Blogia
mQh

tres líderes kmer rouge a juicio


En Camboya. Cientos de víctimas y observadores llenaron la galería pública de la corte cuando los acusados oyeron cargos relacionados con atrocidades cometidas en los años setenta. Los recuerdos de ese periodo son todavía, para muchos, heridas abiertas.
[Mark Magnier] Nueva Delhi, India. Tres altos líderes khmer rouge que fueron acusados de haber planeado los "campos de la muerte" en Camboya en los años setenta, fueron juzgados en Phnom Penh el lunes mientras cientos de víctimas y transeúntes curiosos llegaron a la corte desde todo el país para observar los procedimientos.
El juicio patrocinado por Naciones Unidas debe tomar algunos meses. Además, han habido a menudo importantes retrasos en tribunales pasados entre el fin de las declaraciones y el fallo.
Esto refleja en parte la naturaleza altamente política de estos procedimientos en un país donde los sentimientos sobre ese brutal periodo de la historia son aún heridas abiertas y muchos de los que trabajaron con el régimen Khmer Rouge siguen en funciones prominentes de la sociedad.
Se agrega a la presión la avanzada edad de muchas de las víctimas y acusados, en medio de temores de que los que cometieron atrocidades mueran antes de ser juzgados.
Los tres acusados -Nuon Chea, 85, el principal ideólogo de los Khmer Rouge y segundo en el mando; Khieu Samphan, 80, ex jefe de estado; y Ieng Sary, 86, ministro de Asuntos Exteriores- se sentaron junto a sus abogados el lunes en una sala del tribunal construido para el caso.
Los cargos incluyen crímenes contra la humanidad, genocidio, persecución religiosa, homicidios y torturas.
La semana pasada un tribunal falló que el cuarto acusado, Ieng Thirith, 79, no será acusada porque padece de la enfermedad de Alzheimer, aunque los fiscales están recurriendo ese fallo. Es la esposa de Ieng Sary y ex ministro de Asuntos Sociales.
"Agradecemos el inicio de este juicio y creo que es bueno para Camboya", dijo Rupert Abbott, un investigador de derechos humanos de la organización Amnistía Internacional. "Es importante no solamente hacer justicia para las víctimas de los Khmer Rouge y que la corte acata normas internacionales. Es también importante crear un legado, un ejemplo, para la justicia en Camboya y mostrar lo que es un juicio justo".
El jefe máximo e inspirador ideológico de los Khmer Rouge, Pol Pot, murió en 1998 en la selva cuando era mantenido prisionero por sus propios compañeros.
Durante el régimen de 1975 1979, que fue el tema de la película ‘Los gritos del silencio’ [The Killing Fields], de 1984, se calcula que murieron un millón setecientos mil camboyanos de hambre, ejecutados o por agotamiento o falta de atención médica como resultado de radicales políticas para crear una sociedad socialista completamente agraria.
En la declaración inicial de la fiscalía, de acuerdo a la Associated Press, el co-procurador  Chea Leang describió las atrocidades de los khmer rouge cuando sus tropas ocuparon Phnom Penh, la capital, en abril de 1975 después de una guerra civil de cinco años y empezaron la evacuación forzada de cerca de un millón de habitantes de la ciudad hacia zonas rurales.
Chea Leang también prometió mostrar que el régimen, que era dirigido por tres de los acusados, "fue uno de los más brutales y horribles de la historia moderna". Se espera que ella y otros fiscales pidan la reclusión perpetua, la pena máxima, para los acusados.
Este es el segundo de cuatro casos del tribunal, fundado en 2006. En el primer caso, Kang Kek Ieu, conocido como Kaing Guek Eav en los expedientes del tribunal, ex director de la infame prisión S-21 del régimen, fue condenado en julio de 2010 y sentenciado a 35 años de cárcel. Los cargos contra el gendarme de la prisión, un oficial de menos nivel que los tres ahora en juicio, incluyen crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y delitos relacionados. La sentencia fue luego reducida a diecinueve años en parte por los años que lleva en prisión.
El tribunal ha sido acusado de interferencias políticas y los críticos dicen que ha sucumbido a la presión del gobierno para dejar de examinar muy de cerca la historia del régimen.
En el juicio actual la corte ha dividido el caso en varios mini-juicios a la luz de la edad de los acusados, en lugar de considerar todos los complejos cargos en un solo procedimiento.
Presumiblemente una razón es la preocupación de que todo el juicio pueda tomar demasiado tiempo", dijo Abbott. "Así que están tratando un solo delito a la vez".
El lunes cientos de personas -incluyendo a sobrevivientes, ex cuadros del régimen, monjes en túnicas y estudiantes con uniformes escolares- atiborraron la galería pública del tribunal para el inicio de cuatro días de alegatos en el estrechamente observado caso.
27 de noviembre de 2011
21 de noviembre de 2011
©los angeles times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres