Blogia
mQh

murió marketa kimbrell


Llevaba el teatro a los olvidados.
[Dennis Hevesi] Murió el 6 de julio en Sykesville, Maryland, la actriz Marketa Kimbrell, que fue uno de los dos fundadores de una compañía de teatro que presentaba producciones teatrales para audiencias que rara vez tenían oportunidad de asistir a un espectáculo teatral, entre ellos reos en cárceles. Tenía 82 años.
Según informó su hijo Andrew, la causa de su muerte fue la enfermedad de Alzheimer.
"¿Por qué no hacemos teatro para los olvidados?", se preguntó una vez Kimbrell, contó su hijo. Y así, en 1970, con Richard Levy, otro actor, empezó con la New York Street Theater Caravan.
Sus producciones difícilmente se limitaban a las calles de Nueva York.
Durante más de veinticinco años, la Caravana, como la llamaban sus cerca de doce miembros, actuaban en vecindarios urbanos pobres, en campamentos de inmigrantes, en ciudades mineras, en comunidades agrícolas, en sedes de sindicatos, en cárceles y en reservas indias. En pequeños escenarios, pero más a menudo desde la plataforma de su camión (que era su podio), la troupe ofrecía un collage de polémicas, sainetes satíricos, baile, canciones y temas instrumentales (con flautas, violines y silbatos de lata), normalmente con un mensaje edificante para los oprimidos. La compañía también actuó en Europa y en América Central.
Como directora artística de la Caravana de 1970 a 1998, Kimbrell -cuyo mejor conocido rol como actriz lo tuvo en la película ‘El prestamista’ [The Pawnbroker], de 1964-, escribió y dirigió la mayoría de las piezas de la compañía. En 1980, cuando su pieza ‘Molly Maguire’, sobre las penurias de los irlandeses durante el dominio británico y en Estados Unidos, fue representada en una iglesia en Manhattan, John Corry escribió en el New York Times que el espectáculo era "potente, conmovedor y montado a una pulgada de su vida."
Sobre todo el ensemble, escribió: "Vivan todos ellos, especialmente Miss Kimbrell."
Tres años antes, la Caravana había recibido el Premio Obie por su "continuada excelencia en el teatro."

Kimbrell empezó su carrera actoral como adolescente en lo que entonces era Checoslovaquia, en la Chamber Theater en Praga. Nació como Marketa Nitschova el 1 de agosto de 1928 en un pequeño pueblo de Praga, hija de Alfred y Josephine Nitsch.
A los dieciocho, al final de la Segunda Guerra Mundial, estaba en un campamento para personas desplazadas en Alemania cuando conoció a un mayor del ejército de Estados Unidos, George Kimbrell, con el que se casaría poco después. Tras llegar a Estados Unidos, apareció en varios papeles importantes en televisión, incluyendo la producción de Playhouse 90, ‘El juicio de Nuremberg’ [Judgment at Nuremberg,] en 1959.
En 1962 apareció con Alexander Scourby en la producción de la CBS de ‘The Man Who Refused to Die’, del ‘Armstrong Circle Theater’, basada en la historia verídica de Abraham Rothstein, que logró escapar de un tren de transporte que lo llevaba al campo de exterminio de Treblinka. Kimbrel fue la hermana de Rothstein, Faye.
Dos años después actuó con Rod Steiger en ‘El prestamista.’ Dirigida por Sidney Lumet, la película gira sobre un sobreviviente de un campo de concentración que administra una casa de empeños en Harlem y que sufre recuerdos recurrentes de los horrores que presenció. Cuida a Tessie (Kimbrell), la viuda de su mejor amigo.
De 1979 a 2006, Kimbrell enseñó dirección de cine y actuación en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York.
Además de su hijo Andrew, le sobreviven su otro hijo, Mark; su hermana Marta McCulloch; siete nietos; y una biznieta. Su marido murió en 1952.
20 de julio de 2011
13 de julio de 2011
©new york times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres