Blogia
mQh

murió gualtiero jacopetti


Hizo ‘Perro mundo’. Inventor del ’anti-documental.’ Tambi'en hizo 'Adiós África', 'Adiós, tío Tom' y 'Mujeres del mundo.'
[Douglas Martin] Murió el miércoles en su casa en Roma el cineasta Gualtiero Jacopetti, que excitaba y disgustaba a cinéfilos recorriendo el planeta para documentar los fenómenos bizarros, para no decir espeluznantes -por ejemplo, un pollo que fuma cigarrillos-la película ‘Perro mundo’ [Mondo cane] y sus secuelas. Tenía 91 años.
Su muerte fue ampliamente comentada en la prensa italiana.
A Jacopetti le gustaba decir que había inventado el ‘antidocumental’ o el ‘documental de shock’ con ‘Perro mundo’, que fue estrenado y bien recibido en el Festival de Cine de Canes de 1962. Mostraba a campesinos italianos cortándose a sí mismos con cristales en observancia del Viernes Santo; el pintor francés Yves Klein usando mujeres desnudas como pinceles; y neoyorquinos que comían insectos en un restaurante elegante.
La narración era graciosa, y las imágenes, irónicas. Una desconsolada madre en Nueva Guinea amamanta a un cochinillo, seguida inmediatamente por una impresionante matanza de cerdos para una orgía de festines en la misma región. Otra escena muestra a gente llorando en un cementerio de mascotas en Pasadena, California. Muestran inmediatamente después a unos clientes saboreando un perro asado en un restaurante taiwanés.
Jacopetti hizo ‘Perro mundo’ con Franco Prosperi y Paolo Cavara, los que también colaboraron con él en otras películas. Fue distinguido por una partitura jazzística de Nino Oliviero y Riz Ortolani, cuyo tema ‘More’ fue nominado a un Oscar y cantado por Frank Sinatra, Nat King Cole, Judy Garland y muchos otros.
Bosley Crowther, del New York Times, la definió como una película "extraordinariamente franca". Judith Crist, del New York Herald Tribune dijo casi lo mismo: "bizarra y bárbara, macabra y horripilante, irónica, divertidísima, sangrienta, poco convencional, provocadora y polémica."
Pauline Kael, del New Yorker, fue displicente. Cualquiera que dijera lo contrario sobre ‘Perro mundo’, escribió, sería "demasiado inquieto y apático como para prestar atención a motivos y complicaciones, causa y efecto."
No obstante, ‘Perro mundo’ fue nombrada la mejor producción por la Academia del Cine Italiano, y fue un enorme acierto financiero en todo el mundo. Japocetti hizo una secuela, ‘Perro mundo 2’ (1963), y, entre ambas, ‘Mujeres del mundo’ [Women of the World] (1963), que miraba a las mujeres con la misma morbosa atención de las películas de ‘Mondo.’
Un anuncio en un diario aseguraba a los lectores que no habían visto nunca nada parecido a ‘Mujeres del mundo’, y luego describía a la película: "Mujeres de amor ciego y odio devastador, mujeres carnales y caprichosas, mujeres en sus momentos más primitivos y más sofisticados, mujeres como son en todas partes del mundo."
Algunos críticos sugirieron que los directores visitaron 39 países en cinco continentes principalmente para fotografiar mujeres desnudas o apenas cubiertas. Pero también mostraban a mujeres beduinas desafiando los tiroteos en Argelia para recoger algunos casquillos para venderlos; un avejentado escocés que tiene 84 esposas en la diminuta isla de Iwa; y Elizabeth Rudel Smith, ex tesorera de Estados Unidos, todos con ropa.
En lo fundamental, Jacopetti se consideraba a sí mismo periodista, que lo había sido. Dijo que su objetivo era hacer "una película que llegara a la gran pantalla con el tema era la realidad." Pero el público quería ser informado tanto como entretenido, y pronto surgió una enorme avalancha de imitadores de las películas ‘Mondo’ para satisfacerlos.
Russ Meyer, un director conocido por sus películas sobre mujeres de senos grandes, hizo ‘Mondo Topless’ en 1966. Tres años después el idiosincrásico director John Waters hizo la película de culto, ‘Mondo Trasho.’
Los estadounidenses tomaron la palabra italiana para mundo y la convirtieron en un adjetivo para todo propósito. Tony Thorne, en su ‘Bloomsbury Dictionary of Modern Slang’, dijo que esto se hacía normalmente agregando una "falsa o latina" -como en ‘mondo-sleazo’ o ‘mondo-cheapo.’" Un libro de ensayos sobre cultura pop fue publicado en 1996 en Canadá bajo el título de ‘Mondo-Canuck.’

Gualtiero Jacopetti nació en Barga, Italia, el 4 de septiembre de 1919. De acuerdo a los obituarios publicados en Italia, ayudó a las tropas aliadas cuando invadieron el país durante la Segunda Guerra Mundial. Era director de una revista y ayudó a empezar a la revista italiana L’Espresso, e hizo noticiarios antes de dedicarse al largometraje.
Jacopetti fue acusado a veces de montar él mismo algunas de las extrañas cosas que filmaba. Sólo admitió una dramatización: una escena en ‘Perro mundo 2’, basada en la auto-inmolación de un monje vietnamita, visto en todas partes en una foto de la Associated Press.
Entre las escenas memorables de ‘Perro mundo 2’ se encuentra la de un grupo de campesinos italianos rompiendo una puerta de garaje con sus cabezas en un rito anual. Algunos sangran de sus oídos y bocas, sufren convulsiones y tienen que ser retirados. Una vez dentro, los hombres y el resto de los aldeanos comen hasta que enferman.
En 1966 Jacopetti hizo ‘Adiós África’ [Africa Addio; Goodbye, Africa], que mostraba las violentas convulsiones del África post-colonial. Acusado de coludirse con mercenarios para montar ejecuciones a beneficio de sus cámaras, volvió a África a recoger testimonios y limpiar su reputación.
En 1971, con Prosperi, dijo ‘Adiós tío Tom’ [Goodbye, Uncle Tom], en la que dos cineastas retratados viajan en el tiempo para hacer la crónica de la esclavitud en Estados Unidos antes de la Guerra Civil.
Un objetivo del enfoque cuasi-documental de las películas ‘Mondo’ y sus imitadores era evadir a la censura. A medida que dejaba de ser necesario, el género cayó en desgracia, junto con las películas de fiestas en la playa y las películas con insectos gigantes. Hoy, la televisión por cable e internet ofrecen una ilimitada oferta de fenómenos extraordinarios y divertidos.
Artículos en la prensa italiana informan que quería ser enterrado junto la actriz inglesa Belinda Lee, una antigua novia que murió en un accidente en la carretera en 19561 cuando viajaban juntos de Las Vegas a Los Angeles. Jacopetti sólo sufrió heridas en el accidente.
21 de agosto de 2011
19 de agosto de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres