Blogia
mQh

conmoción por asesinato de gadafi


La ONU, Amnistía Internacional y el gobierno ruso exigen una investigación. La organización de DD.HH. dijo que el asesinato de Khadafi podría constituir un crimen de guerra. La ONU pidió que se determine si Khadafi fue muerto en combate o si fue ajusticiado. Rusia dice que se violó el tratado de Ginebra.
Mientras la muerte de Muammar Khadafi hizo las delicias de algunos líderes occidentales, otros se manifestaron contra lo que tildaron de una expresa violación a los derechos humanos. La voz cantante la llevaron Naciones Unidas, Amnesty International y Rusia. La organización pro derechos humanos dijo que el asesinato de Khadafi podría constituir un crimen de guerra. En ese sentido, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo ayer que la ejecución del fundador de la Jamahiriya (República de Masas) constituyó una violación al tratado de Ginebra. Por su parte, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU pidió ayer a través de su vocero que se determine si Khadafi fue muerto en combate o si fue ajusticiado.
"Nosotros creemos que hay necesidad de una investigación. Se necesitan más detalles para determinar si murió en alguna forma de enfrentamiento o si fue ejecutado tras su captura", dijo el vocero del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville. En ese mismo consejo se había conformado un panel independiente para investigar abusos en Libia durante la revuelta contra Khadafi, que incluye al presidente de la Corte Penal Internacional (CPI), Phillipe Kirsch. En las últimas horas un alto funcionario del Consejo Nacional de Transición (CNT) confirmó la llegada a Trípoli de una delegación de la CPI para investigar la muerte del coronel. Este organismo había pedido la detención del segundo hijo del coronel, Saif al Islam, por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la represión de las tempranas protestas. Cuando Trípoli cayó ante el asedio de los rebeldes, el vocero del régimen mandó al diablo a la CPI al ser consultado sobre su pedido de captura. En Ginebra, Colville no confirmó si el panel recomendará una investigación formal a nivel nacional o internacional.
El cadáver de Khadafi, exhibido en un frigorífico de Misrata como trofeo de guerra, aún no recibió sepultura. Los peritos quieren determinar qué ocurrió en el momento intermedio entre que las imágenes de su captura lo muestran vivo y luego muerto. "Los dos videos de teléfono celular que aparecieron, uno de él vivo y otro de él muerto, son, juntos, muy perturbadores", dijo Colville.
En los primeros videos caseros que registran el momento en que Khadafi está con vida, se ve a los rebeldes llevándolo a la rastra, golpeando e insultándolo. Un ensangrentado Khadafi forcejeaba con ellos, tropezando, gritando y resistiéndose, mientras los combatientes lo subían por la fuerza a la caja de una camioneta, con la aparente intención de pasearlo como trofeo tras su captura a las afueras de Sirte. El otro material del que se dispone es del coronel ya sin vida sobre el pavimento. El cadáver fue paseado sobre el capot de un auto por Misrata.
"Si el coronel Khadafi fue asesinado después de su captura, constituiría un crimen de guerra y sus responsables deberían ser juzgados por ello", dijo ayer Claudio Cordone, uno de los directores de AI. La organización advirtió al CNT que se necesita llevar a cabo una investigación transparente sobre la muerte de Khadafi, y respaldó a la ONU y la CPI. "Si las nuevas autoridades libias son incapaces de garantizar una investigación imparcial e independiente, ésta debería ser llevada a cabo por organismos internacionales como la CPI o la ONU", dijo AI en el comunicado. El primer ministro libio, Mahmud Jibril, había informado en un primer momento que Khadafi había sido herido gravemente en la cabeza durante un tiroteo, mientras que otras fuentes del CNT dijeron que se desangró camino al hospital o que fue asesinado por soldados después de su captura. A la luz de las desinformaciones, AI le pidió al CNT una investigación transparente. "La nueva Libia debe construirse sobre el respeto a los derechos humanos y la justicia, no en la venganza por los errores del pasado", aseveró Cordone.
Mientras tanto el canciller ruso también pidió una investigación exhaustiva. "Debemos apoyarnos en los hechos y los tratados internacionales", dijo Lavrov. "Aquéllos establecen que un actor capturado en un conflicto armado debería ser tratado de cierta manera. Sea como fuere, un prisionero de guerra no debería ser ultimado", aseguró el alto funcionario. Moscú ya venía anticipando su postura al vetar en el Consejo de Seguridad un paquete de sanciones contra Siria. En aquella oportunidad, el presidente Dimitri Medvedev aclaró que no quería en Damasco un escenario similar al de Libia, en donde las facultades de la OTAN para proteger vidas civiles se tornaron en una incursión bélica para derrocar al declarado enemigo de Occidente.
El interés de Rusia también es comercial. Una de las preocupaciones pasa por saber si las nuevas autoridades respetarán los acuerdos rubricados durante el período de Khadafi. Además del intercambio de armamento y petróleo, el Ferrocarril Ruso se había asegurado un contrato de 2000 millones de libras esterlinas para construir una ruta que conectara Sirte con Benghazi.
El otro Brics que vetó el paquete de sanciones contra el presidente sirio Bashir al Assad había adoptado con el caso libio una postura similar durante los meses que duró el conflicto. China rehusó apoyar a los rebeldes y fue muy crítico con la incursión bélica de la OTAN.
"Una nueva página se escribirá en Libia", arriesgó ayer la vocera del Ministerio de Exteriores, Jiang Yu. Una actitud más morigerada comenzó a hacerse ostensible hacia el final del conflicto, que se vio reflejada en los medios estatales, que al comienzo se referían a Khadafi como el hombre fuerte del mundo árabe y finalmente terminaron tildándolo de demente.
El mandatario de Venezuela siempre mantuvo su apoyo al régimen y no tardó en decir que a Khadafi se lo recordará como un mártir y recordó la amistad de larga data que los unía. El líder bolivariano dijo que mientras se encontraba en Cuba, Fidel Castro le había anticipado la suerte de Khadafi. Otro país latinoamericano en repudiar su muerte fue Ecuador. El vicecanciller, Kintto Lucas, dijo se trata de un caso de asesinato extrajudicial. "El gobierno de Ecuador repudia toda violación de los derechos humanos que se siga cometiendo por una parte o por la otra y a los bombardeos de la OTAN", aseveró.
22 de octubre de 2011
©página 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres