Blogia
mQh

televisión

murió denise borino-quinn


Actriz. Fue la esposa de un mafioso en ‘Los Soprano’.
Murió el 27 de octubre en un hospital de Morristown, Nueva Jersey, la actriz Denise Borino-Quinn, que obtuvo inesperadamente el rol de esposa de un mafioso en ‘Los Soprano’ [The Sopranos], tras acudir a una audición abierta. La causa de su muerte fue un cáncer al hígado. Tenía 46 años.
Nativa de Nueva Jersey, Borino-Quinn no tenía ninguna experiencia como actriz cuando, en 2000, fue contratada para representar a Ginny Sacrimoni en la serie de HBO. El personaje se hizo popular rápidamente y apareció en un episodio de octubre de 2002.
Borino-Quinn asistió a la audición abierta en realidad para acompañar a una amiga de infancia, pero fue ella quien recibió el papel.
"Este fue el trayecto más importante de mi vida. Encontré mi nicho", dijo Borino-Quinn en un artículo del Times en 2006. "Esto es algo en lo que soy buena. No lo veo como trabajo".
Cuando no actuaba, Borino-Quinn trabajaba como secretaria y gerente de oficina de un bufete de abogados en Nueva Brunswick, Nueva Jersey.
Su marido, Luke Quinn Jr., murió en marzo.
28 de noviembre de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

venezuela suspende narconovelas


La decisión del gobierno de Venezuela de suspender la transmisión de dos "narconovelas" (’El capo’ y ’Rosario Tijeras’) generó un nuevo debate sobre libertad de expresión y sus límites en este país.
Venezuela. Los televidentes venezolanos se quedarán sin conocer el destino de un narcotraficante que llega a presidente y de una joven asesina, protagonistas de las novelas de factura colombiana ’El capo’ y "Rosario Tijeras" respectivamente.
Su cancelación se produjo la semana pasada en forma inesperada, después de que un comité de usuarios de radio y televisión se quejara de los contenidos y valores difundidos por estos dramáticos ante la Asamblea Nacional.
Por su parte, el Centro de Estudios Sobre Crecimiento y Desarrollo de la Población Venezolana (Fundacredesa), un ente adscrito al Ministerio de Comunas y Participación Social, denunció que los contenidos de esas novelas no se ajustan a normas que buscan "velar por el equilibrio psicológico y social de nuestras niñas, niños y adolescentes", según dijo en un comunicado.

Efectos sin Horario
Aunque las novelas eran transmitidas en horario de adultos, después de las 10:00 de la noche, Fundacredesa apuntó que los canales involucrados (los privados Venevisión y Televen) pasaban promociones y avances desde tempranas horas del día, "con escenas de violencia, lenguaje manipulador y contenidos agresivos que pueden estimular en la audiencia una visión favorable o positiva" de las situaciones en ellas planteadas.
Poco después se produjo la resolución de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, basada sobre la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión (llamada ‘Ley Resorte’), que ordenó su salida del aire.
La oficial Radio Nacional de Venezuela publicó un "análisis de contenido y semiótico" de estas producciones, y de otras dos transmitidas con anterioridad, en el que concluyó que se proponen revestir de legitimidad ciertos negocios ilegales y a sus líderes.
"Su objetivo es la aceptación de la percepción de presidentes capos y la legalización del narcotráfico", dice el análisis, en alusión a ‘El Capo’.
En cuanto a ‘Rosario Tijeras’, sobre una joven que vive en una barriada "rodeada de mafias y antivalores" y se convierte en asesina, la nota la adscribe a una vivencia "generada por el fracaso del Plan Colombia", que el país "saca de sus fronteras" con el fin de "generar la aceptación social de tal situación".

Debate
No han faltado los mensajes en la red social Twitter, muchos irónicos o contrarios a la suspensión de las "narconovelas", otros a favor de la medida. "No a las narconovelas, pero sí a la increíble inseguridad, violencia, políticos corruptos y todo lo que el gobierno permite", señaló un usuario.
"Prohibieron las narconovelas… Según Chávez nos daña la mente y nos muestra una realidad que no sucede en el país", señaló otro.
"Es imposible concebir tamaña irresponsabilidad de los medios privados", dice un tercer mensaje, en el otro extremo del espectro. "Chavista a mucho orgullo, allá tú que defiendes lo indefendible, la basura mediática que consumes como las narconovelas", respondió un twittero a otro.
En medios televisivos y académicos hubo manifestaciones de rechazo y de suspicacia acerca de los motivos de la suspensión.
"Todo acto de censura me genera inmediato resquemor. Además, esas novelas estaban siendo transmitidas en horario abiertamente de adultos", le dijo a BBC Mundo el escritor Leonardo Padrón, uno de los más reconocidos escritores de telenovelas por estos días en el país.
Padrón recordó que se trata de episodios de ficción, lo que hacen es "reflejar lo que está pasando en la sociedad latinoamericana (…) Las telenovelas no inventaron el narcotráfico".
"Puede ser discutible que haya una glorificación del crimen y del villano. Claro que es cuestionable, pero no creo que es como para erradicarlo de la pantalla. Más bien hubiera sido una maravillosa oportunidad para generar una discusión sobre una cantidad de cosas que ocurren en la televisión", añadió.
4 de noviembre de 2010
3 de noviembre de 2010
©semana
rss


murió romina yan


Falleció a los 36 años tras un repentino paro cardiaco. La comediante, madre de tres hijos, sufrió una descompensación ayer a la tarde, presuntamente por un aneurisma. Al hospital llegó sin signos vitales. Anoche le practicaban la autopsia.
Argentina. La actriz y conductora Romina Yan, hija de Cris Morena y Gustavo Yankelevich, murió ayer a los 36 años, a raíz de un paro cardíaco que sufrió presuntamente por un aneurisma, que le provocó una descompensación. Yan se descompuso en forma repentina, sufrió un desmayo y fue trasladada de urgencia al Hospital Central de San Isidro, en la zona norte del Gran Buenos Aires. La actriz llegó a la guardia de ese hospital cerca de las 16.30, sin signos vitales, y tras las tareas de reanimación que se le practicaron durante unos 50 minutos, se consignó su deceso a las 17.25, informaron fuentes médicas.
Durante la tarde y la noche, numerosas versiones nunca confirmadas abarrotaron los medios, sobre todo los televisivos. Una de las más mencionadas fue que Romina Yan se encontraba en un centro de estética cuando se descompuso. La especie buscaba tener sustento en la anorexia sufrida años atrás por la actriz. De todos modos, la hipótesis que anoche aparecía con mayor base es que la conductora estaba en un gimnasio y de allí fue trasladada al hospital.
Por decisión de su familia, la joven artista no fue velada y anoche su cuerpo llegó a la morgue de San Fernando, para practicársele la autopsia. Hoy sus restos serán inhumados en un cementerio privado de Pilar.
No bien se conoció la noticia, innumerables compañeros de la comunidad artística se hicieron presentes en el hospital de San Isidro para acompañar a sus padres, entre ellos, Susana Giménez, Ricardo Montaner y Marcelo Tinelli, que anoche suspendió la emisión de su programa, ‘ShowMatch’.
La repercusión mediática de la noticia fue inmensa y llegó hasta Israel, donde la tira ‘Casi ángeles’, donde trabajó, era muy popular.

Había nacido el 5 de septiembre de 1974, era hija de la actriz y productora Cris Morena y de Gustavo Yankelevich, quien es director y productor televisivo. Tomás, hermano de la actriz, es director de cine y televisión. También era bisnieta y nieta de Jaime y Samuel Yankelevich, dos figuras de la Argentina que tuvieron directa relación con las primeras emisiones de televisión.
Yan estaba casada con el productor Darío Giordano, con quien tuvo tres hijos, Franco, Valentín y Azul. Estaba preparando su regreso a la TV para participar en algún capítulo final de ‘Casi ángeles’, la exitosa tira adolescente ideada por su madre.
Romina Yankelevich (tal su verdadero nombre) tuvo su primera aparición en televisión en 1991 como bailarina en el programa ‘Jugate conmigo’ y en 1994 debutó como actriz en el rol de Lorena Picabea en la comedia ‘Mi cuñado’. También en 1994 interpretó a Sol Iturbe en la ficción de ‘Quereme’.
A fines de ese año su madre creó para Telefe la telenovela infantil ‘Chiquititas’, que narraba la historia de un grupo de huérfanos que vivía en un hogar. Allí, interpretaba a Belén Fraga, la directora. Gracias a ‘Chiquititas’, Yan logró volverse famosa a nivel internacional.
En 1998 se retiró de la serie, abandonando la televisión hasta volver a la pantalla chica en 2000, cuando interpretó a Jessica en un episodio del unitario ‘Tiempo final’. En 2001 colaboró en el programa de Susana Giménez y ese mismo año se trasladó a la región de los Andes, donde rodó la película ‘Chiquititas: Rincón de luz’. También 2001 fue el año de ‘Provócame’ y en 2002 fue convocada por Disney Channel para conducir el show infantil ‘Playhouse Disney’, en Argentina, programa producido por RGB Entertainment, la empresa de su padre.
Yan regresó a la actuación en 2003 para interpretar a Rocío Mazzini en ‘Abre tus ojos’. Una vez más, Yan se tomó un año sabático en la televisión, y volvió en 2005 para protagonizar ‘Amor mío’, como Abril Juárez. Durante 2007 trabajó en la última comedia romántica de Cris Morena, ‘Bella & Bestia’, junto a Damián De Santo, con quien había protagonizado ‘Amor mío’.
En 2009, su madre le propuso grabar cinco capítulos en su telenovela juvenil ‘Casi ángeles’, que luego se extendieron.
29 de septiembre de 2010
©página 12
rss

murió billie mae richards


Actriz canadiense mejor conocida como la voz de Rudolph, el Reno de la Nariz Roja.
[Valerie J. Nelson] Murió Billie Mae Richards, actriz canadiense mejor conocida como la voz de Rudolph, el Reno de la Nariz Roja [Red-Nosed Reindeer] de la prolongada serie de televisión de dibujos animados de 1964. Tenía 88 años.
Richards, que había sufrido varios derrames, falleció el viernes en su casa en Burlington, Canadá, al oeste de Toronto, informó Rick Goldschmidt, que documentó la historia de ‘Rudolph, el Reno de la Nariz Roja’ [Rudolph the Red-Nosed Reindeer] y sus productores.
Como la mayor parte del reparto, Richards era una veterana de la radio canadiense cuando los productores viajaron al norte para reunir las voces para el programa basado en la canción ‘Rodolfo, el Reno de la Nariz Roja’ [Rudolph the Red-Nosed Reindeer], de 1949.
A principio de los años sesenta, las radionovelas eran todavía populares en Canadá y proporcionaban a los productores toda una gama de actores de voz, dijo Richards a la revista Filmfax en 2005.
Su talento -ser capaz de hablar como un niño- era bien conocido cuando aceptó el papel de Rudolph, el inadaptado reno que salva la Navidad en la película de dibujos animados. Fue anunciada como ‘Billy Richards’, lo que dejaba su identidad en la incógnita.
"Los niños no me creen cuando mis nietos les cuentan que Rudolph es su abuela", dice Richard en la entrevista en Filmfax, aunque agregó que podría probarlo, reproduciendo la voz inmediatamente.
Los productores Arthur Rankin y Jules Bass también fueron a Canadá porque allá podían grabar las voces del especial de televisión a precios más convenientes, dijo Goldschmidt.
El narrador Burl Ives, que prestaba su voz a Sam el Hombre de las Nieves [Sam the Snowman], era el único famoso de la película. También fue el único actor en conseguir derechos continuados, un tema que causó el resentimiento de Richards y los otros canadienses en la producción cuando ‘Rudolph’ se convirtió en un clásico que todavía se proyecta en las vacaciones.
Obtuvo derechos residuales durante tres años, un acuerdo que consideraba un "tema delicado", dijo Richards al National Post de Toronto en 2000.
Sin embargo, Rudolph siguió siendo su papel favorito, dijo Richards una vez, y retomó ese rol en dos entregas más, ‘El brillante año nuevo de Rudolph’ [Rudolph’s Shiny New Year’ (1976) y ‘La Navidad de Rudolph y Frosty en julio’ [Rudolph and Frosty’s Christmas in July’] (1979).
Sea lo que fuere que hiciera Rudolph, "por hacía por alguna razón", dijo en la entrevista con Filmfax. "Es por eso que es tan popular. Eso y Burl Ives, naturalmente".

Nacida en 1921 en Toronto, su padre era un vendedor de platería que había intentado hacer carrera en el teatro.
A los dos años Richards estaba siguiendo lecciones de baile y a los cinco estaba bailando y cantando en revistas de teatro.
Durante la Segunda Guerra Mundial Richards se enroló en la Armada canadiense y actuó para las tropas en Canadá y Europa.
Después de la guerra estudió en la Academia de Artes Radiofónicas Lorne Greene de Toronto y empezó a trabajar en la Canadian Broadcasting Corp.
Richards trabajó en radioteatro durante veinticinco años y tuvo su más grande éxito representando a un niño llamado ‘the Kid’ en ‘Jake and the Kid’, que se transmitió en los años cincuenta.
Apareció en más de veinticinco proyectos de cine y televisión, incluyendo la serie Care Bears y series de televisión de dibujos animados.
Cuando quedó claro que sería recordada por dar voz a Rudolph, "realmente se alegró", dijo Goldschmidt.
Como dijo Richards en la National Public Radio en 2004: "¿Qué mejor legado que dejar una serie que todo el mundo adoraba?"
Para 2005, Richards era madre de cuatro hijos y abuela de doce nietos.
28 de septiembre de 2010
14 de septiembre de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh

rss

murió gloria winters-vernon


Actriz de la serie de televisión ‘Sky King’, en los años cincuenta.
Falleció en su casa en Vista, California, el 14 de agosto, por complicaciones de una neumonía, la actriz Gloria Winters-Vernon, que fue Penny en la serie de televisión de los años cincuenta, ‘Sky King’, informó su familia.
Como Gloria Winters, apareció en ‘The Life of Riley’, la primera serie de televisión de Jackie Gleason, en 1949 y en 1950.
En ‘Sky King’, un programa de vaqueros de esta época sobre un hacendado de Arizona que pilota un bimotor para vigilar su propiedad en lugar de perseguir a los forajidos a caballo, fue la sobrina del Sky King, Kirby Grant. La serie fue transmitida por NBC y ABC en los años cincuenta.
Oriunda de Los Ángeles, Winters se casó con Dean Vernon, ingeniero en sonido en ‘Sky King’ y finalmente dejó la actuación.
11 de septiembre de 2010
27 de agosto de 2010
©los angeles times
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

murió gary coleman


Niño estrella de la comedia para televisión ‘Blanco y negro’.
[Dennis McLellan] Murió el viernes Gary Coleman, que ascendió a la fama a fines de los años setenta como el niño estrella de la comedia para televisión ‘Blanco y negro’ [Diff’rent  Strokes; Arnold] y cuya vida después de las series de televisión incluyó un periodo como guardia de seguridad de un centro comercial y una improbable candidatura a la gobernación de California. Tenía 42 años.
El pequeño Coleman, cuya estatura adulta era de 1 metro 46, murió en el Utah Valley Regional Medical Center en Provo después de sufrir una hemorragia cerebral antes esta semana, de acuerdo a una declaración de la portavoz del hospital, Janet Frank.
Vecino de Santaquin, Utah, Coleman fue hospitalizado el miércoles y perdió la conciencia al día siguiente. Fue desconectado de asistencia vital el viernes, informó el hospital.
Nacido con una deficiencia genética, para los catorce Coleman había sufrido dos trasplantes de riñón y su crecimiento quedó atrofiado permanentemente por los efectos secundarios de las medicaciones para la diálisis.
Era un alumno precoz y con mofletes de la escuela primaria en Zion, Illinois, cuando un scout del productor de televisión Norman Lear lo detectó en un banco de Chicago.
El seguro de sí mismo, talentoso y brillante Coleman tenía diez cuando ‘Blanco y negro’ estrenó en el NBC en 1978.
Como el amoroso y directo niño de ocho, Arnold Jackson fue el centro de las series sobre los dos hijos de una ama de llaves negra en Harlem cuyo patrón blanco, un adinerado viudo, los lleva a vivir con él a su penthouse en Park Avenue después de su muerte y más tarde los adopta.
El reparto de la comedia, que terminó su octava temporada en 1986, después de trasladarse al ABC, incluía a Conrad Bain como el adinerado Philip Drummond; Todd Bridges como el hermano mayor de Arnold, Willis; Dana Plato como la hija de Drummond, Kimberly; y Charlotte Rae como la nueva gobernanta de Drummond,  Mrs. Garrett.
"Su carta fuerte depende fundamentalmente de Gary, un Poppy Fresco [Pillsbury Doughboy] diminuto y adorable, con cabeza de alfiletero", escribió en 1979 Howard Rosenberg en el Times. "De 22 kilos y de alto hasta la hebilla del cinturón, es suficientemente pequeño como para ser adorno de árbol de Navidad. Pero de su boca salen palabras... bueno, tienes que estar ahí para saberlo".
En un artículo de TV Guide de 1979 titulado ‘Small Wonder’, Coleman fue descrito como teniendo la "presencia cómica" de Jack Benny, Groucho Marx y Richard Pryor.
"Cuando sube al escenario, algo pasa, y puedes sentirlo", dijo Lear a TV Guide. "Eso se llama presencia, y es rara. Muchos actores importantes no la tienen, incluso algunas estrellas. Gary sí lo tiene".
Coleman se transformó pronto en un ícono de la cultura pop, cuya recurrente frase: "Whatchoo talkin’ ’bout, Willis?" [¿De qué hablas, Willis?] se convirtió en un eslogan nacional.
Elogiado por leyendas de la comedia como Bob Hope y Lucille Ball, Coleman era muy solicitado para programas de entrevistas en televisión.
En la cúspide de sus exitosas series de televisión, se dice que Coleman llegó a ganar 64 mil dólares por semana y que ahorró dieciocho millones de dólares durante sus días de apogeo en la televisión.
Esos ahorros incluían ingresos de películas como ‘On the Right Track’ y ‘Jimmy the Kid’ y películas para la televisión como ‘Inteligencia suprema’ [The Kid With the Broken Halo] y ‘The Kid With the 200 I.Q’ -así como de la serie animada ‘The Gary Coleman Show’.

Nacido el 8 de febrero de 1968, Coleman era el hijo adoptivo de W.G. ‘Willie’ y Edmonia Sue Coleman, quienes, de acuerdo a un artículo en el Times de 1990, lo llevaron a casa después de recogerlo en un hospital de Chicago cuando tenía cuatro días.
No fue sino dieciocho meses después, informó el Times, que los Coleman fueron informados de que Gary había nacido con un riñón atrofiado y que el otro dejaría de funcionar pronto.
En 1989, Coleman demandó a sus padres y su ex gerente comercial, Anita DeThomas, por robarle más de un millón de dólares. Los Coleman y DeThomas lo demandaron a su vez por difamación y rompimiento de contrato.
La batalla legal terminó en 1993 cuando, informó Variety, un juez de la Corte Superior de Santa Mónica atribuyó a Gary Coleman 1.28 millones de dólares y resolvió que sus padres y el gerente se habían beneficiado ilegalmente, lo mismo que sus tutores y gerentes durante cinco años cuando él era menor de edad.
La carrera actoral de Coleman no se comparó en nada con los días de gloria de ‘Blanco y negro’. Tuvo una que otra aparición ocasional, y en general tuvo roles pequeños en películas para el cine y la televisión.
Coleman, que se declaró en bancarrota en 1999, también trabajó como vocero comercial, fue contratado para usar su parecido y voz en un videojuego para adultos y fue administrador de una galería comercial en Marina del Rey, entre otras cosas.
Coleman adulto también tuvo algunos choques con la ley que pusieron su rostro de vuelta en las noticias, incluyendo la acusación a fines de los años noventa de haberle pegado un puñetazo a una cazadora de autógrafos mucho más grande y agresiva, por lo que debió pagar una multa y seguir clases de control de la ira.
En febrero aceptó un convenio en Utah por cargos de violencia intrafamiliar que se derivaban de un incidente el año anterior entre él y su esposa, Shannon Price. Coleman debió pagar una multa de 595 dólares y seguir clases sobre cómo evitar la violencia doméstica.
El perfil de Coleman como "ex niño estrella" alcanzó su punto álgido en 2003, el año en que dio permiso a un semanario alternativo de la Bay Area para que lo nominaran en broma para las elecciones de gobernador en California.
Fue uno de los 135 candidatos de la elección, un colorido campo que incluía a Angelyne, la reina de las carteleras de Los Ángeles, al comediante Gallagher, a Larry Flint, el editor de la revista Hustler y a la estrella porno Mary ‘Mary Carey’ Cook.
Un redactor del New York Times escribió que Coleman "se convirtió en el niño del cartel de circo de California que es la elección para gobernador".
Coleman, informó el Washington Post, "cruzó la línea de creer en su propia legitimidad y burlarse de ella".
"Mi lema", dijo Coleman al Post, "es que soy el tipo menos calificado para el trabajo, pero probablemente lo hago mejor".
Coleman, un independiente que apareció más tarde en CNN para decir que apoyaba al colega actor Arnold Schwarzenegger, recibió 12.683 votos, convirtiéndose en el octavo en la carrera que terminó con la elección de Schwarzenegger.
"Quiero escapar del legado de Arnold Jackson", dijo Coleman al New York Times durante su campaña. "Soy alguien más. Sería bonito si el mundo pensara de mí como algo más".
Le sobreviven su esposa y padres.

13 de junio de 2010
29 de mayo de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh
rss

murió mirella latorre


Figura de la radiofonía y la televisión nacional. Fuentes familiares confirmaron el fallecimiento de la reconocida voz que cumplió gran parte de su carrera en el exilio.
Santiago, Chile. Mirella Latorre, una de las personalidades nacionales más importantes de la radiofonía y televisión, falleció hoy a los 91 años en Santiago, según informaron sus familiares.
Latorre, hija del Premio Nacional de Literatura Mariano Latorre, es considerada una de las pioneras del radioteatro en Chile, protagonista de la primera teleserie que se exhibió en Chile y conductora de diversos programas en los primeros años de la televisión nacional.
Entre los hitos televisivos que protagonizó, además de su participación en la fundadora telenovela ‘Los días jóvenes’ (1965), Latorre fue la primera mujer en leer noticias en la TV local a través de Canal 13 y fue creadora del primer programa clasificado como ‘matinal de la tarde’, como ‘Buenas tardes, Mirella’ en TVN, que abordaba temas femeninos.
Latorre dejó el país en 1973, luego de la muerte en el Palacio de La Moneda de su esposo, el periodista Augusto Olivares, quien oficiaba como director general de servicios informativos de Salvador Allende.
Tras algún tiempo en Francia, Latorre viajó a Cuba para recibir un premio póstumo para su esposo, pero no volvió a salir de La Habana durante los siguientes dos décadas, hasta su regreso a Chile en 1995.
Durante su paso por la isla, también dejó una importante huella en la televisión local a través de su programa ‘Conversando con Mirella Latorre’, que llegó a estar once años al aire a través del Canal 2.
Latorre tuvo dos hijos durante su primer matrimonio con Emilio Pacull, entre ellos Juan Emilio Pacull Latorre, realizador avencidado en Francia y autor del documental ‘Héroes frágiles’.

10 de junio de 2010
©estrella de valparaíso
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

murió art linkletter


Pionero de la radiofonía, creó ‘Kids Say the Darndest Things’. Era presentador de radio cuando empezó a entrevistar a niños para oír sus expresiones espontáneas. Se mudó a la televisión, se convirtió en autor y empresario y fue un activo defensor de la tercera edad.
[Myrna Oliver y Valerie J. Nelson] Murió el pionero de las entrevistas por radio y televisión Art Linkletter, que fue mejor conocido por extraer hilarantes declaraciones de la boca de infantes y que más tarde en su vida fue un popular orador y escritor, llamando a la tercera edad a vivir con tantos bríos como él. Tenía 97 años.
Fue un logrado hombre de negocios cuyas Linkletter Enterprises llegaron a controlar más de setenta negocios. Se convirtió en un famoso cruzado anti-drogas después de que una de sus hijas se suicidara en 1969. Escribió tres autobiografías, un éxito de ventas titulado ‘Old Age Is Not for Sissies’, de 1988, y publicó su último libro (escribió más de veinte) -sobre cómo aprovechar la vida al máximo durante la vejez- con ocasión de su cumpleaños 94.
Para muchos baby boomers y sus padres que vieron su programa de televisión diurno, ‘House Party’, Linkletter será siempre el hombre correcto perfecto que podía preguntar a un niño de básica una pregunta tan simple como "¿Qué hace tu mamá?", y obtenía respuestas como: "Hace un poco de aseo, y luego se sienta todo el día a leer la papeleta de apuestas del hipódromo".
Ese popular segmento de un programa de televisión emitido de 1952 a 1970 condujo a su exitoso libro ‘Kids Say the Darndest Things’, de 1957, y varias secuelas.
La idea de mostrar los comentarios espontáneos de los niños se le ocurrió durante una conversación con su hijo mayor, Jack, después de su primer día en el kindergarten.
Informado por Jack de que nunca más volvería a ir a la escuela, su padre le preguntó por qué. Jack respondió: "Porque no se leer, no sé escribir y no me dejan hablar".
Linkletter grabó la conversación en una de las primeras grabadoras y la hizo escuchar en su programa dominical ‘Who’s Dancing Tonight?’ que se transmitía desde el St. Francis Hotel en San Francisco. Le llegó una avalancha de cartas diciéndole cosas como "qué maravilloso es oír a un niño hablando con su papi", dijo Linkletter al Times en 2007. "Y me llamó la atención que no había entrevistas con niños; los niños que había eran profesionales -entrenados, dirigidos y con guiones adaptados".
El segmento debutó en 1945 en la versión radial de la CBS de ‘House Party’. Cuando el programa se trasladó a la televisión a principio de los años cincuenta, trató de encontrar chicos valientes de Los Ángeles que no se intimidaran con un estudio de televisión. Linkletter pidió a los maestros locales que "seleccionaran a los niños a los que les gustaría tener fuera del aula por algunas preciosas horas".
Cuando le preguntaron qué animal le gustaría ser, uno de los niños proporcionó la respuesta más divertida, dijo Linkletter una vez a un entrevistador. Pulpo, dijo el niño, porque así podría agarrar a todos los matones de la escuela y machacarlos con los "testículos".
Linkletter sabía "sin ninguna duda" que sería recordado por sus populares conversaciones con niños.
"Donde quiera que vaya, me dicen: ‘¿Por qué no vuelve a entrevistar a niños?’, contó Linkletter al Washington Post en 1981.
El canadiense Linkletter presentó ‘People are Funny’ y ‘House Party’ (que recibió un Emmy) en radio y televisión durante más de veinticinco años. En sus últimos años apareció frecuentemente en televisión como contribuidor de ‘Kids Say the Darndest Things’, un programa de media hora que presentaba Bill Cosby los viernes noche de 1998 a 2000.
Autor prolífico, Linkletter escribió al manos seis libros con citas de bonitas respuestas de los niños, aunque también abordó la drogadicción, las ventas y la oratoria. Su autobiografía de 1960 se tituló ‘Confessions of a Happy Man’.
Con Mark Victor Hansen, co-creador de la serie de libros ‘Chicken Soup’, Linkletter escribió el libro anti-envejecimiento ‘How to Make the Rest of Your Life the Best of Your Life’ (2006). Durante la gira de promoción del libro, Linkletter autografió cuatrocientos ejemplares en una sola sesión. Para 2008 continuaba dictando más de sesenta charlas al año y dirigía Linkletter Enterprises.
"He vivido lo suficiente como para saber algunas verdades", dijo Linkletter al Orlando Sentinel en 2007. "No te jubiles, conviértete en un seniorpreneur, mantén una actitud positiva y el sentido del humor".
"¿Retirarse?", dijo en respuesta a la pregunta de un periodista del Times en 1988, cuando se detuvo para ser entrevistado mientras esquiaba en Vail, Colorado, y buceaba en Brisbane, Australia. "Si te jubilas, nunca volverás a tener un día libre".

Linkletter nació como Gordon Arthur Kelly en el villorrio canadiense de Moose Jaw, Saskatchewan, el 17 de julio de 1912, y fue abandonado cuando era infante. Adoptado por un evangelista itinerante entrado en años y zapatero remendón, Fulton John Linkletter, y su esposa Mary, se mudó a California con su familia cuando era niño.
Después de la secundaria -a los dieciséis-, Linkletter tuvo algunos trabajos en Estados Unidos. Trabajó como ayudante de camarero en Chicago, estibador en Nueva Orleans, matarife en Minneapolis, empleado de boletería en Wall Street durante el fatídico desplome de la bolsa en 1929 y marino entre Nueva York y Buenos Aires.
Finalmente se matriculó en lo que ahora es la Universidad de San Diego, con la intención de convertirse en profesor de inglés. En su primer año Linkletter fue contratado como anunciador en la radio KGB de San Diego. Después de su licenciatura en 1934, Linkletter rechazó un oferta de trabajo en la docencia para seguir como anunciador, porque ganaba más.
El éxito en la radio no tardó en llegar. Fue nombrado director de programas de la Exposición Universal de California, en San Diego, en 1935; director de radio de la Exposición del Centenario de Texas en 1936, y en la misma función un año después en la Feria Mundial de San Francisco.
En 1942, Linkletter se mudó a Hollywood, donde se destacó en crear y animar programas con participación del público. Trabajando con John Guedel, que había creado ‘People Are Funny’, Linkletter fue pionero de estrafalarias proezas y entrevistas que se convirtieron en el prototipo de los ahora familiares programas de juegos, de niños, de entrevistas y reality shows en radio y televisión.
"Me río de todo lo que dicen, como si el realismo fuera un invento reciente, mandando a la gente a hacer cosas locas sin guión ni ensayos", dijo Linkletter a Larry King, de CNN, en 2003. "Montábamos un concurso trucho, mandábamos a la ganadora a San Francisco, con su marido. Y cuando estaban allá, les robábamos la casa. Cuando volvían, les hacíamos buscarla".
Llegó a enviar a los participantes a regalar dinero o a invertir en la bolsa para demostrar que ‘People Are Funny’. El programa fue transmitido por radio por NBC, a partir de 1942, y en televisión, de 1954 a 1961.
Entre sus programas de televisión más cortos se encuentran ‘Life with Linkletter’, del ABC (1950-52) y ‘Hollywood Talent Scouts’ en el CBS (1965-66).
En 1955, Linkletter fue el primer presentador de las ceremonias del día inaugural de Disneyland. Cuando su buen amigo Walt Disney dijo que sólo le podía pagar el salario fijado por el sindicato, Linkletter pidió y recibió los derechos exclusivos a la concesión de cámara y película en Disneyland durante toda una década.
Aunque Linkletter apareció en dos películas -‘People Are Funny’ (1946) con Jack Haley y Rudy Vallee, y ‘Champagne for Caesar’ (1950) con Ronald Colmanand y Vincent Price, Linkletter afirmó su fortaleza no como actor, sino como un amable y simpático conversador.
"Siempre quise ser una estrella", dijo una vez. "No tenía talento. Pero en televisión el talento más importante es que le gustes a la gente. Les gusté.
"En segundo lugar, a mí me gustaba la gente, sincera y genuinamente, y sentía curiosidad por sus respuestas. Incluso los idiotas -yo quería saber por qué eran idiotas".
Linkletter se convirtió en un adinerado hombre de negocios, con inversiones en hula hoops y excavando pozos de petróleo, minas de plomo, plantas manufactureras, restaurantes, productoras de televisión, inmobiliarias, construcción, unidades de almacenamiento móviles e incluso una bolera, una pista de patinaje y una escuela de buenos modales.
A medida que Linkletter acumulaba una gran riqueza, el niño pobre bueno se convirtió en un generoso filántropo.
Durante su vejez, Linkletter también trabajó ayudando a otros ancianos, sirviendo como presidente del UCLA Center on Aging, como portavoz nacional del grupo de interés conocido ahora como USA Next y como presidente de la John Douglas French Alzheimer’s Foundation.
En 2003, fue uno de los tres mariscales del Desfile de las Rosas.
Linkletter debió sobrevivir una tragedia personal con la muerte prematura de dos de sus cinco hijos adultos.
Se convirtió en portavoz nacional sobre drogadicción después de que su hija menor, Diane, saltara a la muerte desde su departamento en Hollywood en 1969 a los veinte años, un suicidio del que la familia responsabilizó al uso de LSD. Él y su hija ganaron un Grammy por su conversación grabada ‘We Love You, Call Collect’, una emocional plática entre padre e hija grabada poco antes de su muerte.
Su segundo hijo, Robert, murió a los 35 en un accidente automovilístico en 1980.
Su hijo mayor, Jack, que siguió a su padre en la radiofonía y trabajaba en el imperio comercial de la familia, murió a los 70 de linfoma, en 2007.
Linkletter fue presidente del National Advisory Council for Drug Abuse Prevention y fue presidente del National Coordinating Council on Drug Abuse Education and Information.
El nonagenario le contaba a quien quisiera escuchar que él cuidaba su dieta, nadaba y andaba en bicicleta y levantaba pesas cinco veces a la semana y dormía ocho horas en la noche. Esquió hasta sus 92.
También atribuía su vigor y longevidad a su esposa, la ex Lois Foerster, con la que se casó en 1935.
"Tengo un buen matrimonio, lo que reduce una gran parte del estrés", dijo Linkletter a la Associated Press en 2006.
"Pero un montón de lo que pasa, pasa entre tus orejas", decía a menudo. "Si cambias tu actitud dentro de tu mente, puedes cambiar la parte exterior de tu vida. Tienes que ser curioso".
Era tan optimista sobre su propio futuro que firmó un contrato para dictar una conferencia en Washington D.C. el día que cumpliera cien años, el 17 de julio de 2012.
Además de su esposa, le sobreviven sus hijas Dawn Griffin y Sharon Linkletter; siete nietos y quince biznietos.

7 de junio de 2010
27 de mayo de 2010
©los angeles times
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres