Blogia
mQh

restituyen tierras en acandí


Corte Suprema de Justicia ordenó restituir tres lotes en este balneario chocoano a un empresario turístico que habían sido robados por hombres bajo el mando de Fredy Rendón Herrera, alias ’El Alemán’.
Colombia. A través de un fallo de segunda instancia, la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenó la restitución de tres predios ubicados en el municipio de Acandí, Chocó, que habían sido robados en marzo de 1996 por paramilitares bajo el mando de Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’.
La decisión judicial favoreció al empresario de turismo ecológico León Darío Ferrer Santamaría, quien había adquirido los predios a finales de 1995 de manera legal a través de una transacción económica a favor del propietario inicial Manuel José Muñoz Monsalve.
Muñoz Monsalve y su familia salieron de la región chocoana a mediados de 1995 ante el rumor de la inminente llegada de grupos paramilitares a esta zona del departamento y el temor a las consecuencias pues una de sus hijas había sido reclutada por la guerrilla de las Farc. Abandonados quedaron entonces los predios El Paraíso, La Escuela y Playa Soledad, ubicados en el corregimiento El Rufino.
En diciembre de 1995, Ferrer Santamaría, un empresario turístico de la zona, buscó a Muñoz Monsalve con el fin de hacerle una oferta económica por los predios de su propiedad, la cual se concretó por 225 millones de pesos, dineros que serían pagados en varias cuotas. El acuerdo se logró y los predios fueron entregados materialmente a su nuevo dueño en enero de 1996, los cuales serían dedicados a la explotación turística. Inicialmente se cancelaron 100 millones de pesos, representados en dos apartamentos, quedando un saldo de 125 millones por pagar.
No obstante, la situación en Acandí comenzó a complicarse en marzo de 1996, cuando los paramilitares al mando de alias ‘El Alemán’ llegaron a la zona y justamente instalaron su campamento en los predios recién adquiridos por Ferrer Santamaría, lo que imposibilitó su explotación comercial y por tanto el pago del saldo adeudado.
En el expediente judicial obra una denuncia instaurada por Muñoz Monsalve contra Ferrer Santamaría por supuestas amenazas en su contra y por aprovecharse del conocimiento que tenía de la situación paramilitar en Acandí para no cancelar los dineros restantes. La investigación fue archivada mediante resolución inhibitoria fechada el 12 de junio de 2009.
En el proceso de juzgamiento bajo la Ley 975, conocida como Justicia y Paz, alias ‘El Alemán’ reconoció haberse apoderado de los predios El Paraíso, La Escuela y Playa Soledad. Ante esta confesión, la Fiscalía 48 de la Unidad de Justicia y Paz solicitó durante una audiencia ante un Magistrado con Funciones de Control de Garantías competente la entrega de los inmuebles a León Darío Ferrer Santamaría, como su propietario legítimo.
La petición de la Fiscalía 48 desató un debate jurídico entre los señores Manuel José Muñoz Monsalve y León Darío Ferrer Santamaría, respecto de quién era el legítimo poseedor de los derechos de propiedad. Ante la discusión, el Magistrado con Funciones de Control de Garantías decidió entregar los bienes en audiencia celebrada el 10 de marzo de 2011 a la agencia estatal Acción Social para que los convirtiera en productivos, y los réditos producidos se devolvieran a quienes finalmente la Sala con Funciones de Conocimiento o un juez civil, declarara como el poseedor con mejor derecho.
Esta decisión fue apelada por los abogados de Muñoz Monsalve y Ferrer Santamaría, y el caso llegó hasta la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia. Esta instancia judicial debía resolver el debate jurídico suscitado y resolver, de fondo, quién realmente fue víctima del despojo realizado por alias ‘El Alemán’ y sus hombres.
Una vez valorados los testimonios y la documentación que reposa en el expediente de este proceso, el alto tribunal, mediante providencia del 8 de junio de 2011, determinó que el propietario real de los predios era el comerciante León Darío Ferrer Santamaría.
Argumentó la Corte que en los documentos revisados quedó demostrado que "Muñoz Monsalve vendió y entregó al comprador la posesión y las mejoras desde el mes de enero de 1996, época para la cual ya residía en la ciudad de Medellín, tal y como lo declara, tanto en la promesa de compraventa, debidamente autenticada en dicha ciudad en diciembre de 1995 y mediante la escritura pública 236 del 29 de enero de 1996, por medio de la cual formaliza y perfecciona el contrato de compraventa en mención".
Planteadas así las cosas, continúa el alto tribunal, "se puede concluir que la víctima del despojo de la posesión de los predios y la propiedad de las mejoras en cuestión fue el señor León Darío Ferrer Santamaría", por lo que revocó la decisión apelada y ordenó en su favor la restitución del bien y su entrega provisional; además, comisionó al Juez Penal del Circuito con jurisdicción en Acandí  para que, con el apoyo de la Fuerza Pública, "adelante todas las gestiones necesarias para que concrete de manera real la entrega de tales derechos al señor León Darío Ferrer Santamaría".
Frente al monto adeudado, la Corte Suprema de Justicia le recomendó a Muñoz Monsalve tramitar la reclamación por la vía judicial ante la especialidad correspondiente de la jurisdicción ordinaria o, en su defecto, se adelante una conciliación "en la misma sede o aún por vía extrajudicial".
22 de junio de 2011
21 de junio de 2011
©verdad abierta

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres