Blogia
mQh

sabe quiénes mataron a su hermano


Hermano de menor muerto en Macul: "Yo vi disparar a Carabineros". Testimonio de hermano y vecinos desmiente rotunadamente versión de Carabineros.
[Claudio Leiva Cortés] Santiago, Chile. Manuel Eliseo Gutiérrez Reinoso (16) cursaba tercero medio, asistía a la Iglesia Metodista Pentecostal y no se metía en las protestas, dice su familia. Pero su curiosidad le costó la vida. La bala que le dio la muerte será analizada por peritos de la PDI y resulta clave para determinar eventuales responsables.
"Yo vi disparar a los carabineros y no soy el único testigo", reiteró esta mañana el joven minusválido Gerson Gutiérrez Reinoso (23), hermano del adolescente que falleció de un balazo en la comuna de Macul, este viernes en la madrugada, al término del paro de la CUT.
Manuel Eliseo Gutiérrez Reinoso (16) cayó herido poco después de la medianoche, cuando llevaba a su hermano en silla de ruedas a ver las manifestaciones que se desarrollaban en Américo Vespucio a varias cuadras de su domicilio, ubicado en calle Olga Poblete con Ramón Cruz.
Los 2 hermanos se dirigían por el pasaje Amanda Labarca en dirección a la autopista, en compañía de su amigo Giusepe Ramírez (19), cuando sintieron tres balazos. Uno de los proyectiles impactó en el tórax al "Manolito", como le decían a la víctima en la villa Jaime Eyzaguirre.
Gerson Gutiérrez recordó que "íbamos caminando hacia la pasarela que está al final del pasaje cuando apareció un radiopatrullas de Carabineros y comenzaron a disparar. Estoy seguro de que fueron ellos. Uno de los balazos le llegó a mi hermano en el pecho y cayó al suelo".

"Hermano, Me Dieron"
"Él se sacó la mano del pecho y me dijo ‘me dieron’. La tenía con sangre y traté de animarlo, de despertarlo, para que no se quedara dormido, y él me decía ‘estoy bien, hermano, tranquilo, voy a salir de esta’. La Defensa Civil me ayudó a llevarlo a la posta", añadió Gerson Gutiérrez.
En tanto, Jacqueline Gutiérrez, hermana de la víctima, contó que en un principio creyeron que el joven había sido herido por un perdigón o por un balín, "pero después los médicos de la posta nos dijeron que no habían podido salvarle la vida, porque era una bala de grueso calibre".
Precisamente, la naturaleza del proyectil es clave para determinar su origen y los eventuales responsables.
La bala fue extraída del cuerpo de Manuel Gutiérrez durante la autopsia que se desarrolló este viernes en el Servicio Médico Legal (SML) y luego fue entregada a los peritos de la PDI para su análisis.
La investigación del caso quedó en manos de la Fiscalía Oriente, bajo el rótulo de homicidio. Las primeras indagatorias fueron encargadas al Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la PDI y a la Brigada de Homicidios Metropolitana.

Evangélico y Estudiante
Manuel Eliseo Gutiérrez Reinoso era el menor de 4 hermanos (Isaac, Jacqueline, Gerson y la víctima) y vivía junto a su familia en calle Olga Poblete 4668. Estudiaba tercero medio y asistía a la Iglesia Metodista Pentecostal de la comuna de Macul.
Los vecinos lo recordaron como "un joven muy respetuoso, tranquilo y querido por todos. Se crió en la iglesia evangélica para acompañar a su abuelita. No se metía en las protestas ni en política y le gustaba jugar a la pelota".
De hecho, el jueves en la tarde, antes de la tragedia, "Manolito" había estado jugando a la pelota con su amigo Giusepe Ramírez, sin imaginar que pocas horas después su curiosidad le costaría la vida.
27 de agosto de 2011
26 de agosto de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres