Blogia
mQh

afganistán prohíbe culebrones indios


Se trata de culebrones indios, pero algunos canales de televisión siguen transmitiéndolos.
[Alisa Tang y Rahim Faiez] Kabul, Afganistán. Roya Amin, su marido y su hija de dos años se instalan todas las noches frente a su televisor. Y suspiran aliviados cuando empieza su culebrón indio favorito.
El gobierno afgano está tratando de prohibir los salvajemente populares dramas de televisión debido a su carácter no islámico y porque interrumpe los estudios de los niños. Es un indicio de las crecientes tensiones entre los conservadores religiosos y los liberales en el Afganistán de después de la era de los talibanes.
Muchos afganos son profundamente conservadores, pero también se sienten atraídos por los dramas de televisión indios, un bálsamo que los ayuda a olvidar décadas de guerra y la persistente violencia y problemas de su país. Amin, 23, dice que sigue tres culebrones diferentes.
"En otros países la gente tiene otras maneras de entretenerse y divertirse, pero nosotros no tenemos nada", dijo.
El 14 de abril el ministerio de Información y Cultura ordenó a cuatro canales de televisión que dejara de emitir cinco culebrones indios. Sólo Noorin TV suspendió sus transmisiones de su novela ‘Waiting’ -así que el ministerio fijó una segunda fecha límite que terminó el martes.
Ariana TV cedió después de la segunda carta, poniendo fin a las emisiones de ‘Kum Kum’, un drama sobre la enredada vida amorosa de una viuda que es cortejada por su novio de infancia y que termina casándose en segundas nupcias con el hermano de su marido.
El ministerio ha amenazado con emprender acciones legales contra los otros canales, que acusan al gobierno democrático de tratar de volver a talibanizar Afganistán.
"Creemos que la transmisión de series indias se ajusta a derecho, así que seguiremos transmitiéndolas", dijo Saad Mohseni, propietario de Tolo TV. "Millones de personas miran las series todas las noches".
Las series indias se han convertido en favoritas de la franja de mayor audiencia con el florecimiento de canales de televisión privados seis años después de la caída del régimen conservador de los talibanes, que había prohibido completamente la televisión.
Pero los conservadores religiosos a menudo se encrespan sobre el contenido, quejándose de que sean mujeres las que leen las noticias y de los videos musicales con mujeres.
El mes pasado Tolo TV fue atacada por emitir un número de baile donde aparecen hombres y mujeres bailando juntos en un programa de entrega de premios del cine afgano.
El ministerio de Información y Cultura condenó la emisión, diciendo que "colocar a hombres y mujeres bailando juntos contraviene enteramente la cultura afgana y la sociedad musulmana".
Al mismo tiempo, el ministerio y otros conservadores en el gobierno atacaron los culebrones, basándose en una resolución del Consejo de Clérigos, conocido como Ulema.
"El Consejo Ulema ha enfatizado que [los culebrones] son contrarios a la cultura afgana y que son a-islámicos", dijo Ali Ahmad Fakor, director de la comisión sobre infracciones a la ley de los medios de comunicación, que participó en una reunión con los clérigos y el ministerio sobre las series indias.
Fakor dijo que los afganos podrían corromperse con escenas que muestran a indios adorando a ídolos hindúes y por guiones sobre mujeres que se divorcian y vuelven a casarse -una práctica considerada inaceptable en Afganistán.
Fakor dijo que la comisión recibió cientos de llamadas telefónicas de padres que se quejaron de que sus hijos pierden su tiempo mirando televisión durante las horas de mayor audiencia -la única ocasión en que la mayoría de los vecinos de Kabul cuentan con electricidad.
"Todo el mundo se dedica a mirar las series, lo que impide que los niños estudien y hagan sus deberes", dijo Fakor.
"Estamos contra la talibanización, pero somos un país musulmán y es nuestro deber impedir esos programas que distraen a nuestros hijos de sus estudios", dijo.
Interrogado el lunes sobre las series indias, el presidente Hamid Karzai ofreció una confusa respuesta: "Creemos en la libertad de expresión... pero como muchos otros países queremos que nuestros programas de televisión estén en el marco de nuestra cultura y que sean aceptables" para el pueblo afgano.
Afganistán debería producir sus propias teleseries, dijo.
Hay algunas novelas afganas, incluyendo una que transmite Tolo TV, que tiene tramas similares sobre problemas familiares, amor y matrimonios complicados, como en las teleseries indias. Pero el país, empobrecido y destruido por la guerra, está lejos de poder ofrecer competencia a los dramas indios.
Las series de televisión fueron discutidas el martes en el parlamento afgano. Por separado el portavoz del ministerio de Información, Hameed Nasery, advirtió que los canales que desobedezcan las órdenes serán llevados a tribunales.
Pero el martes noche, Tolo TV transmitió los dos culebrones que el gobierno había prohibido.
Tolo ha recibido fuertes críticas del gobierno sobre su programación y ha tomado la precaución de borrar las escenas con dioses hindúes e incluso escenas donde las actrices indias muestran su cuello y hombros.
Mohseni dijo que los afganos han sido durante décadas ávidos espectadores de programas indios. Un puñado de gente que se queja no es un buen medidor de la opinión pública, dijo, quejándose de que el gobierno se ha alejado de los sentimientos del público.
"Estamos asistiendo a una retalibanización de Afganistán... Se ve venir, siente en el aire. El gobierno está cambiando", dijo Mohseni. "Hoy, la gente que decepcionó a los afganos en los años noventa están de vuelta en el poder".

26 de abril de 2008
23 de abril de 2008
©fwdailynews
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres