Blogia
mQh

murió ken russell


Director de ‘Tommy’ y ‘Lisztomania’. Director de ‘Mujeres enamoradas’, Ken Russell fue descrito como un enfant terrible del cine británico, especializado en películas sobre músicos y música, especialmente ‘Tommy’, de The Who.
[Dennis McLellan] Murió Ken Russell, el a menudo controvertido director británico conocido por su exuberante estilo visual en películas como ‘Los demonios’ [The Devils], ‘Estados alterados’ [Altered States] y la ópera rock de The Who, ‘Tommy’. Tenía 84 años.
Russell, que vivía en Lymington en el sur de Inglaterra, falleció el domingo en un hospital después de una serie de derrames, informó su hijo, Alex Verney-Elliott, a la Associated Press en Londres.
Director de documentales para la televisión conocido por sus irreverentes biografías de la BBC de importantes personajes del mundo de las artes, Russell entró a las ligas mayores como un director de largometrajes con ‘Mujeres enamoradas’ [Women in Love], una película basada en la novela de D.H. Lawrence.
La película, que incluyó una famosa escena de una lucha al desnudo entre Oliver Reed y Alan Bates, le significó a Russell su única nominación al Oscar como mejor director.
Glenda Jackson, que obtuvo un Oscar a la mejor actriz por ‘Mujeres enamoradas’, definió a Russell como un "increíble genio visual".
"Es una tremenda vergüenza que la industria del cine británico lo haya ignorado", dijo a la Associated Press. "Es una terrible desgracia... Rompió las barreras para tanta gente".
El llamado enfant terrible del cine británico dirigió películas como ‘Los demonios’, una película de categoría X de 1971 sobre un sacerdote y unas monjas reprimidas sexualmente en la Francia del siglo diecisiete, con Vanessa Redgrave y Oliver Reed; ‘El novio’ [The Boy Friend], un musical de 1971 con la supermodelo Twiggy; ‘Tommy’, repleta de estrellas en 1975; y la película de ciencia ficción de 1980, ‘Estados alterados’, con William Hurt.
Russell era también conocido por sus extravagantes biografías de compositores en los años setenta, tales como Tchaikovsky (‘La pasión de vivir’ [The Music Lovers]), Gustav Mahler (‘Mahler’) y Franz Liszt (‘Lisztomania’).
"Lo que lo distinguía de los otros directores británicos, incluyendo a algunos famosos como Carol Reed y David Lean, era que él tenía un tremendo don para el esplendor y la fantasía, rico en auto-indulgencia y un montón de imaginación afiebrada", dijo Peter Rainer, crítico de cine del Christian Science Monitor.
Rainer dijo que "las fantasías de Russell eran a menudo sexualmente repugnantes, como en ‘Los demonios’, y él usaba las vidas de artistas famosos como Tchaikovsky, Liszt y Mahler como trampolines para sus propias extravagantes fantasías sexuales".
El crítico de cine y ex redactor del Times, Kevin Thomas, dijo que Russell era muy arriesgado como director.
"Evoca en ti el sentimiento de que ha ido hasta el borde, y luego puede ser grandioso, como ‘La pasión de vivir’, que yo pensé que era maravillosa", dijo Thomas. "En otras películas, se pasaba de rosca, y te perdía".
En realidad, los críticos amaban y odiaban a Russell.
El crítico de cine británico Mark Kermode lo describió como "alguien que demostró que el cine británico no tenía que girar sobre el realismo de fregadero" y la crítico del New Yorker, Pauline llamó a Russell una vez: "El corruptor jefe de celebridades del presente y del pasado".
Durante los días de apogeo de Russell a fines de los años sesenta hasta principios de los ochenta, dijo Rainer, "su tipo de extravagancia tocó una cuerda sensible del público de la contracultura y de audiencias que buscaban experiencias al límite, tanto visual como sexualmente".
E, inversamente, dijo: "Cuando esa era pasó, su estrella cayó".
"Creo que la gente creía, para bien o para mal, que Russell como que había agotado su don; su don era como noticia vieja y las película se movían en una era más mansa".

Hijo del dueño de una zapatería, nació como Henry Kenneth Alfred Russell el 3 de julio de 1927, en Southampton, Inglaterra, donde desarrolló su temprana pasión por las películas.
En Londres, después de servir en la Marina Mercante y en la Real Fuerza Aérea, Russell estudió ballet y actuó en algunas ocasiones antes de convertirse en fotógrafo independiente y cineasta.
Tras incorporarse a la BBC en 1959, produjo numerosos documentales sobre artes, incluyendo uno sobre el compositor Debussy, el pintor Henri Rousseau y la bailarina Isadora Duncan.
Lanzó su carrera como director de largometrajes con la comedia de 1964, ‘French Dressing’ y dirigió a Michael Caine en la película de espías ‘El cerebro de un millón de dólares’ [Billion Dollar Brain] de 1967.
El iconoclasta director tuvo pronto en su carrera un feudo con el crítico de cine del diario London Evening Standard, Alexander Walker.
Durante una aparición en la BBC con Walker en los años setenta, Walker ridiculizó ‘Los demonios’, de Russell, por su "monstruosa indecencia, ingenuidad e insistencia en lo físico".
Russell respondió llamando a Walker "cascarrabias, criticona e histérica". Luego sacó su ejemplar del Standard con la reseña de Walker y lo golpeó en la cabeza.
Russell se casó cuatro veces. Entre sus sobrevivientes se encuentran su esposa, Elise Tribble, y sus hijos.
5 de diciembre de 2011
29 de noviembre de 2011
©los angeles times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres