Blogia
mQh

última querella en causa díaz bessone


Por genocidio y los delitos internos. El equipo jurídico de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones políticas revisarán las pruebas contra los seis imputados en la causa y pedirán las condenas desde hoy, a las 9.30.
Argentina. Las abogadas del equipo jurídico de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas cerrarán hoy, desde las 9.30, los alegatos de las querellas en la causa Díaz Bessone, que se tramita en el Tribunal Oral Federal Nro 2 de los Tribunales Federales de Rosario. "La Liga es el único organismo que es querellante como tal en la causa", dijo la abogada Leticia Fascendini. La acusación que sostendrán será el de genocidio, "con la alternativa de condenar por los delitos de derecho interno que más se acercan: homicidio triplemente calificado, aplicación de tormentos agravados, privación ilegítima de la libertad calificada y desaparición forzada de personas, una figura recientemente agregada al Código Penal y que se ajusta perfectamente a algunos de los hechos más graves ventilados en la audiencia", explicó Fascendini.
El equipo, que también integran Gabriela Durruty, Jessica Pellegrini y Daniela Asinari, representa a los querellantes particulares Marta Bertolino, Eduardo Seminara, Azucena Solana, José Aloisio, Elida Luna, María Inés Luchetti de Bettanin, María Inés y Francisco Oyarzabal, Daniel Laus, Marcelo Jalil, Marcelo Márquez, Patricia Costanzo, María Barjacoba, Liliana Gómez, Alfredo Vivono y Josefina Victoria González.
Según describieron las abogadas, esta querella "incluye a un grupo de sobrevivientes que integra el grueso de aquellos que abrieron la causa en enero de 1984 y que persistió en sus planteos hasta la actualidad". La causa, que fue conocida como Causa Feced, tuvo un derrotero jurídico a partir de enero de 1984, cuando la abogada Delia Rodríguez Araya encabezó una presentación colectiva en los tribunales provinciales. Luego pasó a la justicia militar, a la federal, y fue alcanzada por las leyes de impunidad, pero se reactivó a partir de 2003, con la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final.
La causa pasó de llamarse Feced (por Agustín, el gendarme que fue interventor de la policía rosarina, muerto oficialmente en 1984, pero visto con vida posteriormente) a su actual denominación: Ramón Genaro Díaz Bessone, que fue jefe del Segundo Cuerpo de Ejército hasta el 12 de octubre de 1976, y uno de los ideólogos del terrorismo de estado en la Argentina. También se juzga en esta causa a los policías José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Vergara, José Carlos Antonio Scortecchini y Ramón Rito Vergara. El otro acusado es Ricardo Chomicki, un civil que fue secuestrado y se convirtió en colaborador de la patota. Todos están acusados por privación ilegítima de la libertad y torturas, mientras Díaz Bessone y Lofiego también enfrentan la acusación de homicidio. La Secretaría de Derechos Humanos y la agrupación Hijos no querellan contra Chomicki, pero sí lo hace el equipo jurídico que comienza hoy con su alegato. "Invitamos a llenar la sala en Oroño 940", convocó Fascendini para hoy.
15 de agosto de 2011
©rosario 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres