Blogia
mQh

la policía y la prensa


La policía entorpece el trabajo de periodistas. Más que ofrecer disculpas, lo que los agentes deben hacer es aprender sus propias reglas en cuanto a la relación con la prensa. Editorial NYT.
En muchos países, usar una cámara o tomar apuntes te puede meter en problemas. No se supone que deba ocurrir en Nueva York. Sin embargo, cuando la policía desalojaba a los manifestantes de Ocupemos Wall Street del Parque Zuccotti en Lower Manhattan el 15 de noviembre, varios periodistas fueron aprehendidos y arrestados. La policía impidió que muchos documentaran lo que pasó esa noche.
El Comisionado de Policía, Raymond Kelly, debería considerar seriamente por qué ignoraron los funcionarios las directrices del departamento para tratar a los medios de prensa, directrices que prohíben interferir con actividades relacionadas con el recabamiento de información. En una carta a Paul Browne el lunes, el subcomisario de policía, el New York Times y otras doce organizaciones periodísticas dijeron que la policía fue "más hostil con la prensa" que cubría las protestas que en "cualquier otro evento de los últimos tiempos".
Antes de sacar las tiendas y otras estructuras del Parque Zuccotti, por ejemplo, un representante de la policía pidió a los periodistas en el área sus credenciales de prensa. Los periodistas y fotógrafos no necesitan credenciales para estar en áreas públicas. Se supone que los pases les dan un mejor acceso, pero aquellos que admitieron tener pases fueron llevados a un área vallada a cuadras de la comisaría de policía.
En otro sitio más cerca del parque, la policía se estaba llevando a un manifestante cubierto de sangre cuando un fotógrafo levantó su cámara. Cuando dos agentes de policía vieron la cámara, empujaron una barricada sobre el fotógrafo, gritándole que no tenía permiso para tomar fotos incluso si estaba en la acera.
La carta a los medios de noticias dice que un entrenamiento adicional "habría ayudado a evitar las numerosas e inapropiadas, sino inconstitucionales acciones" de los agentes. Un lugar donde empezar podría ser una revisión de las reformas de 1999 y una declaración de política emitida por el Comisionado de Policía, Howard Safir, ese año.
Esa política declaraba claramente que a menos que hubiera "circunstancias excepcionales", los que porten credenciales de prensa no serán restringidos a las áreas de prensa y que, "bajo ninguna circunstancia tendrá la prensa menos acceso que el público general". Es hora de que el Comisionado Kelly haga un intento serio de implementar el propio código de conducta del departamento.
28 de noviembre de 2011
25 de noviembre de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres