Blogia
mQh

nexos del neonazi noruego


Los asesinatos en Noruega están asociados a tendencias de la derecha psicótica en Estados Unidos.
[Scott Shane] El hombre acusado de la masacre en Noruega fue influido profundamente por un pequeño grupo de blogueros y escritores estadounidenses que han insistido durante años sobre la amenaza que según ellos representa el islam, adornando su manifiesto de mil quinientas páginas con citas de ellos, así como copiando pasajes del folleto del Unabomber.
En el documento subido a la red, Anders Behring Breivik, que está acusado de atentar con bombas contra edificios gubernamentales y de asesinar a decenas de jóvenes en un campamento del Partido Laborista, muestra que había seguido de cerca el enconado debate estadounidense sobre el islam.
Su manifiesto, que denuncia 64 veces a los políticos noruegos por -según cree- no defender al país contra la influencia musulmana, cita a Robert Spencer, que lleva el sitio Jihad Watch Web, y cita a otros escritores occidentales que comparten su creencia de que los inmigrantes musulmanes representan una grave amenaza para la cultura occidental.
En términos más amplios, los asesinatos masivos en Noruega, con su evocación del atentado con bomba contra el edificio federal en la ciudad de Oklahoma en 1995 por un fanático antigubernamental, han llamado nuevamente la atención en todo el mundo sobre la subcultura de los blogueros antimusulmanes y activistas de extrema derecha y renovado el debate sobre el blanco de las actividades antiterroristas.
En Estados Unidos, los críticos han afirmado que el intenso énfasis en la amenaza que representan los militantes islámicos ha vilipendiado injustamente a los musulmanes de Estados Unidos mientras que ha subestimado peligrosamente la amenaza de otros extremistas norteamericanos. El autor de un informe del Departamento de Seguridad Interior de 2009 sobre el extremismo de derecha, retirado por el ministerio después de críticas de los conservadores, repitió el domingo su creencia de que el departamento ha excedido su énfasis en la amenaza de los militantes islámicos.
Las revelaciones sobre las influencias estadounidenses sobre Breivik explotaron en los blogs durante el fin de semana, poniendo a Spencer y otros activistas anti-fundamentalistas musulmanes a la defensiva en momentos en que sus críticos sugieren que su retrato del islam como una amenaza para Occidente fomentó indirectamente los crímenes en Noruega.
Spencer escribió en su página web, jihadwatch.org, que el "juego de las responsabilidades" había empezado, "como si el asesinato de un grupo de niños contribuyera a la defensa contra la guerra santa global y la supremacía islámica, o tiene algo que ver aunque sea remotamente con lo que hemos defendido alguna vez." No mencionó las extensas citas que hace Breivik de sus escritos.
Gates of Vienna, un blog que publica normalmente noticias y comentarios antimusulmanes, impidió el domingo comentarios en su página "debido a la inusual situación que se ha producido recientemente."
Su administrador, que se define a sí mismo como un consultor de Virginia y usa el seudónimo de ‘Baron Bodissey’, escribió en el sitio el domingo que "en ningún momento hemos predicado la violencia."
El nombre de esa página web -una referencia al sitio de Viena por combatientes musulmanes en 1683 que, dice el blog, "parecían preparados para invadir la Europa cristiana"- se replica en el título que escogió Breivik para su manifiesto: "2083: Una Declaración Europea de Independencia." Eligió ese año, el aniversario número 400 del sitio, como la fecha deseable para el triunfo de las fuerzas cristianas en la guerra civil europea que llamó a emprender para terminar con la influencia islámica.
Marc Sageman, ex agente de la CIA y consultor sobre terrorismo, dijo que sería injusto atribuir la violencia de Breivik a los escritores que han contribuido a dar forma a su visión del mundo. Pero, al mismo tiempo, dijo que los escritores antimusulmanes sí argumentan que la rama fundamentalista salafi del islam "es la infraestructura de la que emergió al Qaeda. Bueno, ellos y sus escritos son la infraestructura de la que surgió Breivik."
"Esa retórica", agregó, "acarrea sus consecuencias."
El dr. Sageman, que es también psiquiatra forense, dijo que no veía indicios claros de enfermedad mental en los escritos de Breivik. Dijo que Breivik se parece en algo a Ted Kaczynski, el Unabomber, que también pasó años escribiendo un manifiesto y realizó sus atentados por correo en parte para llamar la atención sobre sus teorías. Una obvia diferencia, dijo Sageman, es que Kaczynski era un hombre solitario que vivió durante años en una rústica cabaña en Montana, mientras que Breivik parece haber sido bastante social.
La declaración de Breivik no menciona a Kaczynski ni reconoce los numerosos pasajes copiados del manifiesto del Unabomber de 1995, en los que el noruego substituyó la palabra "izquierdistas" de Kaczynski por "multiculturalistas" y "marxistas culturales", e introdujo otras pequeñas variaciones lingüísticas.
En contraste, cita por su nombre a escritores antimusulmanes estadounidenses y europeos, especialmente a Spencer, autor de diez libros, incluyendo ‘Islam Unveiled’ y ‘The Truth About Muhammad.’
Breivik cita frecuentemente otro blog, Atlas Shrugs, y recomienda las Gates of Vienna entre otras páginas. Pamela Geller, declarada crítica del islam que administra Atlas Shrugs, escribió el domingo en su blog que la acusación de que ella y otros escritores antimusulmanes eran responsables de las acciones de Breivik era "ridícula."
"Si alguien lo incitó a la violencia, fueron los supremacistas islámicos", escribió.
Breivik también cita blogs y escritores europeos con temas similares, especialmente un bloguero noruego que escribe bajo el nombre de "Fjordman." La inmigración desde países musulmanes a Escandinavia y el resto de Europa a desencadenado un intenso debate político en todo el continente y fortalecido a varios partidos de extrema derecha que rechazan la inmigración.
En Estados Unidos los asesinatos resonaron con años de debates en casa sobre el objetivo propio del esfuerzo antiterrorista.
Pese a los asesinatos en Noruega, el representante Peter T. King, un republicano de Nueva York que preside la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara, dijo que no tenía planes de ampliar las contenciosas audiencias sobre la radicalización de los estadounidenses musulmanes y realizará la tercera el miércoles tal como estaba anunciado. Declaró que su comisión se concentraba en amenazas terroristas con vínculos extranjeros y sugirió que la Comisión Judicial podría ser la más apropiada para examinar las amenazas no-musulmanas.
En 2009, cuando el Departamento de Seguridad Interior publicó el informe ‘Rightwing Extremism’ sugiriendo que la recesión y la elección de un presidente afroamericano podría agravar la amenaza que representan los supremacistas blancos, los conservadores en el Congreso lo objetaron vehementemente. Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior, retiró rápidamente el informe y ofreció sus excusas por lo que dijo que eran defectos.
Daryl Johnson, el analista del Departamento de Seguridad Interior que fue el principal autor del informe, dijo en una entrevista que después de que él se marchara del ministerio en 2010, el número de analistas asignados al fanatismo no-islámico de todo tipo fue reducido de seis a dos. Johnson, que ahora dirige una firma de investigaciones privada sobre la amenaza terrorista en el país, DTAnalytics, dijo que cuando él trabajaba en el departamento había cerca de treinta analistas trabajando sobre el radicalismo islámico.
Los asesinatos en Noruega "podrían ocurrir aquí fácilmente", dijo. La Hutaree, una milicia cristiana de extrema derecha en Michigan acusada el año pasado de conspirar para asesinar a agentes de policía y hacer estallar bombas en sus funerales, tenía un arsenal de armas más grande que todos los conspiradores musulmanes juntos acusados en Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, dijo.
Funcionarios de Seguridad Interior rechazaron el análisis de Johnson sobre la reducción de personal diciendo que ellos analizan cuidadosamente todas las amenazas, independientemente de su ideología. Y el FBI infiltró a los Hutaree, efectuando detenciones antes de que pudieran montar algún atentado.
John D. Cohen, director adjunto de la coordinación antiterrorista del Departamento de Seguridad Interior, dijo que Napolitano, que visitó la ciudad de Oklahoma el año pasado con ocasión del 15 aniversario del atentado en esa ciudad, ha hablado a menudo sobre la necesidad de evaluar el riesgo de violencia sin considerar ni las orientaciones políticas ni las religiosas.
"Lo que pasó en Noruega", dijo Cohen, "es un dramático recordatorio de que al tratar de prevenir los atentados, no debemos concentrarnos en una sola ideología."
26 de julio de 2011
25 de julio de 2011
©new york times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres