Blogia
mQh

obama deporta a latinos


Llevan todo el peso del programa de deportaciones. Según funcionarios, el año pasado fueron deportadas 396 mil 906 personas. Fuertes sospechas de que implementación del programa obedece a criterios racistas que afectan sobre todo a los latinos.
[Julia Preston] Estados Unidos. El programa de deportaciones, que es central en la estrategia de control de la inmigración del gobierno de Obama, ha conducido a la deportación desproporcionada de inmigrantes latinos y a la detención -por las autoridades de inmigración- de cientos de ciudadanos estadounidenses, de acuerdo a un informe de dos facultades de derecho que utilizaron nuevos datos oficiales sobre las deportaciones.
El informe también constató que cerca de un tercio de los alrededor de 226 mil inmigrantes que han sido deportados en el marco del programa, conocido como Comunidades Seguras [Secure Communities] tienen cónyuges o hijos que son ciudadanos estadounidenses, lo que sugiere el amplio impacto que tienen esas deportaciones en los estadounidenses que también forman parte de comunidades latinas.
El informe, que será liberado el miércoles, es el primer análisis de las deportaciones en el marco del programa Comunidades Seguras basado en datos sobre casos individuales, los que fueron obtenidos por recurso a la Ley de Libertad de Información de la facultad de derecho de la Universidad de California en Berkeley y la facultad de derecho Benjamin N. Cardozo de Nueva York.
El programa Comunidades Seguras ha provocado intensas críticas de parte de las comunidades de inmigrantes y de funcionarios locales y del estado, que dijeron que ha conducido a la deportación de muchos inmigrantes que no eran delincuentes peligrosos y ha erosionado la confianza entre las comunidades y la policía local.
Sin embargo, funcionarios del gobierno de Obama han defendido enérgicamente el programa. El martes, funcionarios de inmigración dijeron que las últimas cifras sobre las deportaciones muestran que las Comunidades Seguras y la estrategia más amplia del gobierno de Obama están funcionando y anunciaron que habían deportado un total de 396 mil 906 extranjeros el año pasado, una cifra récord en la última década.
Los funcionarios dijeron que el 55 por ciento de los inmigrantes deportados eran delincuentes condenados, incluyendo 51 mil 620 personas condenadas por delitos graves como homicidio, tráfico de drogas y abuso sexual. Los resultados fueron un 89 por ciento de aumento de las deportaciones de delincuentes desde el inicio del gobierno de Obama, dijeron los funcionarios. De los restantes inmigrantes ilegales deportados, la gran mayoría fueron detenidos poco después de cruzar ilegalmente la frontera o habían retornado ilegalmente después de ser deportados, dijeron los funcionarios.
"Llegamos al gobierno con el objetivo de crear un sistema de control inteligente estableciendo un sistema racional de prioridades, y es lo que hemos hecho", dijo el martes el director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, John Morton. "Dijimos que los inmigrantes delincuentes serían nuestra mayor prioridad, y son nuestra más alta prioridad".
En el programa Comunidades Seguras, las huellas digitales de cualquiera que haya sido detenido por alguna policía local son cotejadas con las bases de datos de delincuentes del FBI y también con las bases de datos del Ministerio de Seguridad Interior, que archivan las infracciones a la ley de inmigración. Iniciado en 2008, el programa fue extendido por el gobierno de Obama a más de mil quinientas jurisdicciones, y los funcionarios han dicho que para 2013 abarcará a todo el país.
En una muestra aleatoria proporcionada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de 375 casos de deportación bajo el programa, que fue analizada por facultades de derechos, los investigadores encontraron cinco casos de ciudadanos estadounidenses que fueron detenidos por agentes de inmigración, sin una razón clara. Aunque el número de ciudadanos es pequeño, su presencia en la muestra preocupa porque las autoridades de inmigración no tienen atribuciones legales para perseguir o deportar a estadounidenses.
"Si Comunidad Seguras estuviera funcionando correctamente", dice el informe, un cotejo en el marco de la implementación del programa "no resultaría nunca en la detención" de un ciudadano. Basándose en la muestra, los investigadores calcularon que al menos 680 ciudadanos de Estados Unidos fueron detenidos en el marco del programa. Ningún estadounidense fue detenido por inmigración, según el informe.
Funcionarios del gobierno rechazaron enérgicamente las conclusiones del informe diciendo que no era una descripción correcta del programa. "Cualquier insinuación de que estamos deteniendo ciudadanos estadounidenses a sabiendas es falso y es una mala interpretación", dijo Morton.
Los funcionarios dijeron que algunos ciudadanos estadounidenses arrestados por la policía local podrían ser marcados en un cotejo de Comunidades Seguras porque las bases de datos de huellas digitales del ministerio incluyen transgresiones a la ley de inmigración y también casos positivos de inmigrantes que solicitaron residencia legal o se naturalizaron para convertirse en ciudadanos estadounidenses. Los agentes de inmigración pueden detener a un extranjero ya arrestado por la policía local mientras verifican la condición del legal del inmigrante o la ciudadanía estadounidense, dijeron.
"Cuando determinamos que alguien es un ciudadano, no detenemos ni deportamos a esa persona, porque no tenemos esa atribución", dijo Morton. Pero agregó: "Seríamos irresponsables si no investigáramos a alguien que es sospechoso de un delito y que en los archivos aparece como nacido en el extranjero".
Los investigadores dijeron que la presencia de ciudadanos entre los casos deportados indican que el programa no cuenta con procedimientos adecuados para evitar la detención de estadounidenses y otros que podrían o no ser deportados.
El protocolo de Comunidades Seguras consiste a menudo en detener primero e investigar después, y eso no es lo que dicta la Constitución", dijo Peter L. Markowitz, profesor de leyes de inmigración en la facultad de derecho Cardozo y uno de los autores del informe. Los otros autores son Aarti Kohli y Lisa Chávez del Chief Justice Earl Warren Institute en la facultad de derecho de Berkeley.
"Si esto es lo que se entiende por el debido proceso con respecto a ciudadanos estadounidenses", dijo Markowitz said, "deberíamos estar aterrorizados con respecto a inmigrantes que son el objetivo del servicio de inmigración".
El informe concluyó que el 93 por ciento de los inmigrantes detenidos en el marco del programa de Comunidades Seguras eran latinos, aunque los inmigrantes latinos constituyen sólo el 66 por ciento de los inmigrantes ilegales en Estados Unidos.
[Robert Gebeloff contribuyó al reportaje.]
[Foto viene del blog Hora de Cambios.]
10 de noviembre de 2011
18 de octubre de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres