Blogia
mQh

binominal distorsiona voluntad ciudadana


columna de lísperguer
Políticos proponen reformas para permitir nombramiento de senadores designados.

En Chile ningún parlamentario es realmente elegido, como en las democracias representativas, que no somos. Cuando los ciudadanos deben optar por ley entre dos opciones, no se puede hablar de elección. Por la misma razón es ilusorio creer que en este sistema hay partidos con más votación que otros. Eso es un espejismo que crea el propio sistema binominal. (Esto quiere decir, por ejemplo, que en una democracia tradicional, no secuestrada, la UDI no superaría el 12% de los votos y ciertamente no sería un gran partido. Normalmente hablando, los partidos extremistas, tanto de derecha como de izquierda, superan rara vez el 12% de los votos.) La burla de la ciudadanía se viene prolongando desde 1973.
¿Repasemos el binominal? De los 38 senadores que deben ser elegidos, en cada circunscripción (19) cada bloque (Concertación y Alianza) presenta 2 candidatos (o sea 4, y hay que elegir a 2). El que saca la mayor votación es elegido 1er senador. Pero el 2o senador no es el que tenga la mayoría de votos, sino la 1ra mayoría de la otra lista, aunque tenga menos votos que el 2o candidato de la lista rival. Por eso hay siempre el mismo número de senadores aliancistas que senadores concertacionistas, en un empate eterno que impide gobernar y distorsiona gravemente la voluntad ciudadana. Nuestro sistema electoral es una farsa estúpida y, junto con la aberrante Constitución del dúo de sátrapas Pinochet-Lagos, un obstáculo para recuperar la democracia.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres