Blogia
mQh

el capitán victoria


El enlace de los Castaño. Jorge Victoria fue cómplice de los Castaño en masacres en el Urabá y los Llanos. Esto fue lo que contó en su primera versión en Justicia y Paz sobre los nexos entre ’paras’ y militares.


Colombia. Del paradero de Jorge Humberto Victoria Oliveros no se sabía nada. Solo que el 3 de septiembre de septiembre de 2005 había hecho parte de la lista presentada por el Bloque Centauros, el grupo paramilitar que delinquió en los Llanos Orientales, para desmovilizarse junto con otros 1.134 hombres en la finca Corinto, en Yopal, Casanare.
La Fiscalía lo había citado a versiones libres pero nunca asistió. Estuvo prófugo hasta el pasado martes de 6 de diciembre de 2011, cuando se entregó ante agentes del CTI en Antioquia. Para la Unidad de Justicia y Paz había quedado clara la importancia de que Victoria Oliveros confesara sus crímenes porque durante la más reciente versión libre de Salvatore Mancuso, el ex jefe paramilitar dijo que el ‘Capitán Victoria’, como los paramilitares lo conocían, había sido una pieza clave en la incursión de las Auc a los Llanos Orientales en 1997.
Durante la versión libre, la Fiscal 5 de Justicia y Paz le preguntó a Victoria Oliveros alias ‘Capitán Victoria’ o ‘Raúl’ sobre sus nexos con los hermanos Castaño y cómo delinquió con las Auc en el Urabá y Los Llanos Orientales, donde fue testigo y cómplice de las masacres de Pueblo Bello, Antioquia, en enero de 1990, y en Mapiripán, Meta, en julio de 1997.

Desde ‘Los Tangueros’
Victoria Oliveros hizo parte del Ejército desde 1974 hasta 1987, período en el que alcanzó el rango de capitán. Según le dijo a la Fiscalía, empezó a delinquir con los hermanos Castaño porque se motivó por los pagos y porque sabía que podía cumplir con la función que le encargaron. Su tarea desde entonces fue ser el enlace de las Auc con los militares en aquellas zonas de interés de expansión de los paramilitares.
Fue precisamente a principios de 1990 que Fidel Castaño creó ‘Los Tangueros’, un grupo paramilitar que delinquía desde la finca Las Tangas, en Córdoba, con el pretexto de defenderse de los secuestros y extorsiones de la guerrilla. Una de las masacres cometidas por este grupo fue la de Pueblo Bello, Antioquia, en enero de 1990. “Fui testigo de la forma tan atroz como asesinaron a esas personas”, dijo el ex paramilitar.
Tras la muerte de Fidel Castaño en 1994, alias el ‘Capitán Victoria’ dijo que fue enviado al Valle del Cauca donde estuvo durante cuatro meses con el grupo a cargo de alias ‘El Alacrán’. Después de que el ‘Alacrán’ se entregó a las autoridades, fue enviado a Montería, Córdoba, como escolta de Sor Teresa Gómez, una mujer cercana a los hermanos Castaño, condenada por el asesinato de la reclamante de tierras Yolanda Izquierdo e involucrada en despojos y delitos relacionados con el narcotráfico.
Después de un tiempo, dijo, Vicente Castaño que para entonces era el jefe de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, Accu, lo rebautizó con el alias de ‘Raúl’, apodo con el que empezó a ser conocido cuando la Casa Castaño le designó una nueva misión: ser el enlace para incursionar los Llanos Orientales en 1997.

Los Aviones y la ‘Logística’
Alias el ‘Capitán Victoria’ o ‘Raúl’ confirmó lo que de forma reciente contó el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso en versión libre. Según Mancuso, el ex capitán era cercano a los Castaño y fue enviado con anticipación a los Llanos Orientales para hacer contacto con los militares y ayudarles en la ‘logística’ para exportar las Auc a esta zona del país. Mancuso dijo además que contaron con el apoyo del empresario de las esmeraldas Víctor Carranza.
Alias ‘Raúl’ dijo en versión libre que llegó a San José del Guaviare, Guaviare, entre febrero y marzo de 1997 junto a Darío Antonio Úsuga David alias ‘Mauricio’, encargado este último como jefe militar de la incursión de los Llanos. Ambos, explicó, se contactaron con dos hombres, entre ellos, con ‘Juancho Pimiento’.
Mancuso dijo en versión libre que Juan de Jesús Pimiento alias ‘Juancho Diablo’ era el representante y enviado de Víctor Carranza para participar en la planeación.
Según alias ‘Raúl’, se reunieron con ‘Juancho Pimiento’ para analizar cuál era la mejor ruta para llegar a la zona. “Vicente me dijo que tenía que hablar con esos dos hombres pero no sabía sus antecedentes. Pensé que eran comerciantes cercanos a Víctor Carranza. ‘Juancho Pimiento’ nos sugirió que hiciéramos un reconocimiento aéreo”, dijo.
El ex paramilitar contó que fue hasta Puerto López, Meta, donde los hombres de Carranza le entregaron una avioneta con la que hizo el sobrevuelo junto a alias ‘Mauricio’. Luego, dijo, se contactó con Héctor Germán Buitrago alias ‘Martín Llanos’, jefe de las Autodefensas del Casanare.
“Hicimos una buena amistad y Héctor nos ofreció un lugar para ubicar los aviones (los dos que tenían planeado despegar desde el Urabá y aterrizar en Los Llanos), pero rechacé ese sector porque no era un sitio adecuado. Los aviones eran grandes y no había seguridad”, dijo ‘Raúl’.
En la versión libre, contó que su siguiente contacto fue con el coronel Lino Sánchez, entonces coordinador operativo de la Brigada Móvil 2 con jurisdicción en Meta. “Yo conocía a Lino desde Montería, cuando él era oficial de inteligencia. Había mucha confianza entre nosotros y él estaba dispuesto a colaborar”, contó el ex paramilitar. El coronel Sánchez, quien está muerto, fue condenado 40 años de prisión por la masacre de Mapiripán.
En su relato, alias ‘Raúl’ recordó que el coronel Sánchez le ofreció apoyo en cualquier desplazamiento de tropa que necesitara en Meta.
“Con Lino se planeó el esquema de maniobra para poner a los paramilitares en Caño Jabón. Para Lino el río Guaviare era la vía más libre para la movilización de la tropa pero le dije que eso era riesgoso porque era una zona de guerrilla y los paramilitares tenían que pasar por enfrente de la Base de Barrancón (base militar estadounidense en San José del Guaviare) y ahí no teníamos a nadie”, dijo alias ‘Raúl’.
Así, alias ‘Raúl’ contó que decidieron que tras la llegada de los paramilitares en los dos aviones a San José del Guaviare, la movilización no iba a ser por río sino por carretera.
“Contamos con dos camiones, uno blanco y uno rojo, que fueron contratados con dinero de Jaime Parra, un ganadero que tenía fincas en el Guaviare”, contó.
Al momento de la incursión, en julio de 1997, “decidimos que los paramilitares iban en los camiones por una trocha que bordea al río, y mandamos dos lanchas vacías para que los recogieran más adelante cuando ya pasaran Barrancón”, contó.
En la narración, alias ‘Raúl’ recordó que se perdió la comunicación entre las lanchas y los camiones y que las lanchas se regresaron. Igual que en el relato del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, alias ‘Raúl’ dijo que la incursión, planeada inicialmente hacia Caño Jabón se desvió por orden de Vicente Castaño, y que no supo de los detalles de cómo ocurrió la masacre de Mapiripán.
“Sé que Vicente desvió la incursión porque en Caño Jabón disque había como 40 guerrilleros y por eso se movieron hasta Mapiripán. De la masacre no supe. Luego tuve contacto con alias ‘Mauricio’ y los muchachos (paramilitares) que estaban por los lados de Puerto López llegaron hasta el río Manacacías donde les di provisiones (alimentos)”, dijo el ex paramilitar.
Cuando la Fiscalía le preguntó si tuvo nexos con Víctor Carranza, alias ‘Raúl’ dijo que una vez se reunió en la casa del esmeraldero con José Baldomero Linares alias ‘Guillermo Torres’, entonces jefe de las Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada, y con Manuel de Jesús Pirabán alias ‘Jorge Pirata’, jefe de las Autodefensas de San Martín, Meta.
“No recibí cinco centavos de Carranza pero él sabía que yo hacía parte de la estructura (Auc)”, dijo.
Cuando la Fiscalía le preguntó sobre si hubo participación de otros militares en las incursiones de las Auc, mencionando al general (r) Rito Alejo del Río, alias ‘Raúl’ no respondió con claridad y terminó refiriéndose al general (r) Jaime Humberto Uscátegui, entonces comandante de la VII Brigada y condenado por la masacre de Mapiripán por omisión.
“Rito Alejo sabía que yo era miembro de la estructura. Vicente me había enviado a hablar con militares que le habían colaborado a los Castaño… A mí lo que me causó sorpresa es lo que del general Uscátegui. Por qué lo vinculan con las Auc si nunca me reuní con él. Lo conocí en Santa Marta pero sé que nunca estuvo enredado”, dijo alias ‘Raúl’ o el ‘Capitán Victoria’.
La versión libre* continuará el lunes de septiembre de 2011 en el búnker de Bogotá.
*La versión libre es una etapa inicial del proceso de Justicia y Paz, en el que la Fiscalía indaga por hechos y los desmovilizados confiesan los crímenes. Es una etapa preliminar de investigación antes de empezar la fase de juicio ante los Tribunales.
13 de diciembre de 2011
9 de diciembre de 2011
7 de diciembre de 2011
cc verdad abierta

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres