Blogia
mQh

caso herrera noble concluyente


Con la intención de dar por finalizado el tema, el abogado de Herrera de Noble consideró "concluyentes" los resultados.
Argentina. "Vamos a esperar a que terminen los análisis", dijo el abogado defensor de Ernestina Herrera de Noble, Gabriel Cavallo. No obstante, insistió en que el caso quedó prácticamente cerrado. "La verdad es que hubo resultados concluyentes en el sentido de que Marcela y Felipe no son hijos de desaparecidos, por lo menos con las dos familias que querellan en la causa, más todas aquellas que denunciaron el robo de bebés durante la última dictadura militar, entre 1975 y 1976." Cavallo aseguró que el primer tramo del entrecruzamiento fue el más trascendente, ya que –según dijo– está comprobado que Marcela y Felipe nacieron en el primer semestre de 1976. "Todos los demás chequeos resultan intrascendentes –aseguró–, pero por una cuestión formal, vamos a esperar a que terminen."
Cavallo también confirmó que el material genético aportado por Marcela y Felipe va a quedar en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) para futuros análisis. "Ellos prestaron su conformidad para eso, así que no hay ninguna discusión sobre ese punto. No hay ninguna controversia." La discusión reside, entonces, en la intención de cerrar el caso cuanto antes. La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, en cambio, sostiene que estas causas nunca pueden quedar completamente clausuradas.
"Los hijos de la señora de Noble tenían y tienen derechos propios como el de no examinarse. La examinación compulsiva es anticonstitucional. De todas formas, siempre prestaron colaboración", afirmó Cavallo. Ahora, tras los primeros análisis, el abogado consideró "concluyente" los resultados negativos, ya que "todas las muestras que se chequearon con la Conadep dieron negativo" y los tres casos que quedan "fueron de la Conadi, los que no pueden ser confrontados" ni con los hermanos Noble Herrera ni con nadie, "ya que el nivel de completitividad de las muestras aportadas por la Conadi es de 20 por ciento". De todas formas, el abogado confirmó que luego de la feria judicial, en agosto, se realizará la siguiente etapa de los chequeos: el entrecruzamiento de datos genéticos de desaparecidos entre 1977 a 1983.
"Grave", le pareció a Cavallo la utilización de expresiones como "guerra y bando", consignadas ayer a Estela de Carlotto, quien se refirió a que Cavallo, siendo juez, se pronunció a favor de la extracción de sangre, pero luego, como abogado defensor, se negó a que lo hicieran. "Yo no estoy en guerra –se atajó Cavallo–. Carlotto no es Abuelas y no quiero pensar que lo que ella hace las está afectando. Esto no debe empañar todo lo bueno que hicieron durante 30 años", reflexionó después. Ante las declaraciones de Carlotto que referían a la "tergiversación de la información" y la acusación de ciertos medios de "querer destruir a los organismos de derechos humanos", Cavallo se preguntó: "Creen en la teoría conspirativa. ¿Por qué los medios querrían destruirlas".
20 de julio de 2011
19 de julio de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres