Blogia
mQh

piden reforma del código penal


Defensora Nacional y fiscales llaman a bajar las penas: El encierro no termina con la delincuencia.
[Francisco Mardones] Chile. En plena evaluación de la Reforma Procesal Penal, diversos actores del sector solicitan un debate para mejorar las condiciones carcelarias y discutir un nuevo código penal que se abra a imponer penas que no sean la reclusión carcelaria. Aseguran que esto significaría una gran inversión en mayor control del cumplimiento efectivo de las penas que de no acatarse debieran tener medidas drásticas de presidio.
En el seminario ‘10 años de la Reforma Procesal Penal’ diversos especialistas, jueces, fiscales y abogados reconocieron la necesidad de una nueva mejora a la Reforma Procesal Penal, una modificación profunda al Código Penal y una gran reforma penitenciaria que permita asegurar un mejor sistema carcelario.
La Defensora Nacional, Paula Vial, indicó que hay muchos desafíos pendientes como el uso excesivo de la prisión preventiva y la cárcel como única solución a los delitos.
Según la abogada, es necesario elaborar un nuevo Código Penal que pueda ayudar a abordar de mejor manera los delitos, lo mismo que ocurre con la Reforma Procesal Penal que ya ha sufrido ocho modificaciones, pero todas en el sentido de endurecer el sistema.
"Se hace más evidente la urgencia en adoptar ciertas medidas que tiendan a una reforma y una mejora en el sistema penitenciario. El esfuerzo tiene que hacerse por buscar alternativas de penas en libertad, que son funcionales, que para muchos delitos son la solución correcta. No todos los delitos debieran ser sancionados con penas de cárcel, en realidad los menos, sólo los más graves, y mejorar las condiciones, pero no necesariamente con más metros", dijo la Defensora Nacional.
Según Vial un sistema de penas fuera de la cárcel incluso puede ser más efectivo, algo que reafirma el juez de garantía Eduardo Gallardo, quien en diversas ocasiones y circunstancias ha defendido la idea de no abusar de la prisión preventiva durante los procesos de investigación.
Gallardo pone énfasis en que los resultados han sido claros en demostrar que encerrar a una persona que haya cometido un delito no baja las tasas de delincuencia ni reforma al recluso.
"La tendencia de la clase política a reforzar el discurso populista de la mano dura: ‘más cárcel contra los delincuentes’, no tiene ningún respaldo ni en la realidad ni en las estadísticas, por el contrario, está demostrado que si construye más cárceles, lo que va a ser es llenarlas rápidamente, genera una necesidad y la tentación de utilizarlas en enorme, creo que hay que avanzar en minimizar y reducir el ámbito del encierro en los problemas de delincuencia", sostuvo el jurista.
Según el juez Gallardo, en ámbitos como delitos por droga se hace necesaria una política distinta a la reclusión, que vaya por el camino de la rehabilitación, pues hoy los Tribunales de Tratamiento de Drogas sólo operan previo a la condena y no después de ella.
Eduardo Gallardo también indicó la necesidad de recalificar la gravedad y las penas para los diversos delitos, tomando en consideración que el homicidio en nuestro país recibe una de las condenas más bajas del mundo.
"Existe una desproporción enorme con relación a las penas en los delitos contra la propiedad en nuestro país, pero también se podría decir que existe una desproporción en las penas de los delitos contra la vida, por tratar de matar a alguien y no achuntarle no va a la cárcel sino que está cinco años firmando", comentó.
Los expertos llaman a contar con más matices a la hora de condenar delitos y concuerdan en que, en ciertos casos, incluso crímenes graves pueden cumplir penas bajo modalidades distintas a la reclusión, pero invirtiendo recursos para intensificar el control.
18 de diciembre de 2010
©radio u. de chile
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres