Blogia
mQh

cámara desautoriza guerra de obama


Pero no lo privará de fondos. Legisladores rehúsan otorgar al presidente Obama atribuciones para realizar acciones militares en Libia, pero no le privan de fondos para el conflicto.
[Kathleen Hennessey] Washington, Estados Unidos. La Cámara de Representantes rehusó tanto endorsar como restringir la intervención de Estados Unidos en Libia, entregando el viernes un poco claro mensaje que subrayó las profundas divisiones sobre el tema.
Por un margen abrumador los legisladores se negaron a aprobar la intervención estadounidense en la campaña de bombardeos aéreos de la OTAN contra el país norteafricano en una votación que fue una poco habitual reprimenda bipartidaria de la política exterior de un presidente durante un conflicto militar en curso.
Sin embargo, minutos después un esfuerzo dirigido por los republicanos para tratar de reducir los fondos para la intervención de Estados Unidos también fracasó. Una mayoría de demócratas y un grupo de republicanos rechazó la moción de cortar totalmente los fondos para financiar las actividades de combate, sorprendiendo a los líderes del GOP, que adaptaron el proyecto a último minuto para satisfacer a todo el mundo.
Ambas medidas eran principalmente simbólicas. No se esperaba que la primera moción, que habría autorizado la intervención estadounidense, sobreviviera en una Cámara controlada por los republicanos, donde los conservadores en materias fiscales y los novatos del ‘tea party’ han expresado un creciente escepticismo en cuanto a estirar demasiado las fuerzas armadas.
La segunda moción -el corte de los fondos- prácticamente no tenía ninguna posibilidad de ser aprobada en el Senado, y mucho menos de contar con la firma presidencial.
Los líderes del GOP interpretaron la moción como un intento de poner trabas al presidente, que prefirió no buscar la autorización que exige la Ley de Poderes de Guerra de 1973 para la intervención en la campaña militar de la OTAN.
"Si el presidente cree que los bombardeos con misiles y las operaciones con aviones no tripulados en Libia son fundamentales, es su responsabilidad explicarlas al pueblo estadounidense y pedir la autorización del Congreso", declaró el vocero de la Cámara de Representantes, el republicano de Ohio John A. Boehner antes de la votación.
La Casa Blanca y sus aliados sostienen que la Ley de Poderes de Guerra no se aplica en este caso porque Estados Unidos está actuando como parte de la OTAN y su intervención no está cubierta por la definición jurídica de "hostilidades."
Los republicanos programaron dos votaciones para expresar el descontento del Congreso a medida que el apoyo a la intervención disminuye tanto en Estados Unidos como en algunos países de la OTAN que participan en la campaña contra Libia.
Los líderes de la campaña militar -Gran Bretaña y Francia- insisten en que están preparados para continuar la campaña el tiempo que sea necesario. Sin embargo, esta semana Italia llamó al cese al menos temporal de las hostilidades para permitir el ingreso de ayuda humanitaria. El ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Franco Frattini, dijo también que la alianza debería entregar más información sobre el resultado de su campaña de bombardeos aéreos, especialmente en lo que se refiere a los errores que causan bajas civiles.
En Washington, los legisladores votaron 295 contra 123 contra la moción que autorizaba la intervención de Estados Unidos, con setenta demócratas uniéndose a los que votaron contra la aprobación del Congreso.
El corte de fondos fue rechazado por 238 contra 180 votos. Su aprobación habría suspendido los fondos de la misión hasta que fueran aprobados por el Congreso. Se introdujeron algunas excepciones para una breve lista de actividades no hostiles.
Las excepciones contribuyeron al rechazo de la moción.
"Yo no podría haberla apoyado porque no va demasiado lejos. Los fondos para la intervención del presidente en Libia deben ser suspendidos completamente", dijo la republicana  Michele Bachmann, de Minnesota.
La confusión en el Congreso sobre cómo ejercer sus poderes en temas relativos a la guerra no es nueva, dijo Taylor Reveley, director del Centro Miller de la Universidad de Virginia y experto en poderes de guerra.
Reveley observó que en 1999, una Cámara de Representantes controlada por los republicanos emitió un mensaje igualmente confuso cuando se le pidió que autorizara el uso de fuerzas militares estadounidenses en Kosovo. La Cámara se negó a autorizar la misión, pero luego no quiso adoptar otras medidas para restringir las tropas terrestres.
"El Congreso a menudo se encuentra a sí mismo en el punto álgido del momento tratando de definir qué sería lo correcto en términos militares, mientras que al mismo tiempo tiene que decidir quién decide qué y cuándo", dijo. "El resultado puede ser confuso."
[Henry Chu en Londres contribuyó a este reportaje.]
28 de junio de 2011
24 de junio de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres