Blogia
mQh

dos energúmenos menos en la calle


columna de lísperguer
Agresiones injustificables contra carabinero y manifestante.

Esta agresión es tan injustificable como la del ingeniero que arrancó con su 4x4 llevándose por delante al cabo Marcelo Bravo y que será acusado, según anunció Carabineros, por homicidio frustrado. No parece que se pueda probar que Gallardo Vargas tuviera intención de causar la muerte al carabinero, ni siquiera de agredirlo: simplemente apretó el acelerador sin pensar en las consecuencias. Eso se podría definir como maltrato de obra a carabinero en servicio. Pero en el caso del guardia de seguridad es evidente que trató de causar la muerte, o al menos de provocar lesiones graves, a la víctima no identificada. Este guardia debiese ser acusado de homicidio frustrado. Obviamente, ambos son un peligro para la sociedad y no debiesen estar en libertad. A ambos se les debiese quitar de por vida la licencia de conducir. El guardia, además, debiese ser inhabilitado de por vida a trabajar en actividades relacionadas con la seguridad y en cualquier cargo estatal o municipal.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres