Blogia
mQh

taylor juzgado por crímenes de guerra


Ex presidente liberiano, Charles Taylor, rechaza cargos por crímenes de guerra y dice que luchaba contra la corrupción.
[Mike Corder] La Haya, Países Bajos. Ante la comisión de jueces que lo juzgan por crímenes de guerra, Charles Taylor contó el miércoles su ascenso al poder en Liberia retratándose a sí mismo como un combatiente contra la corrupción que montó un golpe para derrocar a los militares y restaurar la democracia.
Taylor ha sido acusado de once cargos de homicidio, torturas, violación, esclavitud sexual y el uso de niños soldados y terrorismo cuando apoyó a los rebeldes de Sierra Leona en la guerra civil de 1991-2002. Ha denunciado las acusaciones en su contra como "desinformación, mala información, mentiras y rumores".
Se calculan en medio millón las víctimas de asesinatos, mutilaciones sistemáticas y otras atrocidades de la guerra civil de Sierra Leona. Algunos de los crímenes más atroces fueron cometidos por niños soldados drogados.
La fiscalía ha llamado a 91 testigos para que demuestren sus afirmaciones de que Taylor proporcionó armas, dinero y apoyo político a los rebeldes de Sierra Leona a cambio de la riqueza mineral del país, alentándoles a aterrorizar el campo y suprimir toda oposición.
En su segundo día en el estrado, Taylor describió un tumultuoso período de golpes y ejecuciones en Liberia, un país de África Occidental zarandeado por la política de la Guerra Fría después de que un sargento mayor del ejército liberiano, Samuel Doe, se hiciera con el poder en un sangriento golpe de estado en 1980.
Sacudiendo sus manos o apuntando con el dedo, Taylor presentó una animada versión de su rompimiento con Doe, su escape hacia Estados Unidos por razones de seguridad y su fuga de una cárcel de Estados Unidos donde estaba retenido a la espera de un pedido de extradición después de que el régimen lo acusara de malversar novecientos mil dólares.
El abogado de Taylor, Courtenay Griffiths, dirigió a su cliente a través de la reconstrucción de su vida, desde su "humilde" nacimiento hasta las circunstancias de su presidencia en 1997-2003. Ese intento buscaba trazar un retrato del ex presidente como un conciliador antes que como el señor de la guerra caníbal descrito por los fiscales en el tribunal patrocinado por Naciones Unidas.
Las declaraciones de Taylor en el Tribunal Especial para Sierra Leona se espera que duren varias semanas.
El miércoles Taylor trató tópicos que fueron desde las rivalidades tribales a la política de las grandes potencias y una vida personal repartida en una procesión de esposas y amantes yuxtapuestas.
Doe fue el primer líder liberiano de origen nativo en un país que fue gobernado durante 130 años por esclavos americanos libertos y sus descendientes. Taylor, hijo de un juez liberiano-americano y su criada, utilizó su origen dual para ganar acceso a los dos grupos.
Armado con un diploma en económicas de Estados Unidos, se convirtió en un miembro de nivel medio del gobierno de Doe.
Taylor, que se dice que desvió millones de dólares cuando se convirtió en presidente de Liberia, dijo que tomó las armas para frenar la descarada corrupción entre los ministros y ayudantes de Doe.
"Eso me hizo muy impopular", dijo Taylor.
Su impopularidad produjo acusaciones de que había malversado novecientos mil dólares, dijo Taylor, negando categóricamente la acusación.
Taylor huyó de Liberia a Estados Unidos en 1983. Dijo que se marchó por temor a que lo mataran en el régimen cada vez más autocrático de Doe, y no por las acusaciones de malversación.
Cuando estaba fuera del país, un antiguo amigo, el general Thomas Quiwonkpa, dio un golpe de estado en 1985, pero fue asesinado por tropas leales a Doe, contó Taylor.
"Fue cortado en pedazos y comido por los soldados" y su asesinato fue filmado, dijo.
En su primer día de testimonios el martes, Taylor dijo que preparó su propio golpe de estado en 1989 para instaurar en Liberia una democracia multipartidista y el imperio de la ley e insistió en que "no soy culpable de todos esos cargos", refiriéndose a la vecina Sierra Leona.
Decenas de testigos, algunos sin manos, declararon sobre la brutalidad de los rebeldes de Sierra Leona, presuntamente patrocinados por Taylor. Otros testigos antiguamente asociados con Taylor dijeron haber pasado armas y mensajes a los rebeldes, por órdenes de Taylor, y transportado, a cambio, ‘diamantes de sangre’ extraídos ilegalmente.
Tratando las peores acusaciones, su abogado le pidió a Taylor que respondiera a la acusación de que es "de todo, desde terrorista a violador".
Es "muy, muy desafortunado que la fiscalía -debido a la desinformación, mala información, mentiras y rumores- me asocie con esos títulos o descripciones", dijo Taylor, hablando lentamente para realzar sus palabras. Resiento esa caracterización. Es falsa y maliciosa".

15 de julio de 2009
©fwdailynews 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres