Blogia
mQh

por más justicia histórica


Se reanudan las declaraciones en los juicios por la causa Díaz Bessone. A partir de las 8 en el Tribunal Oral Federal Nº2 de Rosario declararán los testigos y querellantes de la primera audiencia del año. En la puerta del edificio de Oroño 940 habrá una muestra de fotos y recuerdos de las víctimas.
Argentina. "Justicia, respeto y cárcel común". Con esos tres pedidos por parte de familiares, sobrevivientes, testigos y querellantes, retoma hoy el juicio a represores de la última dictadura militar, en el marco de la causa Díaz Bessone. Los mismos se llevan adelante en el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario, de Boulevard Oroño 940. Mientras adentro de la sala, a partir de las 8, declararán los testigos y querellantes de la primera audiencia del año, afuera habrá una muestra con paneles itinerantes. "Son fotos y recuerdos: retazos de las vidas de nuestros compañeros que ya no están, pero nos dan fuerza en cada asistencia al Tribunal. Queremos que la gente los conozca, les vea las caras y se enteren que eran hombres y mujeres tan jóvenes, dispuestos a luchar y comprometerse", dijo a Rosario/12 Elida Luna, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas.
Al ser consultada sobre qué espera para este nuevo año del juicio, que se extenderá hasta junio o julio, apuntó directamente a los magistrados: "Que no sean tan condescendientes con los imputados", pidió. Luna aseguró que el año pasado fue "muy duro", aunque consideró que "se avanzó mucho". En ese sentido señaló: "Ahora se puede entender lo que queríamos decir cuando pedíamos por estos juicios". Por su parte, y tras los intentos frustrados de que los imputados permanecieran encerrados en el transcurso de las audiencias, Laura Ferrer, querellante de la causa y miembro del Espacio Juicio y Castigo, aseguró: "Vamos a seguir insistiendo para que los metan presos".
Para que estos represores sean condenados, se tomará declaración a más de 180 testigos. Los cinco imputados, son juzgados por los delitos de lesa humanidad cometidos en el mayor centro clandestino de detención de la dictadura en Santa Fe: el Servicio de Informaciones de la ex Jefatura de Policía de Rosario.
En este primer juicio, se juzgan crímenes de lesa humanidad cometidos contra 94 personas que sufrieron secuestro, privación ilegítima de la libertad y torturas, de las cuales 17 fueron desaparecidas y asesinadas. Se trata del accionar de Ramón Genaro Díaz Bessone (oficial superior y ex Comandante del II Cuerpo de Ejército), José Rubén "El ciego" Lofiego (oficial principal de la Policía de Santa Fe), Mario Alfredo Marcote (oficial de la Policía de Santa Fe), Ramón Rito Vergara (suboficial de la Policía de Santa Fe), José Carlos Antonio Scortechini (comisario principal de la Policía de Santa Fe) y Ricardo Miguel Chomicky (civil). Todos son juzgados por el tribunal compuesto por los magistrados Otmar Paulucci, Beatriz Caballero de Barabani y Jorge Venegas Echagüe.
A un mes y medio del receso, que comenzó el 22 de diciembre pasado, Ferrer señaló que durante este tiempo "hubo miedo, bronca e impotencia ante la falta de detención" de los imputados, que "al haber pasado 34 años, ya se sabe que ellos son los culpables". Por su parte, Luna agregó: "Esperamos que se respete a los testigos y querellantes con respecto a los horarios. Y que los jueces no sean tan condescendientes con los represores, en cuanto a que estén en salas apartadas, porque creemos que tienen que estar ahí".
A modo de balance del año anterior, en el inicio del juicio, Luna sostuvo que "fue muy duro". "A pesar que nosotros venimos trabajando durante tanto tiempo, y todo lo que dicen los compañeros ya está escrito después de tantos testimonios, es muy importante escucharlos, estar con ellos, y eso a la vez es muy duro", aseguró. Sin embargo, remarcó: "Creemos que se ha avanzado muchísimo en cuanto a que se puede entender lo que queremos decir, y lo que queríamos decir cuando pedíamos estos juicios. Esperemos que los jueces estén a la altura y se les den condenas que se merecen a los cinco represores. Todos, incluido el civil --dijo en referencia a Chomicky-- porque para nosotros es tan responsable como los otros. Esperamos que sean condenas con cárcel común, perpetua y efectiva. Tenemos que seguir avanzando porque es la forma de composición de la democracia".
Con la firme idea de "acompañarse y apoyarse" entre los compañeros, Luna aseguró: "Estamos muy orgullosos de quienes fueron nuestros compañeros, hombres y mujeres tan jóvenes, dispuestos a luchar y a comprometerse". En ese sentido, la muestra itinerante que se montará frente al Tribunal contará con "paneles hechos por cada uno de los familiares de nuestros compañeros, quienes depositaron su confianza en nosotros para que los saquemos a la calle y que toda la sociedad pueda ver en ellos la historia de vida de esa época: cuando eran pequeños, cuando iban a la escuela, cuando fueron creciendo, cuando eran adolescentes, cuando se casaron y mientras las mujeres estaban embarazadas". Las fotos "también reflejan el compromiso militante de los queridos desaparecidos y asesinados por quienes en este momento están siendo juzgados".
9 de febrero de 2011
7 de febrero de 2011
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres