Blogia
mQh

enterrador fue detenido


[Jorge Escalante] Está procesado desde 2006 como coautor de los crímenes de la Caravana de la Muerte en Calama. Minoletti quedó detenido tras declarar seis horas con el juez Víctor Montiglio.
Hasta ahora el mayor (R) Carlos Minoletti niega su culpabilidad y, aunque decidió entregarse, se sospecha que aún podría intentar distorsionar los hechos para salvarse.
El mayor (R) Carlos Minoletti quedó detenido en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén, tras ser interrogado por seis horas por el ministro Víctor Montiglio en el palacio de tribunales.
Minoletti, quien se entregó voluntariamente, llegó ayer a Santiago desde Miami donde residía desde 1998, cuando salió eludiendo la justicia en el juicio por la Caravana de la Muerte.
Está acusado de comandar en octubre de 1973 el entierro clandestino en el desierto de Atacama de los 26 cuerpos de los prisioneros asesinados por la Caravana de la Muerte en Calama. A esa fecha Minoletti era comandante de la compañía de ingenieros del regimiento de esa ciudad con el grado de capitán.
La Policía de Investigaciones desarrolló una labor fundamental en su llegada a Chile.
Minoletti estaba encausado por el juez Montiglio desde el 20 de marzo de 2006 como coautor de los homicidios de los 26 prisioneros, luego de la declaración que hizo ante el juez Juan Guzmán en 2001 cuando vino de visita a Chile. Esa vez fue detenido en el aeropuerto y puesto a disposición de Guzmán, que había dictado orden de arresto en su contra. Pero después de declarar no quedó detenido, por lo que Minoletti volvió a huir a Miami al día siguiente.
En marzo de 2006 el ministro procesó también por el mismo delito a los coroneles (R) Eugenio Rivera Desgroux y Carlos Langer von Fürstemberg, al oficial (R) Víctor Santander Véliz y al suboficial (R) Jerónimo Rojo.
Fue el primer encausamiento dictado en contra de militares del Regimiento Calama por los crímenes de la caravana. Antes, por estas ejecuciones extrajudiciales el juez Guzmán encartó a los integrantes del pelotón que entre septiembre y octubre de 1973 dirigió el general Sergio Arellano Stark por el norte y sur del país.

Antofagasta
En las próximas horas Minoletti debe declarar en Antofagasta ante la ministra Rosa María Pinto, quien instruye un proceso por el desentierro y lanzamiento al mar de esos 26 cuerpos.
La exhumación de los restos ocurrió entre fines de 1975 y comienzo de 1976, y fue el mismo Minoletti, quien ubicó la fosa y dirigió el desentierro con su compañía de ingenieros.
La operación del traslado de los restos al aeródromo de Calama donde fueron subidos a un avión FACH a bordo del cual los arrojaron al mar, estuvo a cargo del entonces jefe de la sección de inteligencia del Regimiento Calama con el grado de teniente, el actual general (R) Miguel Trincado.
Este operativo lo supervisó en terreno el entonces jefe del Departamento de Inteligencia de la I División del Ejército en Antofagasta, actual general (R) Julio Salazar Lantery. Ambos fueron procesados el sábado como autores del desentierro y lanzamiento al mar por la jueza Pinto, quien además declaró reo al coronel (R) Luis Aracena y a cinco suboficiales (R).
Con la detención de Minoletti que renunció al Ejército en 1979, el último prófugo por los crímenes de la Caravana de la Muerte es el mayor (R) Armando Fernández Larios. Este también huyó a Estados Unidos en febrero de 1987 en un acuerdo con el gobierno norteamericano, para declarar en el juicio por el crimen de Orlando Letelier.

27 de noviembre de 2007
©la nación
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres