Blogia
mQh

fundación las rosas mintió sobre indigente


columna de lísperguer
Anciano indigente muere de frío en acera frente a Fundación Las Rosas, que presta ayuda a personas en situación de calle.

Es vergonzosa la manera en que se informó sobre esta muerte en algunos canales de televisión. Según lo que se puede reconstruir de acuerdo a varias fuentes, un indigente de unos setenta años que vivía en los alrededores del local de la Fundación Las Rosas en avenida Vivaceta, comuna de Independencia, Santiago, llegó a la puerta del recinto a eso de las diez de la noche y pidió ayuda, la que le fue denegada. El anciano se instaló entonces en la acera de la fundación, junto a la puerta principal, con un colchón y algunas mantas, donde lo encontró un vecino a eso de las tres de la mañana. Al constatar que el hombre tiritaba de frío y andaba descalzo, volvió a su departamento y le llevó calcetines. De vuelta en su casa, llamó a Carabineros, a los que vio llegar, pero sin enterarse de lo que pasó después, porque se quedó dormido.
Aparentemente este testigo contó en la mañana lo sucedido a su patrón, que fue entrevistado por el equipo de Chilevisión, y que dijo que el indigente había pedido ayuda en la fundación, y que esta le había sido denegada.
Otro vecino entrevistado afirmó igualmente que el hombre había pedido ingresar al recinto de la fundación, pero fue rechazado. Este vecino dijo que el guardia sí había visto al anciano.
Los carabineros que llegaron (pasadas las tres de la mañana) tampoco le proporcionaron ayuda -esto, según los testigos entrevistados.
Al final del telediario, la presentadora sugiere a las organizaciones que ayudan a indigentes -como la Fundación Las Rosas- que hagan una ronda en los barrios donde están sus locales para recoger o prestar ayuda a personas en situación de calle como el hombre fallecido. Termina diciendo que a veces las personas no "alcanzan ni siquiera a tocar el timbre", aceptando así la versión oficial de la fundación.

Francamente, que la presentadora acepte sin más esta versión es inadmisible y demuestra una mediocridad y una falta de profesionalismo y objetividad que asombra. Entre las muchas cosas que no hicieron, y que un verdadero profesional de la información debería haber hecho, se encuentran las siguientes:

- no identificaron ni entrevistaron a los carabineros (de la 9a Comisaría de Independencia) que asistieron al lugar pasadas las tres de la mañana;

- no identificaron ni entrevistaron al guardia o portero de ese local de la Fundación Las Rosas, que según los testigos sí vio y habló con el indigente;

- no analizaron ni pusieron en duda la versión de la subdirectora Margarita Cárdenas, que dijo que el guardia no vio al indigente (que los testigos desmienten), que el indigente no pidió ayuda (que los testigos desmienten) y que, si el anciano hubiese pedido ayuda, lo habrían ayudado porque hay un procedimiento de admisión;

- no preguntaron en qué consiste el protocolo de admisión, ni preguntaron por ejemplo si los indigentes deben pagar para ingresar ni si pueden ingresar con un colchón ni si el procedimiento de admisión lo puede realizar un guardia de seguridad (lo que, ciertamente, es muy dudoso).

En el telediario de Canal 13 se repite la misma versión. El presentador (o presentadora, no recuerdo) nos llama incluso, con un sentido de oportunidad aberrante, a que nos cuidemos de que no nos pase lo mismo.

Después de recorrer la página web de la Fundación Las Rosas, queda en claro que la institución no tiene ningún protocolo de admisión para que indigentes pasen las noches frías en ese lugar. El único procedimiento mencionado es el de admisión, que debe realizarse todos los días entre las 8:30 y las 12:30 de la mañana. Según se desprende de la información en la página web, a los ancianos se les admite para vivir allí, y no para pasar la noche, después de un complicado proceso de calificación -que incluye una evaluación médica y una entrevista con una asistente social. Según mi impresión, la señora Cárdenas mintió.

Indigna la inhumanidad con que fue tratado este hombre por una institución que se define como católica, y es indignante que periodistas mediocres no solamente informen mal y de manera torcida, sino además encubran y amenacen con dejar en la impunidad lo que es en realidad un acto criminal: denegación de auxilio o grave negligencia con resultado de muerte.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres