Blogia
mQh

nieta recuperada número 105


Abuelas anunció una nueva restitución. Carlotto: "El 105 es un número que nos da la dimensión de los logros".
Argentina. Las Abuelas de Plaza de Mayo brindaron detalles sobre la restitución de la identidad de la nieta número 105, que ya había sido anunciada el viernes. Se trata de Laura Reinhold Siver, hija de un matrimonio secuestrado en agosto de 1977 en el oeste bonaerense y llevado a la ESMA. Estela de Carlotto resaltó que fue Laura la que voluntariamente se realizó el análisis de ADN tras las dudas que le surgieron sobre su origen. "Ojalá sirva para conmover a aquellos que todavía dicen ’no sé qué hacer’", remarcó.

"El 105 es un número que nos da la dimensión de los logros" destacó Carlotto en declaraciones a la TV Pública. Antes en la conferencia de prensa había destacado "la cooperación entre nuestra organización, los sobrevivientes de los centros clandestinos y el Estado".
"Felizmente Laura, que siempre tuvo dudas sobre su identidad, accedió a realizarse voluntariamente los análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) en junio de este año, a través de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI)", relató la titular de Madres. El martes último, "el BNDG informó a la CONADI que la joven incluye en un 99 por ciento en la familia Reinhold-Silver", añadió en la rueda de prensa que ofreció junto a familiares de Laura, sobrevivientes, miembros de organismos de derechos y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde.
Los padres de Laura, Susana Siver y Marcelo Reinhold, fueron secuestrados el 14 de agosto de 1977 en Haedo, oeste del Gran Buenos Aires, y llevados a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Según testimonios, Susana, que en el momento del secuestro llevaba unos cuatro meses de embarazo, dio a luz en cautiverio en febrero de 1978 en el Hospital Naval, donde le practicaron una cesárea. La hija de Marcelo y Susana fue inscripta después como propia por un matrimonio de civiles que la crió.
Los últimos dos casos resueltos por las Abuelas se habían conocido en abril. El 104 no se trató de un nieto recuperado, sino que se supo que la desaparecida Liliana Irma Ross había sido asesinada durante el terrorismo de Estado cuando estaba embarazada de cinco meses y medio. En el marco de la Iniciativa Latinoamericana por la Identificación de Personas Desaparecidas, que lleva adelante el Equipo Argentino de Antropología Forense, se determinó que Ross había sido enterrada como NN en el cementerio de San Martín y que su embarazo no llegó a término.
El caso anterior, en cambio, fue la identificación de la hija de Cecilia Beatriz Barral, secuestrada en agosto de 1976 cuando cursaba su embarazo a término. María estaba en la panza de su mamá cuando ella fue secuestrada en Rosario el 2 de agosto de 1976, en un operativo llevado adelante por el Destacamento de Inteligencia 121, en el que otras dos personas también fueron detenidas ilegalmente y otra fue asesinada.
8 de agosto de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres