Blogia
mQh

terrorismo de derechas


Los atentados en Noruega ofrecen una oportunidad para meditar a aquellos que atacan a los musulmanes. Editorial de Los Angeles Times.
Con la noticia de que el hombre acusado de masacrar a 76 personas el viernes en Noruega era un extremista de derechas cuyo manifiesto está lleno de citas de blogueros anti-musulmanes estadounidenses, ideólogos conservadores se volvieron a poner a la defensiva. Decimos "se volvieron a poner" porque es una situación que ya vivimos hace seis meses cuando los conservadores del ‘tea party’ fueron acusados de inspirar el intento de asesinato de la representante demócrata Gabrielle Giffords en Tucson, por popularizar opiniones contra el gobierno.
Era erróneo entonces, y lo sigue siendo ahora, atacar a los defensores de opiniones políticas legítimas, aunque extremistas, por los actos violentos de individuos trastornados. Sin embargo, aunque defendemos enérgicamente el derecho a expresarse a sí mismos, incluso de los intolerantes, creemos que los horrendos actos de terrorismo cometidos por Anders Behring Breivik en Noruega el lunes proporcionan una buena oportunidad de introspección para los que denigran a los musulmanes.
Bajo el fuego particularmente violento de los críticos se encuentra Robert Spencer, administrador del sitio web anti-musulmán Jihad Watch, que fue citado 64 veces en el mamotreto de Breivik. Después de recibir llamadas de periodistas, Spencer se quejó en su blog de que sentía como se deben haber sentido los Beatles cuando Charles Manson dijo que se había inspirado en la canción ‘Helter Skelter’ para cometer asesinatos. He aquí como distingue Spencer sus escritos de los de musulmanes: "Los textos y enseñanzas islámicas, y con frecuencia los propios imanes exhortan a sus seguidores a cometer actos de violencia directamente. Yo no hago eso."
Lo que Spencer no tocó es el hecho de que su sitio, y otros citados por Breivik, tales como The Gates of Vienna, tienen el hábito de responsabilizar a todos los musulmanes por los actos de una minoría de violentos yihadistas. Como ejemplo del pensamiento de Spencer está que en noviembre escribió que la Administración de Seguridad en el Transporte debería describir y dar mayor atención a la vigilancia de hombres musulmanes en los aeropuertos, debido a que este es el grupo que es más probable que cometa actos de terrorismo. Uno podría argumentar fácilmente que se debería prestar especial atención a los hombres blancos. Tras el atentado en Oklahoma City, el reinado del terror del Unabomber, el atentado en Tucson y ahora las masacres en Noruega, este grupo de la población también parece inclinado a la violencia terrorista.
Ideólogos conservadores están recibiendo parte su propia medicina y se encuentran ahora siendo injustamente acusados de ser responsables de los actos de aquellos que comparten su ideología, pero la llevan a extremos violentos. ¿Les inspirará esto a tratar a los musulmanes con más justicia? Un defensivo comentario de Pamela Geller, que lleva el blog anti-musulmán Atlas Shrugs (también citado por Breivik), ofrece una respuesta. Incapaz de reconocer ni un ápice de responsabilidad por difundir desconfianza hacia los musulmanes, incluyendo a los moderados, responsabiliza a "la prensa que se inclina ante la sharia" por los ataques contra ella y su sitio. Una oportunidad perdida.
8 de agosto de 2011
26 de julio de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres