Blogia
mQh

la otra recuperación de la nieta 103


Estela Carlotto emocionada por la recuperación de la nieta 103. Carlotto dijo que María Pía -tal su nombre- "va a sentir mucho orgullo de sus padres, porque eran chicos con una convicción de lucha". Ricardo Klotzman y Cecilia Barral, desaparecieron en Rosario y la recién nacida, entregada a una familia en Santa Fe.
[Juan Carlos Tizziani,] Santa Fe, Argentina. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo ayer que la restitución de identidad de la hija de dos militantes políticos desaparecidos en Rosario, Ricardo Klotzman y Cecilia Barral, es un triunfo de la justicia. "Hoy comienza una nueva vida para ella" y "la relación con su verdadera historia", dijo Estela, emocionada por haber recuperado la nieta 103. Una investigación judicial de siete años reconstruyó una trama desgarradora: el secuestro de Klotzman y su pareja embarazada a término, el 2 de agosto de 1976, el martirio de ambos en la quinta operacional de Fisherton, un centro clandestino de detención donde fueron vistos por un sobreviviente. Y la entrega de la recién nacida, veinte días después, el 21 de agosto, a una familia de la ciudad de Santa Fe, donde un grupo de tareas armado les golpeó la puerta de su casa en el barrio sur y les dijo: "Esto es para usted". Los análisis genéticos terminaron de unir esas dos historias. Hoy, María Pía Josefina Kerz como se llama, tiene 35 años, sabe quiénes eran sus padres biológicos, tiene una hermana mayor, Ana Lina Klotzman, que la busca desde hace años y es querellante en la causa. Y tíos y abuela, que esperan conocerla.
Carlotto dijo que María Pía "va a sentir mucho orgullo de sus padres, porque eran chicos con una convicción de lucha, pero también estudiantes, trabajadores y profesionales", que estuvieron "secuestrados en (la quinta de) Fisherton, que era un centro clandestino de Rosario".
Una de las hipótesis de la investigación es que María Pía podría haber nacido en el Hospital Militar de Paraná, que operaba como maternidad clandestina del Segundo Cuerpo de Ejército.
"Un juez de Menores (de Santa Fe) dispuso darla en adopción a una familia, ignoramos qué clase de familia. Pero este juez está siendo juzgado, justamente, por su comportamiento ilícito", recordó Carlotto, sin mencionar al ex juez de Menores de Santa Fe, Luis Vera Candioti, procesado por "la supresión de identidad" de Paula Cortassa (María Carolina Guallane).
"Ese juez era parte de ese aparato que constituía la Iglesia, porque en su momento la familia (de Klotzman) habló con monseñor (Adolfo) Tortolo, que les dio una información falsa, la justicia de entonces y de ahora porque siguen sin hablar", agregó.
"Hoy comienza para ella una nueva vida. La hermana la quiere ver. Tiene tíos y una abuela. Nosotros vamos a contactarnos para todo lo que necesite", afirmó Carlotto en un diálogo con la TV pública. Estaba emocionada por la recuperación de la nieta 103. "Es un premio dijo a esta tarea tan ardua que llevamos adelante. Falta mucho, pero esto nos hace alentar futuros encuentros. Porque a través de esto vamos viendo la metodología, las formas y la víctimas. En qué lugares puede haber otros nacimientos de los mismos desaparecidos y que dieron a luz en este Hospital Militar (de Paraná)".

María comienza una nueva vida. ¿Cómo la acompañan las Abuelas en el futuro?
Tenemos abogados, sicólogos, así que la atención la va a tener. El propio juez tendrá sus elementos para contenerla. Pero al haber aceptado dar la sangre hay una disposición a saber. La historia que vivió en el pasado no se le va a borrar, es parte de su vida. Y nadie pretende que cambie de forma de vida, de amistades o de afectos, porque eso es de ella y es libre. Las Abuelas de Plaza de Mayo queremos liberarla de la mentira, para entregarle la verdad y que camine ese camino de verdad: el día que tenga hijos sabrán de donde vienen. Y ella también tendrá respuestas para cosas que sentía, pensaba o quería saber y que se le harán realidad ahora, cuando conozca a sus verdaderos padres a través de la historia que le cuenten sus familiares concluyó Estela.

¿Se puede comparar este caso con el de los Noble Herrera? Porque esta chica se negó a hacerse el ADN hasta que actuó la justicia le preguntaron.
No, el caso Noble Herrera es terriblemente distinto, es un caso espantoso y además hay cuestiones profundas de poder económico y mediático. En este caso, como otros chicos, se negaba (a hacerse el análisis genético), tenía miedo. Todo lo que es desconocido produce rechazo. El nieto 102 también se negó y ahora es un chico feliz que transita por la casa de las Abuelas como si fuera su casa y dice: "Gracias". Le va a pasar lo mismo a ella. Es un rechazo momentáneo porque aceptó sin ningún reparo lo que le dijo el juez (federal de Rosario, Martín Bailaque) la extracción de sangre obligatoria.
8 de abril de 2011
7 de abril de 2011
©rosario 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres