Blogia
mQh

murió nancy wake


Trabajó como espía para Australia durante la ocupación nazi de Francia.
Murió en Londres la australiana Nancy Wake, la que, como espía, se convirtió en una de las mujeres militares más condecoradas de los Aliados por su papel en la Resistencia Francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Tenía 98 años.
Llamada en clave ‘El ratón blanco’ por la Gestapo durante la guerra, Wake falleció el domingo en un hogar de ancianos en Londres, informó la primer ministro australiana Julia Gillard.
"Nancy Wake fue una mujer de excepcional coraje y destreza, cuyas osadas hazañas salvaron la vida de cientos de militares aliados y ayudó a poner fin a la ocupación nazi de Francia", dijo Gillard en una declaración.
Instruida en técnicas de espionaje y sabotaje por la inteligencia británica, Wake ayudó a armar y dirigir a siete mil combatientes de la Resistencia para debilitar las defensas alemanas antes de la invasión del Día D en los últimos meses de la guerra.
De acuerdo a su biógrafo, Peter FitzSimons, mientras distribuía armas, dinero y libros en código en Francia durante la ocupación nazi, eludió ser capturada innumerables veces y llegó a estar en la lista de los más buscados de la Gestapo,
"La llamaban ‘El ratón blanco’ porque cada vez que la tenían acorralada, lograba escapar", contó FitzSimons el lunes a la radio de la Australian Broadcast Corp.
"En parte se debe a que era mujer muy bella", dijo. "Los alemanes buscaban personas que se parecieran a ellos: agresivos, armados, y ella no se parecía a ellos en absoluto."
Francia la condecoró con la distinción militar más alta del país: la Legión de Honor, así como la Cruz de Guerra (tres veces) y la Medalla de la Resistencia.
El ministro francés para combatientes veteranos, Marc Laffineur, recordó a Wake el lunes como "una mujer excepcional cuyo compromiso con la libertad sólo competía con su coraje y tenacidad contra la ocupación nazi. Nancy Wake fue una intrépida combatiente de la Resistencia, una excelente saboteadora y espía, que dio todo en la lucha por rescatar a Francia."
Estados Unidos la distinguió con su Medalla de la Libertad, y Gran Bretaña le otorgó la Medalla Jorge. El único reconocimiento australiano ocurrió en 2004, cuando fue nombrada en la Orden de Australia.

Nacida el 30 de agosto de 1912 en la capital de Nueva Zelanda, Wellington, Nancy Grace Augusta Wake fue la menor de seis hermanos. Cuando tenía dos la familia se mudó a Sydney, Australia, pero su padre abandonó a la familia poco después y volvió a Nueva Zelanda.
Wake se ganaba la vida como enfermera antes de que una herencia de una tía en Nueva Zelanda le permitiera escapar de casa en 1931 y realizar su sueño de toda la vida de viajar a Nueva York, Londres y París, contó en una entrevista con la Australian Broadcasting Corp. en 1985.
Después de estudiar periodismo en Londres, trabajó como corresponsal del Chicago Tribune en París e informó sobre el surgimiento de Adolfo Hitler en Alemania. Un viaje para entrevistar a Hitler en Viena en 1933 la decidió a luchar hasta lograr la derrota de los nazis.
"Vio las cosas desagradables que estaba haciendo contra la gente, primero que todo contra los judíos", contó a la radio de la Australian Broadcasting Corp. en 1985. "Era horrible."
Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, estaba viviendo en la ciudad francesa de Marsella con su primer marido, el industrial francés Henri Fiocca. Ayudó a militares británicos y a judíos a escapar de las fuerzas de ocupación alemanas.
Su marido fue finalmente capturado, torturado y asesinado por la Gestapo. Pero Wake logró escapar a Londres en 1943, pasando por España, donde recibió instrucción en espionaje antes de ayudar a dirigir la Resistencia Francesa en sus últimos días.
Wake siguió trabajando para la inteligencia británica en Europa después de la guerra, hasta 1957, cuando retornó a Australia y se casó con el piloto británico John Forward. Volvió a Inglaterra en 2001, cuatro años después de la muerte de su marido. No tuvo hijos.
De acuerdo a sus deseos, el cuerpo de Wake será incinerado y sus cenizas esparcidas esta primavera en Montlucon, en el centro de Francia, donde participó en un heroico ataque contra el cuartel local de la Gestapo.
18 de agosto de 2011
10 de agosto de 2011
©los angeles times
cc traducción c lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres