Blogia
mQh

qué pasó con ricardo


La familia ahora sabe qué pasó con Ricardo, asesinado por la dictadura en Corrientes y La Paz. Era un miembro de la UES, tenía 19 años cuando fue acribillado junto a Lalo Rossi mientras realizaban una pintada en Rosario. A través de Facebook, la tarea del Colectivo de ex presos y la fiscal Colalongo, se conocen los detalles.
[José Maggi] Argentina. La perseverancia de una familia, el contacto a través de una red social con otro familiar que buscaba a un desaparecido, la recopilación de testimonios en un libro sobre terrorismo de estado y el trabajo de una fiscalía federal se conjugaron para lograr la identificación de un militante caído durante la última dictadura. También se sumó el rescate de la memoria que realiza el Colectivo de ex presos políticos a través de sus murales. Se trata de Ricardo Amarilla, cuyo nombre ya había sido inscripto hace cuatro años en un paredón (hoy demolido por un edificio) en la misma esquina en la que cayó herido junto a otro militante, Lalo Rossi, chaqueño como él. Sin embargo la familia Amarilla recién se entero el último viernes del destino de Ricardo. El viernes la fiscal federal Mabel Colalongo recibió a su hermana Graciela y presentó ante el juez Marcelo Bailaque el requerimiento de instrucción y solicito distintas medidas probatorias para concretarlo.
La fiscal explicó que "este era un grupo de la UES (Unión de Estudiantes Secundarios que estaban efectuando una pintada el 7 de setiembre de 1976 en la esquina de La Paz y Corrientes. Esta es la dirección que surge de uno los partes de inteligencia del famoso Archivo Intermedio, que muchos de los que lo tenían en custodia decían que no servía absolutamente para nada en los casos de violaciones a derechos humanos. Sin embargo cuanto más pasa el tiempo y más avanzamos en las causas, nos damos cuenta cuánto sirve la información que contiene para ratificar o asociar datos que después permiten llegar a identificar a determinadas víctimas que hasta ahora seguían tal como querían los que implementaron el plan de terror, que era que se mantengan como NN.
"Más allá que el informe no contiene el nombre de las víctimas nos permitió confirmar que existió en esa esquina y en esa fecha un operativo, y que allí hubo dos víctimas NN masculinas. A partir de esta información, cruzando datos formal e informalmente, como se debe hacer en estos casos que es la única manera de ir consiguiendo reconstruir la verdad, se determina que una de las víctimas de ese lugar en Ricardo Alfredo Amarilla, quien tenía 19 años".
"En estos casos se dan casualidades que en definitiva no son tantas, hubo familiares de víctimas que buscando a otros desaparecidos establecieron contactos en la red social Facebook, y se conectaron con familiares de Amarilla y acercaron esta información a esta fiscalía, y formalmente pudimos corroborar que Ricardo estaba en Rosario, y terminamos de cerrar el cuadro. Al tener esta información decido hacer la denuncia de oficio ante el juez Bailaque, para comenzar a investigar ya formalmente en un expediente los hechos.
"Esperamos que en este caso al juez entienda el contexto en el que ocurrieron los hechos, que tiene a consideración en su juzgado y no nos obligue a demostrarle además con huellas dactilares, que Amarilla estaba en ese lugar ese día. Esto lo digo por la falta de mérito que acaba de dictar al ex teniente coronel Rubén Cervera en el caso del Batallón de Arsenales de Fray Luis Beltrán".
Graciela Amarilla estuvo el viernes en la fiscalía federal de Colalongo y pudo haber cuál había sido el destino de su hermano. "Cada vez que intentamos averiguar qué pasó con él llegamos hasta un punto en el que la información se cortaba y no podíamos saber más. Pero ahora que se abrieron estos archivos y que comenzaron los juicios en Rosario, volvimos a investigar dónde estaba mi hermano. Somos su familia, lo queremos y lo buscamos desde hace 34 años.
La historia de la familia Amarilla es muy dura. "Somos una familia muy castigada por la dictadura: mi hermano, mi primer marido, mi tío, el Negro Amarilla, y otros familiares están desaparecidos. Junto a los Molfino en el Chaco, tenemos muchos desaparecidos en ambas familias, unidos pro al casamiento de Marcela Molfino y Guillermo Amarilla. Sin embargo en la familia también otra historia la de Martín Amarilla, hijos de Marcela Molfino y Guillermo Amarilla, el Negro. "No sabíamos que existía porque tampoco supimos del embarazo de Marcela". El joven tiene poco más de treinta años y fue el nieto recuperado número 98.
El abuelo Amarilla era un viejo peronista, sus hijos militaban en al JP y Ricardo en la Unión de Estudiantes Secundarios. "Ricardo llega a Rosario porque toda nuestra familia se tuvo que ir de Resistencia como fuera, por la persecución y la represión,. Ricardo se vino a Rosario para cuidar su vida". explicó Graciela quien pudo rearmar en parte el rompecabezas de la vida de su hermano en esta ciudad. "No estuvo mucho tiempo aquí, donde conoció gente de la UES primero, y vivió en un hotel para después ir a la casa de un familiar en Villa Gobernador Gálvez y finalmente caerá en la pintada. Todavía no se como fue el desenlace porque allí cae herido y quien iba con otro chico del Chaco ‘Lalo’ Rossi, a quien matan".
Juan Carlos Amarilla, tío de Ricardo, hizo al denuncia en su momento ante la justicia y declaró ante un juez pero nunca se avanzó seriamente en la causa.
El último viernes, en un charla más distendida, Graciela Amarilla, revelo detalles de la vida de su primo recuperado como el nieto 98, e hizo un parangón con la suerte de haber podido conocer una parte del final de su hermano Ricardo en Rosario.
"Martín no sabía que era hijo de desaparecidos, pero siempre quiso ir a vivir a Padua, un pueblito de la provincia de Buenos Aires. También le gustaba tocar la guitarra, y sobre todo el bandoneón. Resulta que en Padua habían sido secuestrados sus padres, que a Guillermo le gustaba tocar la guitarra, y a su madre el bandoneón".
Parte de todos estos detalles que no resisten el análisis racional, se conjugaron en las últimas semanas para que se unieran todos lo puntos señalados al inicio de esta nota y permitieran saber a los Amarilla el destino de uno más de sus desaparecidos.

El Mural
El mural con la pintada que ilustra la portada de este diario fue realizada el 7 de setiembre de 2006 en Corrientes y La Paz. Allí podía leerse (hasta que una constructora decidió derribarlo) "Murieron para que la patria viva". Es la recopilación histórica el Colectivo de ex presos políticos que pintó el mural -entre ellos Hugo Papalardo, Carlos Arroyo y Horacio Dalmónego- señalaban que "el 7 de setiembre de 1976 cuatro militantes de la Juventud Peronista realizaban una pintada en esa esquina, en plena dictadura, son acribillados desde un vehículo muriendo en el lugar Julio César Rossi, el Lalo, militante montonero responsable de la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) y Ricardo Amarilla ’El Negro’, de la UES, es herido y llevado detenido. Permanece aún desaparecido".
22 de agosto de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres