Blogia
mQh

nuevo espacio para la memoria


Scioli anunció que en el Pozo de Arana se hará un centro de concientización. En un homenaje a las Abuelas, el gobernador bonaerense informó que el destacamento policial de Arana, donde hubo un centro clandestino, que formaba parte del llamado Circuito Camps, será un espacio para la memoria y la preservación.
[Ailín Bullentini] Argentina. El destacamento policial de Arana, centro clandestino de detención platense durante la última dictadura, será un "espacio dedicado a la memoria". La definición fue revelada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en el marco del homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo que realizaron ayer el gobierno provincial y el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), y fue festejada por las decenas de personas que participaron del acto. La titular de Abuelas, Estela de Carlotto, agradeció el reconocimiento y resaltó que "vivir estos tiempos en que todas las puertas se abren, todo se comunica y socializa, es un milagro". De todos modos, Nilda Eloy, sobreviviente de ese centro clandestino e integrante de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), remarcó que el Pozo de Arana "no puede tocarse hasta que el proceso judicial en el que está involucrado termine": se refería al juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el llamado Circuito Camps.
"Hay muchas acciones que venimos haciendo en nuestra provincia, por la memoria, la verdad y la justicia, y de hecho ahora estamos por convertir al Pozo de Arana en un espacio de la memoria", anunció, escuetamente, el gobernador Scioli, tras entregar a Carlotto una placa conmemorativa: "Ellas han convertido el dolor en lucha, y lo que podemos hacer nosotros es acompañar, reconocer, motivar a este espíritu y este camino que hace 30 años parecía una utopía, pero hoy nuestro país es reconocido internacionalmente en estas políticas de derechos humanos", añadió.
"Estoy gratamente emocionada, por toda la gente que está acá con nosotros para compartir estos momentos inéditos que se dan en nuestra Argentina", mencionó, momentos antes de recibir la placa, la titular de Abuelas. Aprovechó para hacer un poco de memoria sobre la actividad militante del organismo que preside: "Vivir estos tiempos en que todas las puertas se abren, todo se comunica y socializa, es un milagro para noso-tros, porque el proyecto de vida que teníamos las Abuelas era distinto, nosotros nunca nos imaginamos que íbamos a tener que seguir por siempre con esta lucha".
El anuncio del nuevo destino para el ex centro clandestino de detención platense por el que, se estima, pasaron alrededor de tres mil personas –entre ellas el testigo desaparecido en democracia Jorge Julio López–, fue ampliado a este diario por la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense. La transformación del Pozo de Arana en "un espacio de preservación" consistirá en la construcción de una estructura de acrílico que encajonará el sitio del destacamento, donde fueron encontrados restos de una decena de personas a fines de 2008. "En lo inmediato, se trata de una obra que apunta a preservar pruebas judiciales, pero en el futuro se trabajará para que el lugar se convierta en un espacio de actividades de concientización para las próximas generaciones", explicó el subsecretario del área, Fernando Cano.
La novedad no fue bien recibida por la Asociación de Ex Detenidos, que nuclea a sobrevivientes de diferentes centros clandestinos que funcionaron en todo el país. "La Justicia es la única que puede intervenir en el lugar. Nadie más que los jueces (que intervienen en el proceso del Circuito Camps) pueden tocar nada del Pozo", avisó Nilda Eloy, sobreviviente del Pozo de Arana. "Hasta que no desalojen a la policía de allí, más que un espacio para la memoria, el Pozo será un museo interactivo de lo que fue la detención clandestina ahí", disparó. Según explicó Cano, la decisión de la secretaria de Derechos Humanos provincial, Sara Derotier de Cobacho, es "mantener el lugar siempre custodiado".
Al estar en una ubicación medianamente alejada de zonas residenciales, el Destacamento de Arana sirvió no sólo como un lugar de detención y tortura, sino también como escenario de parte de los fusilamientos cometidos por los represores que actuaron en el Circuito Camps.
28 de septiembre de 2011
27 de septiembre de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres