Blogia
mQh

suprema respalda causa frei montalva


En una resolución para algunos inesperada, el máximo tribunal dio un contundente respaldo al juez Alejandro Madrid y volvió a ordenar el arresto de los médicos Patricio Silva y Pedro Valdivia, manteniendo tras las rejas a los ex agentes de la CNI Raúl Lillo y Luis Becerra.
[J. Escalante, L. Narváez y J. Rebolledo] Santiago, Chile. La resolución de este miércoles de la Corte Suprema, que rechazó los recursos de amparo de los procesados por el crimen de Eduardo Frei Montalva, dejó claro que la investigación del homicidio del Mandatario DC sigue absolutamente en pie. Al mismo tiempo, la Sala Penal del máximo tribunal brindó un contundente respaldo al dictamen del ministro instructor Alejandro Madrid, porque no cuestionó ninguno de sus principios jurídicos ni las presunciones fundadas que el juez tuvo para establecer los seis procesamientos.
La corte rechazó los amparos presentados por los doctores Patricio Silva Garín y Pedro Valdivia Soto, reponiendo sus procesamientos, y volvió a ordenar su arresto. Igualmente, confirmó el rechazo de los recursos de los ex agentes de la CNI Raúl Lillo Gutiérrez y Luis Becerra Arancibia y mantuvo sus procesamientos y detención.
La resolución tampoco cuestionó, en ninguna de sus partes, la comisión del delito de homicidio en contra de Frei, ocurrido el 22 de enero de 1982. Por el contrario, la decisión de la Corte Suprema fue especialmente severa respecto de la participación del doctor Silva. El fallo señaló que el médico no otorgó a Frei Montalva el debido cuidado que requería la urgencia en que se encontraba. Destacó, además, que ese cuidado sólo se lo brindó cuando éste entró en un "severo shock séptico". Agregó que tampoco hizo lo necesario para verificar si estaba siendo envenenado, que lo mantuvo en condición de pensionado en circunstancias que el estado del ex Presidente en ese momento era grave y, finalmente, que no ordenó la debida autopsia para determinar con precisión la causa de su muerte, permitiendo que se le practicara un embalsamamiento sin consultar a los familiares.
La Sala Penal puso orden ante los criterios tan dispares que sostuvieron los jueces de la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, exculpando a unos y manteniendo la responsabilidad penal de otros. Los magistrados de la Suprema prácticamente revisaron los 27 tomos del expediente y leyeron centenares de declaraciones judiciales existentes, las mismas que ayudaron al juez Madrid a conformar el delito de homicidio por envenenamiento y procesar a las seis personas, incluidos los médicos de la Universidad Católica Helmar Rosenberg y Sergio González, autores de la misteriosa autopsia que, en complicidad con el doctor Patricio Rojas, mantuvieron oculta por 20 años sin informar a la familia. Estos dos médicos se encuentran procesados en calidad de encubridores.

Mensaje Supremo
El dictamen de la Sala Penal entregó otras dos señales claras. En la primera, indicó a las defensas de los procesados que, para discutir en profundidad su inocencia o culpabilidad, deben hacerlo apelando directamente del procesamiento ante la Corte de Apelaciones, y no como lo hicieron por la vía del recurso de amparo que, principalmente, apunta a revisar si la privación de libertad de una persona debido a su procesamiento se ajusta a derecho. En la práctica, el amparo es un recurso que revisa formalidades y no el fondo de la materia.
En la segunda, específicamente el integrante de la sala, ministro Jaime Rodríguez, instó al juez Madrid a abrir una arista de la investigación que busque determinar si para asesinar al Mandatario, los procesados formaron parte de una asociación ilícita que pudo tener un mando superior a ellos.
El abogado querellante por la familia Frei Ruiz-Tagle, Álvaro Varela, expresó al conocer la terminante resolución que ésta abrió paso a un momento "de reflexión" de toda la sociedad, "porque el homicidio de un ex Presidente de la República es siempre un hecho doloroso".
De paso, el abogado recordó la campaña que los diarios El Mercurio, La Segunda y La Tercera impulsaron con el fin político de desacreditar toda la investigación del juez Alejandro Madrid. Al respecto, Varela dijo que "lo importante ahora es que la Sala Penal de la Corte Suprema ha tomado una decisión revisando todos los antecedentes que existen en el proceso".

Lo Que Se Viene
Con la decisión de la Sala Penal, el caso volverá a la Corte de Apelaciones, instancia en la que las defensas de los procesados podrán apelar de los encausamientos. Las partes tendrán la oportunidad de exponer en profundidad los antecedentes que, según su estrategia, confirman la culpabilidad de los involucrados en el crimen de Eduardo Frei Montalva, o los liberan de responsabilidad penal.
Respecto de Valdivia, Becerra y Lillo, el fallo fue breve y explícito al señalar que las alegaciones formuladas por sus defensas sobrepasaron los límites que se pueden debatir por la vía del amparo, por lo que se espera que sea ahora en la Corte de Apelaciones donde se libre una dura batalla.
Si bien el fallo señaló algo similar respecto del doctor Patricio Silva, sólo en su caso el máximo tribunal se dio el trabajo de argumentar detalladamente cada una de las faltas en que incurrió al momento de brindar su atención profesional a Frei Montalva.
La decisión del juez Madrid de procesar a médicos y ex agentes provocó un impacto político que la derecha interpretó como una supuesta intervención electoral a favor del candidato Eduardo Frei. Así lo dejaron ver no pocos actores políticos en su momento. De esa forma, la familia Frei Ruiz-Tagle y su defensa entendieron que la campaña desplegada por los diarios mencionados buscó no sólo desacreditar únicamente al juez instructor, sino a la vez afectar al candidato de la Concertación, como hijo del Mandatario asesinado.
Ahora, la Corte de Apelaciones deberá resolver el incidente por el cual el abogado Claudio Feller, defensor de Pedro Valdivia, impugnó al juez para seguir investigando, con el argumento de que éste había manifestado parcialidad hacia la familia Frei al decir que su dictamen les brindaría tranquilidad, y que la sociedad chilena debía reflexionar ante el crimen de un ex Presidente.
La corte podría resolver a favor de Madrid en enero. Al retomar el caso, podría realizar nuevas diligencias.

Prófugos
Sendas órdenes de captura nacional se dictaron el jueves en contra de los médicos Patricio Silva y Pedro Valdivia, luego que la PDI no lograra ubicarlos. Después de recibir las órdenes de detención, los policías llegaron a sus respectivas domicilios en Santiago y parcelas en El Monte y Chillán, respectivamente, donde sus familiares aseguraron desconocer dónde los doctores procesados celebrarían las fiestas de fin de año. Sus abogados, Luis Valentín Ferrada y Claudio Feller, habían anunciado que pondrían a sus clientes a disposición de la justicia este lunes.

3 de enero de 2010
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres