Facebook Twitter Google +1     Admin

mQh

sexo oral en las escuelas


[Megham Daum] Es un delito que un adulto tenga sexo oral con una menor de edad. Pero también lo es que dos o más adolescentes tengan sexo oral entre ellos. Y las penas son obligatorias.
El mes pasado la Corte Suprema de California impugnó una ley del estado que imponía que cualquiera que tuviera sexo oral consentido con una persona de 16 o 17 años fuera fichado como delincuente sexual. La ley, que se remonta a 1947, fue declarada inconstitucional ya que la pena por tener intercurso sexual consentido con los mismos adolescentes es mucho menos severa.
Es un alivio. Ahora los estudiantes mayores de la secundaria que salen son alumnos de primero y segundo año no tendrán que pasar directamente del baile de la escuela al tribunal. Pero probablemente es poco consuelo para los padres, muchos de los cuales han estado respirando colectivamente en bolsas de papel al menos desde 2003, cuando Oprah dedicó todo un programa a la pregunta: "¿Sabes lo que está realmente haciendo tu hija adolescente?" Desde entonces, incontables nuevos programas, editoriales y asociaciones de padres han estado siguiendo el caso del sexo oral.
En enero, Atlantic Monthly publicó un artículo de ocho mil palabras de la escritora Caitlin Flanagan que comentaba, entre otras picantes preocupaciones, una novela titulada ‘The Rainbow Party’. El título se refiere a una costumbre en la que un grupo de niñas, cada una con un color diferente de lápiz labial, convoca a un grupo de niños y -¿cómo decirlo?- se embarcan en una suerte de proyecto de arte corporal que la gente de Revlon probablemente no tuvo en mente cuando inventaron esos productos a prueba de borrones. Demás está decir que el resultado es un barullo, más gonorrea.
De vuelta en la menos que idílica vida real, los adolescentes estadounidenses están aparentemente reorganizando la jerarquía clásica de la intimidad física conocida en el pasado como ‘las bases’. Si el beso es la primera base y el intercurso es la ‘carrera completa’, ahora el sexo oral parece haber sido ascendido a un punto indeterminado entre la tercera base y home. O quizás eso es optimista. Si debemos creer en los rumores, los adolescentes están substituyendo el antiguo atracón por el sexo oral. Como si los aparatos de ortodoncia no fueran ya una lata.
El fragmento ‘Oprah’, que fue emitido mucho antes de la publicación de ‘The Rainbow Party’, no fue quizás el programa de mayor rigor periodístico (su investigación invitada eran cincuenta adolescentes y sus madres). Y, según sabemos, las fiestas del arco iris pueden ser tan verídicas como los unicornios. Sin embargo, un informe dado a conocer en el otoño pasado por el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud concluyó que algo más de la mitad de las adolescentes entre quince y diecinueve años han tenido sexo oral. Más alarmante es un estudio de California realizado el año pasado entre 580 alumnos de noveno. Veinte por ciento había practicado el sexo oral, y un tercio pensaba hacerlo en los próximos seis meses.
Es verdad que esta es una pequeña muestra, pero estamos hablando de niñas de catorce. Y cuando le pregunté a una niña de 16 que asiste a un escuela media pública en el Valle de San Fernando, me dijo que el sexo oral era "algo típico de la secundaria". (En otras palabras, en la secundaria la mayoría de los niños ya tienen "sexo de verdad" -han incorporado la distinción clintoniana). Sin embargo, esta alumna, a pesar de no estar totalmente "de acuerdo", no oyó hablar nunca de fiestas de arco iris, ni conocía a nadie que aspirara a ser anfitriona de un evento similar. Sin embargo, dijo algunas cosas interesantes sobre lo que ocurre cuando los anticuados rumores femeninos se coluden con la recién descubierta agresión femenina. "Se trata de las niñas que fanfarronean y compiten entre sí", dijo. "Hay chicos en el barrio. Ellos no hacen nada. Son las chicas las que echan a correr esos rumores".
Todo este asunto, aunque inquietante para los padres y generador de lectores para la prensa, podría ser fácilmente ser puesto a cuenta del sensacionalismo si no fuera por lo que ambas partes están apostando. Las niñas arriesgan con perder su amor propio, pero los niños arriesgan todo su futuro.
El mes en Georgia, Genarlow Wilson fue procesado por cargos de agresión sexual de un incidente de una fiesta en 2004 en la que un grupo de adolescente se emborrachó y se filmaron mientras tenían sexo. El jurado demoró menos de una hora en absolver a Wilson de la acusación de violación (por desagradable que fuera, el video no mostraba evidencias de coerción), pero debió por ley condenarlo por tocamientos con agravantes por tener sexo oral consensual con una niña de quince aparentemente sobria (Wilson tenía 17 en esos momentos).
Fue sólo después de que se leyera el veredicto que el jurado se enteró que la condena incluía una sentencia obligatoria de diez años, seguidos de una ficha para toda la vida como delincuente sexual. Como resultado, Wilson, un destacado estudiante con una hoja de antecedentes impecable y varias ofertas para que jugara fútbol americano universitario, está en la cárcel por participar en una actividad que, si los rumores son verídicos, es un rito de pasaje común.
Pero tal como el amor puede ser ciego, el sexo puede ser terriblemente desconcertante, y es posible que no sepamos nunca si esta ‘epidemia’ representa una disfunción cultural profundamente enraizada o si es simplemente paranoia de los adultos. Lo que sí sabemos es que aunque los problemas específicos endémicos de la adolescencia cambian de generación en generación, las soluciones siguen siendo las mismas: estudiar mucho, sacarse buenas notas y salir cuanto antes de la secundaria.

11 de marzo de 2006
©los angeles times
©traducción mQh
rss

Martes, 11 de Abril de 2006 15:09 mqh #. opinión

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Anónimo

son todos pajeros hijos de puta chupenme la verga un poco y se las meto

Fecha: 21/10/2008 20:37.


gravatar.comAutor: cristian

me parece muy bien

Fecha: 21/11/2008 18:35.


gravatar.comAutor: enyerbe

quiero sexo

Fecha: 28/12/2008 22:42.


gravatar.comAutor: simon

necesito sexo. Qe me la chupen. Porqe cada día me masturbo 3 vezes

Fecha: 20/01/2009 21:55.


gravatar.comAutor: juan

a la escuela se ba a estudiar no a tener sexo

Fecha: 14/04/2009 20:59.


gravatar.comAutor: Teruo

ver videos porno en tu casa que chevereeee jejeje y para colmo una chica a tu lado que se queda a piyamadas contigo...

Fecha: 19/05/2009 00:21.


gravatar.comAutor: Ale

Autor EL SEXO ORAL ES LO MEJOR YO YA TUBE ME LO METIERON FUERTE PERO ME GUSTO QUE HASTA HICE HA A A A A QUIERO MAS Y MAS FUERTE MI NOVIO ME DIJO ABRE LOS PIES Y ME LO METIO DE NUEVO ME MASTURBE MI OTRO NOVIO ME HIZO CHUPARLE SU PAJARO X QUE ME LO HICIERON 2 HOMBRES UNO ADELANTE Y OTRO ATRAS UNO ME LO HIZO DE PERRITO Y OTRO ME METIO EL DEDO SEXUALMENTE DIVERTIDO EL SEXO ME ENCANTA

Fecha: 20/06/2009 03:56.


gravatar.comAutor: alejandro

les doy mi msn agregenme quiero follar solo chicas bonitas de 18 años

Fecha: 14/07/2009 03:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







Temas



página policial
sopas de pescado y marisco
perros
paranormalia

cantina

↑ Grab this Headline Animator

Archivos

Enlaces


Free counter and web stats

DirectorioPlus

sexo oral en las escuelas | mQh

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris