Blogia
mQh

lo mató después de reducirlo


Un metropolitano mató, según testigos despuús de reducirlo, a un joven asaltante y los amigos apedrearon la seccional. Otro episodio de la policía que mete bala.
[Emilio Ruchansky] Argentina. En menos de un mes, la Metropolitana protagonizó otro caso de gatillo fácil. Un joven alcoholizado intentó asaltar a un agente que iba de civil en Chacarita. Los testigos aseguran que le disparó cuando el muchacho ya estaba en el piso.
Por segunda vez en menos de un mes, un oficial de la Policía Metropolitana protagonizó un caso de gatillo fácil estando fuera de servicio. Enzo Fabián Alvarez, de 25 años, le disparó a corta distancia y en la cara a Bruno Germán Pappa, de su misma edad. Según informaron ayer fuentes de la investigación, dos testigos directos aseguraron que antes de oír la detonación fatal "sólo había una persona en pie", es decir, que Pappa habría sido reducido previamente por el oficial. El hecho ocurrió el jueves pasado, cuando dos jóvenes con una réplica de plástico de una pistola asaltaron a Alvarez en el barrio de Chacarita. Por la noche, sus vecinos de la villa Fraga, ubicada en el mismo barrio, apedrearon una sede de la Metropolitana en Guzmán y Jorge Newbery, y fueron repelidos por los efectivos con balas de goma, en una batalla que duró hasta la madrugada de ayer.
Pappa asaltó primero la tienda de ropa Narciso, en la avenida Corrientes 6411. Cuando el vendedor le explicó que no había plata en la caja, el joven respondió: "Es una jodita para Tinelli". Estaba borracho. Eran las 12 y se llevó remeras, camperas y calzoncillos. Luego escapó en su bicicleta; a tres cuadras, en Lemos al 200, él y otro joven, que al parecer lo venía acompañando, intentaron asaltar a Alvarez, que iba de civil. Hubo una discusión, un primer disparo de advertencia salido de la Beretta 9 milímetros reglamentaria del agente de la Metropolitana que, según pudo saber este diario, ahuyentó al acompañante de Pappa.
El siguiente disparo mató al joven que vivía a cuadras, en la Villa Fraga, cerca del cruce de esa calle y Conesa, al costado de las vías del ferrocarril Urquiza. Un agente de la comisaría 29ª de la Policía Federal llegó en el momento de la segunda detonación, aunque vio todo de lejos. Alvarez fue detenido y alojado en esa comisaría hasta que se lo trasladó a la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal. Dos testigos directos dieron a entender que Pappa no representaba peligro alguno para Alvarez, quien habría estado en el piso en el momento de recibir el disparo.
Por la noche, varios vecinos se acercaron a protestar a la sede barrial de la Metropolitana. Quemaron gomas y cuando llegaron las cámaras de tevé atacaron a pedradas la seccional. Desde adentro les dispararon balas de goma y luego gas pimienta. Hubo tres efectivos heridos de la Metropolitana y dos manifestantes. Y uno más: un policía federal de calle, que se acercó para calmar los ánimos y terminó con un balazo de goma en el tobillo. La furia duró casi hasta las dos de la madrugada de ayer. Según los voceros del gobierno porteño, fueron destruidas varias computadoras y una moto.
Ayer, el superintendente de Seguridad Comunitaria de la Metropolitana, Ricardo Pedace, trató de justificar a Alvarez. Dijo que el oficial "se defendió", aunque después aclaró que eso debe determinarlo la Justicia. Confirmó que Pappa tenía una réplica, plateada, que él mismo vio y arguyó: "Para saberlo había que tener un conocimiento muy acabado de la parte balística y de armamentismo. No sólo el personal policial presente sino también los testigos quedaron sorprendidos cuando tomaron conocimiento de que no se trataba de un arma real sino de una réplica muy importante".
El caso fue calificado como "homicidio" por la jueza Alicia Iermini y tiene un antecedente inmediato, ocurrido el 15 de agosto pasado cuando otro agente, también de civil, mató en un colectivo a dos presuntos asaltantes que iban sin armas. Antes, otro oficial de la misma fuerza, y también con su arma reglamentaria, mató a su vecino en la zona sur del Gran Buenos Aires, en medio de una pelea. "Es indispensable que policías y fuerzas de seguridad federales, y también locales, sean formadas en el más estricto respeto de los derechos humanos", fue la reflexión que hizo ayer Nilda Garré, ministra de Seguridad nacional.
Dos legisladores porteños, el kirchnerista Francisco Nenna y Gonzalo Ruanova, de Nuevo Encuentro, retomaron una discusión planteada cuando se votó el estatuto de la Metropolitana, en 2008. "En ese momento, por ser una fuerza nueva, pedimos que no lleven el arma reglamentaria cuando están fuera de servicio porque, a veces, al verse obligados a actuar por el mismo estatuto, intervienen en condiciones desventajosas y ponen en peligro su vida y la de los demás. Pero el PRO se negó", señaló Ruanova. Ayer, Nenna y Ruanova presentaron un proyecto de ley para revertir la situación.
Además de los testimonios adversos a la situación procesal de Alvarez, faltan los resultados de los distintos peritajes. Los vecinos de Chacarita ya dieron su veredicto: "Estaba en el piso, ya lo había reducido", repetían.
10 de septiembre de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres