Blogia
mQh

el agente secreto del ejército


El 5 de marzo comienza el segundo juicio a un represor en Santa Fe. Se trata de Horacio Barcos. Lo acusan de privación ilegal y torturas del dirigente de la CTERA e historiador santafesino José Alberto Tur -ya fallecido y a su ex esposa, Amalia Ricotti, quienes permanecieron cautivos en un centro clandestino.
[Juan Carlos Tizziani] Santa Fe, Argentina. El Tribunal Oral Federal volvió a modificar la fecha del segundo juicio a un represor de la dictadura en Santa Fe, Horacio Américo Barcos, un ex agente secreto que operaba como Personal Civil del Ejército (PCI) en el Destacamento de Inteligencia Militar 122 y estaba encubierto en el sindicato de los obreros de la construcción (UOCRA). Ahora comenzará el viernes 5 de marzo, después de haber sido postergado dos veces el año pasado por planteos de la defensa. Barcos será juzgado por "privación ilegítima de la libertad agravada" y "tormentos agravados" en dos casos y en concurso real. Lo acusan de haber integrado el grupo de tareas que secuestró al dirigente docente de la CTERA e historiador santafesino José Alberto Tur -ya fallecido y a su ex esposa, Amalia Ricotti, quienes permanecieron cautivos en un centro clandestino de detención durante dos semanas, entre mediados de mayo y los primeros días de junio de 1978, en vísperas del Mundial de Fútbol.
El juicio a Barcos estaba previsto hace diez meses. Debía comenzar el 7 de mayo de 2009. Después, pasó para el 30 de junio. Luego, se postergó para el 2 de marzo próximo. Y finalmente, se acordó iniciarlo tres días más tarde, el viernes 5, porque uno de los jueces del Tribunal Oral de Santa Fe, José María Escobar Cello, participa como suplente en el juicio por delitos de lesa humanidad en Rosario. Los otros magistrados son Ivón Vella y Daniel Laborde, quien reemplazó al doctor Ramiro Puyol, que ya se había apartado del caso porque tiene un hermano desaparecido y luego se jubiló.
Durante las audiencias están citados unos quince testigos, entre ellos la docente Adriana Arce, secuestrada en Rosario en mayo de 1978, horas después de haberse reunido en Santa Fe con Tur, con quien compartía la militancia gremial en CTERA. Arce es sobreviviente del centro clandestino Fábrica Militar de Armas y en noviembre declaró en el juicio en Rosario, donde identificó a los represores que participaron en su secuestro y martirio, tal como lo había hecho ya en 1984 ante la Conadep, y en 1985, en el juicio a las juntas militares.
También están convocados a testimoniar el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral, José Manuel Benvenutti -donde Tur dictaba una cátedra , el secretario general del gremio ATE, Jorge Hoffmann y los periodistas José Luis Pagés y Rogelio Alaniz, entre otros.
Tur y su esposa fueron secuestrados por un grupo de tareas de la dictadura el 15 de mayo de 1978, cuando "salieron de su casa" en el automóvil de la pareja para "realizar una visita familiar". El hecho fue denunciado en Santa Fe, pero también en el exterior. Su hermano, Carlos Tur, residente en México, remitió diez días después, el 25 de mayo de 1978, una carta a la secretaria de Derechos Humanos de Estados Unidos, Patricia Derian, en la que relató el secuestro y le pidió la intervención del gobierno del presidente Jimmy Carter para que la dictadura de Videla libere al matrimonio.
Carlos Tur no será testigo en el juicio, pero ya aportó a la causa todas las pruebas de las gestiones que hizo hace 32 años para lograr la libertad de su hermano y la esposa de éste, entre ellas la denuncia que envió a Derian y una carta posterior del 7 de junio de 1978 en la que informó que el matrimonio había sido liberado. Las notas a Derian y otras que mencionan la desaparición de Tur y Ricotti en Santa Fe -como una lista de Amnistía Internacional y cables secretos de la embajada de Estados Unidos fueron algunos de los miles de documentos desclasificados por el Departamento de Estado norteamericano sobre violaciones a los derechos humanos en la Argentina, que hoy están disponibles en la Web (desclasificados.com.ar).
La denuncia del secuestro dice que la noche del 15 de mayo de 1978, "José Tur y su esposa salieron de su casa en auto para realizar una visita familiar. Nunca llegaron al lugar al que se dirigían, encontrándose al día siguiente el auto abandonado cerca del domicilio al que tenían intención de llegar. Los familiares comenzaron al día siguiente con las averiguaciones de rutina, y ayudados por otras personas, han denunciado el hecho por la prensa, radio y televisión y han presentado un recurso de amparo ante la justicia. Las respuestas de las autoridades policiales, militares y judiciales han sido unánimemente negativa", le escribió Carlos Tur a Patricia Derian.
Y planteó tres hipótesis sobre las causas de la desaparición de su hermano y la esposa. "Los motivos de este secuestro pueden tener relación con las detenciones que se están realizando por la realización del Mundial de Fútbol, o por razones gremiales o por el hecho de que Tur haya sacado su pasaporte en el último mes para viajar al Perú de vacaciones".
"Al haber transcurrido 10 días sin haber obtenido un reconocimiento oficial de la detención y de su ubicación, solicito la mayor difusión posible de este nuevo atropello a los más elementales derechos humanos. La finalidad de esta denuncia es presionar a las autoridades argentinas para que dejen en libertad a Tur y a su esposa o al menos declarar públicamente cuál es su lugar de detención", concluyó.
Carlos Tur agregó a la denuncia la currícula de su hermano secuestrado: la actividad docente, sus investigaciones y publicaciones históricas y su militancia gremial. José Tur fue "organizador y dirigente de la Federación Unica Santafesina de Trabajadores de la Educación (FUSTE)" y era "delegado por dicha federación ante la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA)", explicó.
El 7 de junio de 1978, ya liberada la pareja, Carlos Tur remitió la segunda carta a Patricia Derian, también desde la ciudad de México. "Estimada señora", le dice. "Quiero informar a usted que mi hermano José Alberto Tur y su esposa, Amalia Ricotti fueron liberados por las autoridades argentinas el viernes 2 del corriente, después de haber sido secuestrados en la ciudad de Santa Fe el 15 de mayo último"
"Agradezco a usted muy sinceramente cuanto haya podido hacer para lograr este resultado y la felicito por la eficacia de su acción. Quedo entonces a sus órdenes y aprovecho la oportunidad para saludarla muy atentamente", concluyó.

23 de febrero de 2010
©rosario 12 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres