Blogia
mQh

proceso contra prefecto febres


[Victoria Ginzberg] Empieza el 18 de octubre el proceso contra Febres, el prefecto que fue miembro del grupo de tareas y encargado del ajuar de los recién nacidos que iban a ser apropiados. Lo juzgarán sólo por cuatro casos de secuestros y torturas.
Buenos Aires, Argentina. Los miembros del grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) se reconocían como animales. Alfredo Astiz se hacía llamar ‘El Cuervo', Jorge Acosta, ‘El Tigre', Jorge Perrén, ‘El Puma'. A Héctor Febres, en cambio, le decían "Selva". "Porque era todos los animales juntos", recordó Carlos Gregorio Lordkipanidse, un ex detenido que lo padeció en ese centro clandestino. Febres, que era el encargado del ajuar de los recién nacidos que luego eran apropiados, será el primer represor de la ESMA sometido a un juicio oral después de la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. El proceso comenzará el 18 de octubre.
Será el primer juicio oral sobre la ESMA. Pero no habrá un marino en el banquillo. Febres, un integrante de la Prefectura Naval, deberá responder por cuatro casos de secuestros y torturas.
Está previsto que se escuchen cerca de 60 testimonios y que las audiencias se extiendan durante algo más de un mes, antes de que lleguen los alegatos y la sentencia. La mayoría de los testigos propuestos por las partes y por la fiscal Mirna Goransky son sobrevivientes de la ESMA. También será convocado el coronel Horacio Ballester, del Centro de Militares por la Democracia (Cemida), y se incluirán declaraciones ya dadas por represores, como Adolfo Donda o Juan Carlos Rolón.
El proceso lo llevará adelante el Tribunal Oral Federal 5, que reúne todos los expedientes vinculados con la ESMA y el Primer Cuerpo de Ejército y que condenó el año pasado al represor Julio Simón, alias El Turco Julián. El de Febres, por el momento, es el único juicio que los jueces Guillermo Gordo, Ricardo Farías y Daniel Obligado (que se incorporó al cuerpo hace una semana) realicen este año.
El prefecto será juzgado por los secuestros de Carlos Alberto García, Alfredo Julio Margari, Josefa Prada de Olivieri y Carlos Gregorio Lordkipanidse. "Tengo bronca, porque la primera vez que declaré contra él fue hace veinte años, en febrero de 1987, y recién ahora se hace el juicio. La causa se desguazó y vamos a tener que volver a testimoniar miles de veces. Es una infamia que lo juzguen por tan pocos casos cuando era un vitalicio de ese lugar, era un torturador y también operativo del aparato secuestrador", dijo a Página/12 Lordkipanidse. "Acá soy el que da máquina", fue lo primero que él le escuchó decir a Febres cuando llegó a la ESMA, el 18 de noviembre de 1978, después de haber sido secuestrado junto a su mujer. Margari fue detenido ilegalmente un año antes, el 17 de noviembre de 1977, y García el 21 de octubre del mismo año. A Prada de Oliveri la llevaron a la ESMA junto a su esposo el 21 de diciembre de 1977. Estaba embarazada de cuatro meses. Los cuatro recuperaron la libertad.
Elea Peliche, abogada de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, se mostró decepcionada porque el juicio abarca muy pocos delitos y se quejó porque el tribunal dejó afuera de este proceso el caso de Raimundo Villaflor, quien murió en la ESMA a causa de las torturas.
"Nos hubiera gustado un juicio que reuniera más hechos y más imputados. Pero teniendo en cuenta que hace cuatro años que se anularon las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, es imperioso que comiencen los juicios, ya que la parte central de esta causa sigue obstruida por el accionar de la Cámara de Casación", señaló, por su parte, Rodolfo Yanzón, abogado de la Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos y otro de los querellantes.
Al anularse las leyes de impunidad, la causa ESMA volvió a la situación en la que había quedado en 1987. Diez marinos, entre ellos Astiz y Acosta, estaban en condiciones de ser juzgados. Pero el represor Enrique Scheller, que también era de la partida, presentó un recurso ante la Cámara de Casación que paralizó el proceso. Parte de ese tribunal, que fue luego acusado por "cajonear" los expedientes sobre los crímenes de la dictadura, fue recusado por los sobrevivientes. Durante ese trámite, el juez Alfredo Bisordi llamó "delincuente terrorista" a una de las víctimas. Después de que Casación fuera cuestionado en el Consejo de la Magistratura, el caso de Scheller volvió a la vida. Pero fue entonces el represor quien impugnó la participación de los jueces que habían sido acusados y rechazó que se nombraran conjueces. Este es el estado actual de aquel caso. Por lo tanto, será Febres el primer representante de la ESMA en ser juzgado.

6 de septiembre de 2007
©página 12
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres