Blogia
mQh

las otras masacres de juancho prada


En Cesar y Norte de Santander, las Autodefensas del Sur del Cesar asesinaron a campesinos tildándolos de robar gasolina o colaborar con la guerrilla.
Colombia. Aguachica y Ocaña fueron los municipios donde los paramilitares instalaron sus bases para delinquir en Cesar y Norte de Santander. Desde su desmovilización en marzo de 2006, el ex jefe paramilitar Juan Francisco Prada Márquez alias ‘Juancho Prada’ y varios de sus cómplices han confesado su responsabilidad en ocho masacres en estos dos departamentos.
En versiones libres, reconocieron cómo asesinaron a 14 personas en dos incursiones y que se conocieron como las masacres de Puerto Patiño, ocurrida en enero de 1995 en este corregimiento del Cesar, y la de Guamalito, ocurrida en este corregimiento de Norte de Santander.
En la más reciente audiencia de imputación de cargos contra alias ‘Juancho Prada’, la Unidad de Justicia y Paz reconstruyó otras cuatro masacres a partir de las confesiones del ex jefe paramilitar así como de Wilson Salazar Carrascal alias ‘El Loro’, Nelson Alberto Gómez Silva alias ‘El Mico’, José Antonio Hernández Villamizar alias ‘Jhon’ y de Javier Antonio Quintero Coronel alias ‘Pica pica’.

La Masacre del Carrotanque
El 16 de abril de 1996 diez paramilitares llegaron hasta una finca en San Martín, Cesar, y allí asesinaron a cuatro hombres y dejaron a otro más herido acusándolos de robar gasolina del oleoducto que pasaba por allí.
En una versión libre, alias ‘Juancho Prada’ confesó ante la Fiscalía que le ordenó a Jhon Vega Alvernia alias ‘Norris’, ex jefe militar de las autodefensas en San Martín, que asesinara a quienes vieran en esa zona robando combustible.
"Le di la orden que patrullara desde San José de las Américas hasta la quebrada La Rayita a donde llegaba la carretera. Se quemó una tractomula y una camioneta", dijo el ex jefe paramilitar.
Quien dio más detalles sobre estos crímenes fue Wilson Salazar Carrascal alias ‘El Loro’, un ex patrullero que delinquió en San Martín, Aguachica, San Alberto, Gamarra y Río de Oro, en Cesar, y en Ábrego, Norte de Santander. Según el ex paramilitar, la masacre se planeó en una finca y se movilizaron en una camioneta a la medianoche hasta el lugar donde pasaba el oleoducto.
Alias ‘EL Loro’ dijo que les dispararon a cinco hombres que estaban supuestamente llenando un carrotanque con gasolina y que las balas causaron un incendio. "Por todo fueron cuatro muertos y un herido, y con la vaina de la ‘plomacera’ se prendió la mula", dijo el ex paramilitar.
Alias ‘Juancho Prada’ dijo que en la masacre participaron además de ‘El Loro’, Manuel Antonio Villamizar alias ‘Mañe’, Juan Tito Prada alias ‘Tito Prada’, alias ‘Taolamba’ y ‘El gringo’.
Según lo documentó Justicia y Paz, el grupo ‘Juancho Prada’ se financió precisamente del robo de combustible. En un informe presentado a la Fiscalía, Ecopetrol reportó la extracción ilegal de 135.837 barriles de crudo de las líneas Galán-Ayacucho entre 2003 y 2006.

La Masacre de Cerro Redondo
En la vereda Cerro Redondo, en Aguachica, diez paramilitares asesinaron a cinco personas el 6 de febrero de 2000 acusándolos de colaborar de la guerrilla. En versiones libres, Nelson Alberto Gómez alias ‘El Mico’ confesó los asesinatos.
"Era una misión del comandante alias ‘Rafa’, nos reunieron en una finca en San Martín y nos embarcaron en unos camiones hasta la vereda La Morena. En La Morena nos descargaron y caminamos hasta la capilla. Luego nos encontramos con el grupo de alias ‘Omega’ y alias ‘Rafa’ decidió que su grupo entraba al caserío a hacer lo que tenía que hacer", dijo alias ‘El Mico’.
En versión libre, alias ‘Juancho Prada’ dijo que ordenó esta incursión a Alberto Durán Blanco alias ‘Barranquilla’, ex jefe militar del grupo, pero que quienes participaron directamente fueron alias ‘Arley’, ‘Rafa’ y ‘Omega’. "No iban con la intención de hacer la masacre y recibieron la información de que esos señores al parecer pertenecían a la guerrilla", dijo el ex jefe paramilitar tratando de justificar los asesinatos por los cuales pidió perdón.
Alias ‘El Mico’ le dijo a la Fiscalía que en esta masacre también participaron alias ‘Arley’, ‘La rana’, ‘El grillo’, ‘Antanas’, ‘El lobo’, ‘El Tigre’, ‘El loro nuevo’, ‘Julián’ y ‘El iguano’.

Masacre de Santa Rosa de Caracol
Como en muchos de los crímenes que cometieron sus subalternos en la región, alias ‘Juancho Prada’ reconoció que esta masacre ocurrida el 8 de diciembre de 2001 en la vereda Santa Rosa del Caracol, en Aguachica, la aceptaba por ser el entonces jefe paramilitar de las Autodefensas del Sur del Cesar pero que desconocía los detalles.
Según le dijo a la Fiscalía, las cinco víctimas pertenecían a una iglesia evangélica y fueron asesinadas por "informaciones" que llegaron a un ex jefe militar de su grupo. "Se mandan es a buscar a la guerrilla y aparecen es con una masacre. Muchas veces los campesinos dan la información de que fulano es guerrillero y por eso la masacre. No tengo más información", dijo el ex jefe paramilitar en una versión libre.
Alias ‘Juancho Prada’ le dijo a la Unidad de Justicia y Paz que a una de las víctimas la raptaron de la casa de una iglesia y las asesinaron por los señalamientos de un informante que dijo que eran presuntas colaboradoras de la guerrilla.

Masacre de Las Flores
Alias ‘Juancho Prada’ utilizó ex guerrilleros que delinquieron en el Cesar para que le sirvieran de informantes. Y la masacre de Las Flores, conocida así porque ocurrió en un cerro que tiene ese nombre en el municipio de Teorama, en Norte de Santander, no fue la excepción. En una versión libre, el ex jefe paramilitar dijo que alias ‘Arturo’, un ex guerrillero, fue quien señaló a las víctimas de ser presuntas colaboradoras de la subversión.
La masacre ocurrió el 25 de abril de 2002 y fue confesada por José Antonio Villamizar alias ‘Jhon’, un subalterno de ‘Juancho Prada’ que delinquió en Ocaña. "Para esa época se montó un operativo para controlar las guerrillas que operaban en la región como eran la Compañía Móvil Arturo Ruiz, el Frente Libardo Mora Toro del Epl, el Frente Armando Cacua Guerrero del Eln, el Frente Camilo Torres del Eln y la Compañía Móvil Capitán Francisco del Eln. Esta incursión militar se montó con base en una información de la población civil", dijo alias ‘Jhon’.
El ex paramilitar contó que utilizaron como guía a alias ‘Arturo’, un guerrillero que capturaron en la región y que fue el encargado de señalar a las víctimas. "Al operativo fueron 150 paramilitares. Como comandante de Ocaña fue informado de los hechos lamentables", dijo alias ‘Jhon’.
En versión libre, Javier Antonio Quintero alias ‘Pica pica’ le dio más detalles sobre la masacre a la Fiscalía. Según el ex paramilitar, un primer grupo de 30 paramilitares a cargo de Alfredo García alias ‘Mauricio’ salió de una finca ubicada en el corregimiento de Los Ángeles y se encontró con otro grupo a cargo de alias ‘Fredy’ en la parte alta de Ocaña.
"Días después nos encontramos en un punto llamado Simañita y fuimos transportados por orden de alias ‘Jhon’ para la vía de González, en el Cesar. En ese municipio hicimos una incursión donde el comandante ‘Mauricio’ ordenó reunir a toda la gente en el parque. Ahí no hubo muertos pero dos días después llegó una información de un guía llamado ‘Arturo’, quien dijo que en el Cerro de las Flores había una fiesta y estaría el comandante ‘Megateo’ del Epl", dijo alias ‘Pica Pica’.
Según alias ‘Pica pica’, ese fue el pretexto para incursionar el Cerro de Las Flores y asesinar a cuatro personas que fueron señaladas de colaborar con la guerrilla. A una de las víctimas la desmembraron y la arrojaron a una fosa. "En estos crímenes participaron alias ‘Fredy’, ‘Pica’, ‘La muerte’, ‘Loro nuevo’, ‘El tigre’, ‘Arley’, ‘Rufino’ y alias ‘La cabra’", dijo el ex paramilitar.
Estas masacres fueron documentadas y presentadas al Tribunal de Justicia y Paz en Bucaramanga, durante la audiencia de imputación de cargos contra alias ‘Juancho Prada’, que reconoció 104 crímenes cuando fue jefe de las Autodefensas del Sur del Cesar o del Frente Héctor Julio Peinado Becerra, como se le conoció durante la desmovilización.
[*La imputación de cargos es una fase del juicio que se adelanta contra alias ‘Juancho Prada’. Consiste en que la Fiscalía presenta los delitos cometidos por el ex jefe paramilitar ante un magistrado de Justicia y Paz. Después, sigue la formulación y la legalización de cargos antes de que el Tribunal emita una condena contra del ex paramilitar y repare a las víctimas.]
1 de noviembre de 2011
31 de octubre de 2011
cc verdad abierta

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres