Blogia
mQh

murió gilbert magú luján


Influyente artista mexicano-estadounidense.
[Reed Johnson] Murió el domingo, de acuerdo a una actualización en Facebook hecha por su familia, el artista Gilbert ‘Magú’ Luján, pintor, muralista y escultor cuyas obras de arte, caprichosas y solapadamente humorísticas, que evocan frecuentemente una visión traviesa y mítica de la vida mexicano-estadounidense, adornan las paredes de museos, la estación de metro Hollywood y Vine y otros espacios públicos. Tenía 70 años.
Según varios amigos y colegas que confirmaron la veracidad de la noticia de su muerte, el residente de Pomona había estado luchando contra el cáncer en los últimos años.

Pionero del movimiento artístico chicano que echó raíces en los trastornos sociales y culturales de los años sesenta y setenta, Magú, como era conocido en todo el mundo, fue uno de los primeros artistas estadounidenses de origen mexicano en lograr fama mundial.
También fue un entusiasta patrocinador de reuniones y exposiciones de artistas chicanos y colectivos artísticos, muy prominentemente el colectivo chicano conocido como Los Four, y una figura catalizadora que llevó su obra a un público más amplio, así como a académicos del arte y críticos.
"Uno solo tiene que mirar el barrio para ver que los elementos que se pueden escoger aquí son tan infinitos como la cultura", observó Magú una vez.

En una entrevista publicada el lunes, Chon Noriega, director del Centro de Investigación de Estudios Chicanos de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), describió a Magú como un "agente de cambio" que se inspiraba no solamente en su profundo conocimiento de la historia del arte, sino también en las varias comunidades de las que era miembro en Los Angeles y el área de Fresno.
Magú fue importante, dijo Noriega, en la expansión del arte chicano en la escena estética, más allá de preocupaciones principalmente políticas.
"Realmente tenía una posición única", dijo Noriega. "Antes que ver el arte meramente como una suerte de instrumento para el cambio social", Magú insistía en que el arte "tenía que poseer integridad para causar algún impacto."

Basándose en el arte e iconografía indígenas mesoamericanas, así como en la cultura popular chicana en la que vivió desde su juventud en Los Angeles Este, Magú pobló sus telas y murales con coches enchulados con motivos aztecas, dioses emplumados pasando en patines veloces como un rayo, pirámides precolombinas a rayas multicolores, animales con rasgos humanos y otras criaturas antropomorfas de colores exuberantes.

Como uno de los miembros fundadores de Los Four, que también incluía a los artistas Carlos Almaraz, Beto de la Rocha y Frank Romero, Magú participó en una fundamental exposición a cuatro manos en la Universidad de California en Irvine y luego en una versión ampliada en el Museo del Condado de Los Angeles a principio de los años setenta. Finalmente, otros artistas, notablemente Judithe Hernández, se unieron al grupo y expusieron sus trabajos bajo el paraguas de Los Four.

Nacido el 16 de octubre de 1940 en French Camp, California, cerca de Stockton, Magú se mudó de niño, con su familia, a Los Angeles Este. Recibió su apodo, contaría más tarde a entrevistadores, cuando sus amigos lo vieron entrecerrando los ojos para mirar unas telas, como Mr. Magoo, el miope personaje de historietas.
Después de su servicio militar, estudió en la Cal State Long Beach y terminó de estudiar escultura en cerámica en 1969.

Como estudiante, Magú empezó a organizar reuniones de artistas y otros activistas sociales y culturales que finalmente se convirtieron en reuniones periódicas que bautizó como Mental Menudos.
"Organizaba reuniones para hablar sobre temas sociales, pero también para mantener motivada a la gente e imbuirlas de entusiasmo para que siguieran trabajando, pese a la falta de apoyo", recordó el artista visual y performer Harry Gamboa Jr., de Los Angeles, miembro de otro importante colectivo chicano, ASCO.
Entre 1976 y 1980, Magú enseñó en el La Raza Studies Department en el Fresno City College, donde también fue presidente del departamento. Más tarde enseñó arte en la Cal Poly Pomona, mientras mantenía su taller personal, Magulandia, en el centro de Pomona.
Además de LACMA, la obra del artista se ha exhibido en la Galería Corcoran, en Washington, D.C., en el Museo Brooklyn y en el Museo Houston de Bellas Artes.
En 1990 Magú fue encargado de diseñar una serie de azulejos con motivos cinematográficos y bancas en forma de coches enchulados para la nueva estación del metro Hollywood y Vine. De acuerdo a un reportaje en Los Angeles Times en 1999, Magú aceptó el encargo con su habitual energía y ecuanimidad.
"Fui budista zen durante muchos años", contó entonces, "y eso te enseña a respirar hondo mientras todo resulta como debe ser."
28 de julio de 2011
26 de julio de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres