Blogia
mQh

divisiones sobre libia


Líderes de la Cámara quieren prohibir el uso de fuerza en ese país, mientras que una moción en el Senado la apoya. El desacuerdo arroja dudas sobre el futuro de Estados Unidos en el conflicto.
[Lisa Mascaro] Libia / Estados Unidos. El impasse en el Congreso sobre la intervención militar en Libia se agudizó marcadamente el martes cuando dos senadores presentaron una resolución bipartidista autorizando el uso continuado de fuerzas estadounidenses, mientras que líderes republicanos de la Cámara propusieron prohibir los bombardeos aéreos estadounidenses, los aviones no tripulados y otras medidas hostiles.
El proyecto en el Senado, de los senadores John McCain (republicano de Arizona) y John F. Kerry (demócrata de Massachussetts), autorizaría el "uso limitado" de las fuerzas estadounidenses durante un año, pero especifica que no se desplegarán tropas terrestres, excepto para "la defensa personal inmediata de funcionarios del gobierno de Estados Unidos."
La resolución se aprobó después de duras críticas de McCain de lo que llamó las fuerzas "aislacionistas" dentro del GOP.
En cuanto a la Cámara, los republicanos se reunirán el miércoles en privado para debatir si esa Cámara presentará una moción similar a la moción de McCain-Kerry, aunque se espera que fracase en la Cámara.
La prohibición de la Cámara, si es aprobada por ambas Cámaras, contribuiría al repudio de la política del presidente Obama y obligaría a Estados Unidos a limitar su rol en operaciones de búsqueda, rescate, reaprovisionamiento e inteligencia. Sin embargo, no llegaría a suspender el presupuesto, según especifica una inusual alianza entre demócratas liberales y republicanos conservadores.
Incluso sin la aprobación del Senado -lo que es de todos modos muy improbable-, la de la Cámara sería vista en todo el mundo como evidencia de una división que arroja dudas sobre el futuro de Estados Unidos en Libia.
Las interpretaciones divergentes reflejan un creciente sisma entre el Senado, que controlan los demócratas, y la Cámara, controlada por los republicanos, donde la oposición a la guerra de Libia ha sido reforzada por la renuencia de Obama a pedir apoyo para la guerra según la Ley de Poderes de Guerra.
La semana pasada la Casa Blanca concluyó que la intervención de Estados Unidos no se ajustaba a la definición legal de "hostilidades" y por eso no necesitaba la aprobación del Congreso. Sin embargo, funcionarios de la Casa Blanca dijeron el martes que apreciaban la moción de Kerry-McCain.
Pese a la influyente voz de McCain, persisten las diferencias dentro del GOP. En un almuerzo a puertas cerradas el martes, varios senadores republicanos hablaron sobre los diferentes aspectos del problema.
"Es hora de autorizar al presidente el uso de la fuerza, sea que crea que la necesita como que no", dijo McCain, el republicano de más alto nivel en la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado.
No se espera que el Senado revise la moción sino hasta después del receso del 4 de julio, aunque la comisión podría votar la próxima semana.
Los costes de la intervención de Estados Unidos en Libia se ha estimado hasta el momento en unos setecientos millones de dólares, y se producen en una época de creciente impaciencia con las guerras y el déficit presupuestario.
Hasta el momento, los líderes de los dos partidos en el Congreso se ha mostrado reluctantes a permitir una votación que obligaría a la retirada de Estados Unidos de la misión de la OTAN.
El vocero de la Cámara, John A. Boehner (republicano de Ohio) se enfrenta a la difícil tarea de equilibrar la creciente frustración sobre la guerra dentro de su electorado con un ala conservadora menos ruidosa que se opone a limitar los fondos para la misión libia.
Este mes, Boehner evitó una propuesta liberal para reducir el financiamiento ofreciendo una alternativa que exigía una justificación exhaustiva de la Casa Blanca de la intervención estadounidense. Aunque la maniobra dio fruto, decenas de republicanos votaron a favor de la reducción propuesta por el representante Dennis J. Kucinich (demócrata de Ohio).
Entretanto, la oposición en el Congreso se ha desteñido con la posición de la Casa Blanca sobre la Ley de Poderes de Guerra, una ley que muchos republicanos consideran inconstitucional.
"Nuestros miembros están muy frustrados", dijo el martes el representante Eric Cantor (republicano de Virginia), líder de la mayoría en la Cámara.
Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, apeló en nombre de los libios que luchan por la libertad.
"Esta es una resolución y un debate sobre lo que Estados Unidos representa en el mundo", dijo sobre la moción en el Senado. "¿Estamos dispuestos a apoyar las aspiraciones legítimas del pueblo de Libia? ¿Y si no, quién volverá a confiar en nosotros?"
[Christi Parsons contribuyó a este artículo.]
5 de julio de 2011
22 de junio de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres