Blogia
mQh

perician fusiles de merino


Juez Carroza indaga si una de las armas que entregó familia del otrora almirante de la Armada al Museo Naval es el fusil AK-47, regalado por Fidel Castro, que pudo utilizar el ex Presidente para dispararse en La Moneda.
Santiago, Chile. El juez a cargo de investigar la muerte del Presidente Salvador Allende, Mario Carroza, ordenó periciar dos fusiles de la colección del Museo Naval a donde llegaron como parte de  donaciones de armas que hizo la familia del otrora comandante en jefe de la Armada, José Toribio Merino.
El objetivo de la indagación, en el proceso en que el martes declaró el general (R) Fernando Matthei, es dilucidar si uno de estos es la metralleta AK-47  que regaló el ex gobernante cubano Fidel Castro al mandatario chileno y que, se supone, estaba junto a su cuerpo al momento de su muerto por tanto la pudo utilizar para dispararse.
La información la entregó la abogada de la familia Allende, Pamela Pereira, quien destacó que la medida puede permitir aclarar el desconocido destino del arma y busca avanzar en la causa por el deceso en su despacho el 11 de septiembre de 1973.
"Se entregó al Museo Naval por la familia del almirante Merino una serie de armas que son entre otros, dos fusiles AK, por lo tanto, esa información está siendo investigada para establecer el origen", comentó respecto de la gestión que realizará la Policía de Investigaciones (PDI) con asesoría de un experto de Scotland Yard.
La jurista agregó que "eventualmente nosotros pensamos en algún momento que podía ser una de esas armas, o sea una de esas AK es la que tenía el presidente Allende en el momento de su muerte , por lo tanto es un tema que se va a esclarecer dentro de los próximos días".

Matthei y los Nombres de los Que Bombardearon La Moneda
En el contexto de la investigación que cursa el juez Carroza, la abogada Pereira compartió lo expresado por la senadora Isabel Allende respecto de la declaración del ex comandante en jefe de la FACH, Fernando Matthei, quien dijo desconocer los nombres de los pilotos que bombardearon La Moneda.
"En la medida en que el tiempo pasa y las cosas se hacen mucho más nítidas en la realidad de lo que fueron en su momento, es el acto quizás de mayor vergüenza que pueda tener una Fuerza Aérea el haber bombardeado su propia bandera", consideró.
A propósito de su participación en la Mesa de Diálogo por los Derechos Humanos ,comentó que "esto no es una elucubración solo mía sino que también este es un tema que en algún momento también en la Mesa de Diálogo se conversó".
6 de julio de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres