Blogia
mQh

pablo sevillano reconoció 46 asesinatos


Guillermo Pérez Álzate, alias ‘Pablo Sevillano’ aceptó su responsabilidad en ola de homicidios que sacudió a Nariño entre 2001 y 2005.


Colombia. La Fiscalía acusó a ‘Pablo Sevillano’ por el asesinato de 46 personas, crímenes que fueron aceptados por el paramilitar.
En la investigación realizada por Justicia y Paz, se estableció que, luego de que el Frente Libertadores del Sur del Bloque Central Bolívar de las Auc se expandiera hacia Nariño en 1999 bajo el mando de Guillermo Pérez Alzate, más conocido con el alias de ´´Pedro Sevillano´, este departamento sufrió una ola de violencia para apoderarse de una zona que era del control de la guerrilla.
El ex jefe paramilitar, quien fue extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008, asistió a la imputación por medio de una trasmisión de vídeo desde su centro de reclusión en ese país.
La mayor parte de estas víctimas eran personas del común, menores de edad, mujeres y personas con discapacidad, a los que los paramilitares acusaron de ser colaboradores o integrantes de la guerrilla. También asesinaron bajo la consigna de la mal llamada limpieza social.
Según lo expuso la Fiscalía, al tiempo que negociaban grandes cantidades de droga y protegían los laboratorios de procesamiento de coca, los paramilitares buscaban establecer una base social al eliminar a los consumidores y pequeños vendedores de estupefacientes.
En esta ola criminal fueron asesinados entre otros un concejal de El Charco y su cuñado el 29 de enero de 2002 en Playa del Charco. En versión libre Juan Larrinson Castro alias ‘Matamba’ le confesó a la Fiscalía que por “una información que le llegó a Jhon Jairo Marín alias ‘J’ buscamos al concejal, lo amarramos y lo llevamos a la casa donde permanecían los paramilitares”, dijo.
Contraria a la versión de los paramilitares, la esposa del concejal, en su declaración ante la Fiscalía dijo que ellos eran dueños de una propiedad en El Charco en la cual tenían un hostal, y que para el momento del asesinato de sus parientes, estos se encontraban viajando de Cali al corregimiento para vender la propiedad.
“En 2000, cuando llegaron los paramilitares se les arrendó unas habitaciones, pero nunca pagaron” aseguró en su declaración.
Luego de esto, ella y su esposo fueron desplazados hasta el 2003, cuando las autodefensas salieron por un tiempo de El Charco, ocasión que ella aprovechó para vender la propiedad. Al regresar los paramilitares en el 2004 la amenazaron, por lo que nuevamente se desplazó de este corregimiento.
Durante la audiencia, la Fiscalía reveló que el Frente Libertadores del Sur llegó a tener grupos dentro de los centros de reclusión en Nariño, quienes tras las rejas seguían delinquiendo. A partir del testimonio del ex paramilitar Mauricio Vargas, la fiscalía determinó estos grupos tenían contacto constante con jefes del frente que se encontraban fuera de las cárceles, con quienes coordinaban sus delitos.
Una de las víctimas de estos grupos dentro de las cárceles fue un interno de la cárcel de Pasto, a quienes los paramilitares asesinaron el 3 de octubre de 2003, por sospecha de que iba a atacarlos. El ex paramilitar Guillermo León Pulgarin alias ‘Alex’ dijo en versión libre que había ordenado su asesinato. 
Mauricio Vargas aseguró a la Fiscalía que “luego de cogerlo (a la víctima), lo sentamos y empezamos a preguntarle. Le hicimos una requisa y se le encontró la lista donde estaban relacionados nombres de miembros de las autodefensas con las celdas donde pernoctaban. En el momento yo le encontré un cuchillo y una granada”, relató Vargas a la Fiscalía.
Luego de recibir la orden desde el exterior de la cárcel de asesinar a esta persona, los paramilitares lo llevaron hasta su celda y lo ahorcaron. Según Vargas, los guardias del Impec fueron testigos y cómplices de este asesinato, ya que, no sólo permitieron que pasara, sino que a la una de la mañana fueron por la víctima y la trasladaron de patio para facilitarles a ellos el acceso él.
Por este hecho la magistrada de Justicia y Paz pidió durante la audiencia que se investigara a los funcionarios del Inpec que prestaban guardia en el momento, al igual que a otros empleados públicos que pudieran colaborar por acción o por omisión.
El Tribunal de Justicia y Paz exhortó a la Fiscalía a llevar un control preciso sobre las investigaciones abiertas fuera de Justicia y Paz contra aquellos que colaboraron con las autodefensas.
Así mismo el abogado de ‘Pablo Sevillano’ resaltó la importancia de la labor investigativa sobre las autoridades locales de los municipios de Nariño donde los paramilitares mantuvieron mayor presencia, ya que en favor de la verdad, dijo, es importante explicar por qué los paramilitares pudieron delinquir con cierto margen de tranquilidad en estos lugares.
La Fiscalía determinó que durante los años en que los paramilitares delinquieron en la región, las investigaciones por las que ahora acusó ahora a ‘Pablo Sevillano’, habían sido suspendidas por las autoridades locales, quedando en la impunidad.
La imputación de cargos es una fase del juicio. Consiste en que la Fiscalía presenta los delitos cometidos por el ex jefe paramilitar ante un magistrado de Justicia y Paz. Después, sigue la formulación y la legalización de cargos antes de que el Tribunal emita una condena contra del ex paramilitar y repare a las víctimas.
12 de diciembre de 2011
9 de diciembre de 2011
cc verdad abierta

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres