Blogia
mQh

corte ordena exhumación


Corte ordena exhumación y nueva autopsia a Raúl Pellegrin y Cecilia Magni. Diligencia es clave para determinar responsabilidad de oficiales de Carabineros en retiro en la muerte de los ex líderes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez que atacaron un retén en Los Queñes, en 1988.
Chile. La Corte de Apelaciones de Rancagua ordenó la exhumación y una nueva autopsia de los cuerpos de los ex líderes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Raúl Pellegrin Friedmann y Cecilia Magni Camino, ambos abatidos en la localidad de Los Queñes entre el 25 y 27 de octubre de 1988.
La Segunda Sala del tribunal de alzada tomó la decisión como medida para mejor resolver, tras escuchar los alegatos de la apelación a las condenas de primera instancia en este proceso, dictadas el 18 de octubre de 2010 por el ministro en visita Raúl Mera.
El magistrado había absuelto de ambos crímenes a los oficiales de Carabineros (r) Julio Verne Acosta, Mauricio Bezmalinovic, Juan Ernesto Rivera y Walter Soto Medina, por no existir elementos de convicción, más allá de toda duda razonable, que permitan determinar que ellos tuvieron participación en los homicidios de Pellegrin y Magni.
La petición de una nueva autopsia fue realizada por la abogado querellante Ema Salinas Fernández, quien fundamentó la solicitud en las contradicciones entre las diferentes autopsias realizadas hasta ahora.
La primera la efectuó el perito José Belleti y la segunda, los forenses Alberto Teke y Carmen Cerda, junto con el Servicio Médico Legal. Entre ambas surgieron contradicciones.
Organizaciones de Derechos Humanos informaron, al inicio de la investigación, que ambos cadáveres presentan lesiones contusas y huellas de aplicación de electricidad. En cuanto al cadáver de Raúl Pellegrin, se señala que la causa de la muerte fue asfixia por inmersión en agua y contusiones torácicas dorsales, las que se aplican por acción de instrumentos romos contundentes dada su topografía y profundidad y la ausencia de lesiones externas.
El 21 de octubre de 1988, Pellegrin y Magni, junto a otros 12 subversivos, coparon el pueblo de Los Queñes, cercano a Curicó, donde atacaron el retén local. En este cuartel murió el cabo Juvenal Vargas. Días después, los cadáveres de Pellegrin y Magni aparecieron en las riberas del río Tinguiririca, en la Región de O’Higgins.
El ataque al retén fue calificado por otros integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez como una medida desesperada de ambos después del error del grupo subversivo en el atentado a Augusto Pinochet.
2 de julio de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres