Blogia
mQh

inquietud en el sector público


Justificada inquietud en sector público. Recortes presupuestarios implicaran el despidode decenas de miles de empleados públicos. Editorial NYT.
Escondidas entre las cifras relativamente positivas contenidas en el informe sobre empleo de noviembre se encuentran algunas muy malas noticias para los que trabajan en el sector público. El mes pasado fueron despedidos veinte mil empleados públicos, de lejos la caída más fuerte de todos los sectores de la economía, mayormente en estados, condados y ayuntamientos.
Esa continua siendo una tendencia inquietante que se ha estado gestando durante años, que ha tenido un impacto particularmente negativo sobre los trabajadores negros. Mientras el sector privado ha estado agregando empleos desde fines de 2009, desde la recesión se han perdido más de medio millón de funciones en la administración.
En la mayoría de los casos, estados y ayuntamientos tuvieron que despedir a empleados debido a ingresos fiscales deficientes, y ayuda federal reducida debido a la inexplicable decisión de Washington de concentrarse más en el déficit a corto plazo que en el empleo.
Esos despidos implican una menor calidad de vida cuando hay menos maestros, cuadrillas de reparaciones y enfermeras. El jueves, una deteriorada situación presupuestaria llevó a lo que los funcionarios en Marion, Indiana, llamaron una "reorganización radical" de los servicios del ayuntamiento, lo que resultará en el despido de quince agentes de policía (de 58) y de doce bomberos (de cincuenta).
Los recortes afectan más que a sólo los servicios. Como informó Timothy Williams, del Times, la semana pasada, golpean en particular a los trabajadores negros. Millones de afroamericanos -están empleados uno de cinco- han entrado a la clase media a través del empleo gubernamental, y ganan un veinticinco por ciento más que los otros empleados negros. Ahora decenas de miles están apartándose tanto de sus trabajos como de la clase media. Chicago, por ejemplo, está despidiendo a 212 empleados este próximo año fiscal, de los cuales dos tercios son negros.
Esa es una razón de por qué el desempleo negro aumentó el mes pasado a 15.5 por ciento, de 15.1 por ciento. El impacto es severo, desestabiliza a los vecindarios negros y hace más difícil que la gente joven replique el ascenso de sus padres en la escala económica. "La dependencia en esos trabajos ha proporcionado a los afroamericanos una ruta hacia arriba", dijo Robert Zieger, profesor emérito de historia en la Universidad de Florida. "Pero también hay vulnerabilidad".
Sin embargo, muchos republicanos no consideran los trabajos en el gobierno como trabajos de verdad, y se muestran ansiosos por hacerlos desaparecer. Los gobernadores republicanos del Midwest ha tratado agresivamente de romper el poder de los sindicatos de funcionarios mientras rebajan drásticamente su personal, y los republicanos en el Congreso han propuesto absorber una reducción del impuesto sobre la nómina reduciendo las planillas de empleo federales en un diez por ciento a través del desgaste. Esos son doscientos mil trabajos, muchos de los cuales serían ocupados por negros e hispanos y otros que tienden a votar por los demócratas y son por tanto considerados políticamente superfluos.
Pero todo despido, sea público o privado, es toda una vida, y una manera de sobrevivir, y una familia. Y muchos de ellos están siendo golpeados por la tormenta económica.
[La foto viene del blog de Marcial Pérez Herrera.]
5 de diciembre de 2011
4 de diciembre de 2011
©new york times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres