Blogia
mQh

cayó josé huenchunao


[Carolina Abello Ross] En Cañete cayó el hombre más buscado de Chile, José Huenchunao, el número 1 de grupo rebelde mapuche.
Cañete, Concepción, Chile. Hace apenas un mes fue detenido el jefe militar de la CAM, Héctor Llaitul, en Concepción. Antes, en noviembre de 2006, cayó José Llanquileo, el número 3. Todos están presos en las cárceles de Temuco y Angol. Huenchunao fue capturado cuando salía de la comunidad Pascual Coña, donde se refugiaba.
Sin siquiera mirar a las cámaras que lo enfocaban una y otra vez, casi insolente en su altivez, José Huenchunao Mariñán, el líder de la Coordinadora Arauco Malleco, de 36 años, permaneció impávido al interior del helicóptero que lo trasladaba al Tribunal de Garantía de Collipulli. Diez minutos estuvo en la losa de Carriel Sur (sección aeropolicial) fuertemente custodiado por cinco efectivos del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) de Carabineros y otra decena de policías en tierra, mientras se hacía el trámite de rigor.
Eran las 10 de la mañana y apenas habían transcurrido tres horas y media desde su detención, en el camino que une Cañete y Tirúa, cuando salía de la comunidad de Pascual Coña, su refugio desde que el 23 de agosto de 2004 no se presentó ante el Tribunal Oral en lo penal de Angol.
Huenchunao sabía que estaba condenado a 10 años y un día por el incendio al fundo Poluco Pidenco, ocurrido el 19 de diciembre de 2001.
Decidió huir. Nunca llegó al juzgado, pero la sentencia en su contra se dictó igual.
Desde la clandestinidad, dirigió todas las acciones del grupo indígena que mantuvieron en vilo a los empresarios forestales y propietarios de terrenos de la Octava y Novena regiones.
Dos años y medio alcanzó a estar prófugo de la justicia, hasta las 06:30 horas de ayer, cuando la policía asestó un golpe al movimiento mapuche.
Huenchunao no opuso resistencia a la detención. Ni siquiera portaba armas y caminaba solo. Desde Cañete fue llevado a Lebu para ser interrogado por el fiscal a cargo de todos las causas indígenas en la provincia de Arauco, Mario Elgueta Salinas. El abogado le consultó si sabía el motivo de su detención, a lo que el comunero le respondió que sí. No reclamó contra el personal policial. Es más, dijo que habían sido "muy caballeros". Elgueta le consultó sobre la enfermedad gástrica que lo afecta, a lo que éste respondió que se la estaba tratando.
En la sección aeropolicial, el jefe de la Octava Zona de Carabineros, general Jaime Vasconcellos Avendaño, lo esperaba.
"Esta detención es producto de un trabajo de inteligencia y planificado. Logramos saber su ubicación; sabíamos cuáles eran las casas que frecuentaba y por eso esperábamos el momento oportuno para detenerlo.Incluso hubo allanamientos los días anteriores y estaba programado el uso del helicóptero para realizar la detención lo más rápidamente posible", reveló el general Vasconcellos.
El jefe policial explicó que Huenchunao logró mantenerse prófugo por tantos años, "porque vivía en una zona boscosa, de difícil acceso, y además era protegido por varias comunidades de esa zona; por eso transitaba con cierta seguridad.

Logro
La fiscal regional Ximena Hassi Thumala explicó que esto "es un logro para el Ministerio Público, porque entre noviembre de 2006 y hoy fueron detenidos los tres principales cabecillas de la Coordinadora Arauco Malleco". Tras la audiencia , Huenchunao fue enviado a la cárcel de Angol, donde empezó a cumplir su condena.

Perfil del Nº 1 de la CAM
José Huenchunao Mariñán es werkén cofundador de la CAM. Entre 1995 y 1999 organizó a las comunidades lafkenches de Arauco, en las inmediaciones del lago Lleu-Lleu.
Participó en las movilizaciones mapuches en el sector costero de Arauco, y fue acusado de promover desórdenes públicos y ocupaciones de tierras.
Fue detenido en noviembre de 2002 en un operativo policial en Tirúa. Estuvo en la cárcel El Manzano, acusado de "asociación ilícita terrorista". Fue condenado a 541 días de pena remitida.
También fue acusado del incendio al fundo Poluco Pidenco, el 19 de diciembre de 2001, que arrasó 100 hectáreas de bosque. Allí, Huenchunao incluso declaró en el juicio. "En lugar de judicializar un conflicto que existe en la Araucanía entre mapuches y particulares (entre ellos las empresas forestales), se debía prestar mayor atención al daño que se estaba haciendo a la tierra y al medio ambiente con las plantaciones de bosques", dijo en el tribunal.

Caminando por una Plaza Cayó el Nº2 de la CAM
Hace casi un mes, el segundo hombre de la CAM cayó en Concepción, prácticamente por casualidad. El miércoles 21 de febrero Héctor Llaitul Carillanca (39) caminaba por la plaza Acevedo de Concepción, cuando detectives le realizaron un control de identidad.
No portaba el carné y además llevaba una pistola 9 milímetros y 63 balas.
Estaba prófugo desde 2004.
Pasó la noche en el cuartel de Investigaciones y al día siguiente fue llevado al tribunal de Garantía, donde el fiscal Julio Contardo Escobar levantó cargos en su contra por porte y tenencia ilegal de arma de fuego, y solicitó que quedara en prisión preventiva. Pero como también era requerido por el tribunal de Garantía de Nueva Imperial, fue trasladado en la madrugada del 23, bajó una fuerte custodia policial.
Allá era requerido por el delito de incendio. Quedó preso en la cárcel de Temuco.
Ayer, su defensa solicitó su traslado a la cárcel de Angol, ya que a su familia - que viven en Lleu Leu- le es muy caro ir a verlo. La jueza Karina Rubio Solís pidió informes a Gendarmería para evaluar la seguridad de ese penal.

En Contulmo Cayó Vocero
José Llanquileo Antileo (27) fue el primero en caer detenido. El número 3 de la CAM cayó el 17 de noviembre de 2006 en la comunidad mapuche Juana Millahual, del área del lago Lleu Lleu, en la comuna de Contulmo.
Llanquileo, quien ejerció como vocero de la citada entidad, fue detenido por personal de la Dirección de Inteligencia Policial (Dipolcar) de Carabineros.
El líder mapuche tenía una orden de detención pendiente desde 2004 por incendio terrorista, también por el caso Poluco- Pidenco Por ello, fue llevado vía terrestre hasta Lebu, desde donde fue trasladado en helicóptero hacia Angol, donde quedó en prisión preventiva.
Llanquileo había sido declarado en rebeldía por el tribunal angolino por no presentarse al primer juicio oral por el incendio de Poluco Pidenco.
En febrero de este año comenzó el juicio oral en su contra, el cuarto que ya se realiza en esa causa debido a que los mapuches no se presentaron.
Llanquileo fue condenado a cinco años y un día por ese delito. Su defensa logró que los jueces descartaran la connotación de terrorista y lo calificaron de un incendio común.
Algunas frases delwerkén José Huenchunao fue werkén de las comunidades de Arauco. En una entrevista concedida a EL SUR en 1998, dijo: "El problema de los mapuches se enmarca dentro de un nuevo cuadro políticosocial, porque nuestras comunidades han asumido en forma natural las movilizaciones, por el estado de desesperanza que existe. Si esta administración política, si los actores de la sociedad civil no toman en cuenta nuestra situación, estamos a las puertas de que los conflictos se reproduzcan con mayor fuerza y de forma coordinada".
En otra entrevista, en un sitio web, señaló que "no es casualidad que en las zonas donde están concentradas nuestras comunidades y en donde las forestales tienen sus propiedades, se nos esté secando el agua y que nuestras tierras ya no sean capaces de producir lo que sembramos".

21 de marzo de 2007
©el sur
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres