En 1982, y a los sesenta años, se retiró de la enseñanza para dedicarse a escribir a tiempo completo.
Además de sus tres hijos, le sobreviven su segunda esposa, Zona; catorce nietos; cuatro biznietos; y un tataranieto.
15 de junio de 2011
9 de enero de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres