Blogia
mQh

entregan restos de víctimas de chihuío


Entregan restos de 5 víctimas de la matanza de Chihuío. Familiares recibieron los escasos restos óseos ubicados en la fosa desde la que fueron removidos los cuerpos de 17 obreros en la "Operación Retiro de Televisores".
Valdivia, Chile. Los familiares de 5 víctimas de la matanza de Chihuío, perpetrada por militares en octubre de 1973 en la zona de Pangipulli, recibieron este viernes en Valdivia sus restos óseos luego de su identificación por el Servicio Médico Legal (SML).
Se trata del primer grupo de identificaciones en este caso, en el trabajo que el SML realiza con los fragmentos encontrados en la fosa clandestina a la que los cuerpos fueron arrojados y desde donde después fueron removidos para arrojarlos al mar en el marco de la llamada "Operación Retiro de Televisores".
Los restos entregados por el SML son los de:

Carlos Maximiliano Acuña Inostroza, 46 años, obrero maderero;

Luis Arnaldo Ferrada Sandoval, 42 años, obrero agrícola;

Daniel Méndez Méndez, 42 años, obrero maderero y dirigente campesino;

Ricardo Segundo Ruiz Rodríguez, 24 años, Jefe de Fábricas, militante socialista,

y Manuel Jesús Sepúlveda Rebolledo, 28 años, obrero maderero.

El trámite lo encabezó la directora regional del SML, Patricia Benhe, quien destacó que la entidad de Justicia continúa su trabajo pericial con el objetivo de identificar los diversos restos que pudieran pertenecer a otros de los trabajadores asesinados en este episodios ligado a la dictadura de Augusto Pinochet.

Crímenes y Ocultamiento de los Cuerpos
Los trabajadores asesinados el 9 de octubre de 1973 pertenecían al Sindicato Campesino La Esperanza del Obrero del Complejo Agrícola y Forestal Panguipulli y como principal responsable de sus homicidios fue condenado el oficial de Ejército en retiro Luis Alberto Osorio Gardasanich.
El 9 de octubre de 1973, desde el Regimiento Cazadores de Valdivia, que entonces comandaba quien luego fue miembro de la Junta Militar y senador designado, general (R) Santiago Sinclair, partió una caravana de 90 militares hacia las localidades de Chihuío y Liquiñe.
En Chihuío masacraron a 17 campesinos y en Liquiñe, cerca de Neltume, otros 15, todos integrantes del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli. A los de Chihuío los enterraron en una fosa, pero los de Liquiñe fueron baleados y sus cuerpos arrojados al río Toltén, desapareciendo para siempre.
A fines de 1978, un operativo militar volvió a Chihuío y desenterró los cuerpos de los 17 campesinos para tirarlos al mar. La fosa con los restos óseos del desentierro fue hallada el 17 de junio de 1990 por un grupo de militantes comunistas.
17 de julio de 2011
15 de julio de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres