Blogia
mQh

avances de la comisión de equidad


Todos los consensos y desacuerdos del Consejo de Trabajo y Equidad. Los comodines de la Comisión Meller.
[Darío Zambra y Beatriz Michell] Santiago, Chile. Más de ocho meses de trabajo les costó sacar humo blanco.Mañana, los 48 profesionales elegidos por Bachelet para mejorar las condiciones laborales y la equidad en Chile entregarán sus propuestas. El informe dejará contentos a algunos, pero insatisfechos a otros. LND adelanta los resultados más relevantes del documento final.
El suspenso se acabó y el plazo también. El Consejo de Trabajo y Equidad, que preside el economista Patricio Meller, entregará mañana su informe final a la Presidenta Bachelet. Claro que para La Moneda nunca hubo intrigas ni secretos. Hace rato conocían casi todos los detalles del documento y han seguido de cerca cada uno de sus pasos.
En total, el informe tiene más de 1.200 páginas y otras cinco mil de anexos. En ellas están contenidos grandes y pequeños acuerdos, pero también los desacuerdos, centrados en la Subcomisión de Institucionalidad y Relaciones Laborales, que sólo pudo llegar a puerto en un solo punto: el fortalecimiento del seguro de desempleo. Izquierdistas, derechistas y moderados se enfrascaron en largas discusiones, cuyo fruto fueron las casi 300 páginas de disensos de este grupo, plasmados claramente en el documento, donde están presentes las diversas visiones en temas como la negociación colectiva, el reemplazo de los trabajadores y el concepto de empresa.
Las otras tres subcomisiones obtuvieron resultados más unificados, que constituyen el aspecto más sólido del informe. De seguro, el Gobierno tomará algunos para resaltar los logros de la denominada Comisión Meller. A juicio de varios consejeros, ciertas propuestas son relevantes. Una es el aumento del aporte de los empleadores al actual seguro de cesantía, que, según uno de los economistas del equipo, es la más potente de todas. Otras son los dos subsidios estatales para subir el ingreso de los hogares y trabajadores más pobres del país. Y un tercer planteamiento con fuerza es la creación de una autoridad social que coordine las políticas del Estados en áreas como salud, educación, vivienda y pobreza.

Aplazamiento Conveniente
La entrega del informe está fijada para este lunes a las 10:30 en el Salón O’Higgins de La Moneda, ceremonia a la que asistirán Meller y el director ejecutivo, Óscar Landerretche. También están invitados los 46 consejeros restantes, pero varios no saben si podrán asistir por sus apretadas agendas. Al interior del grupo aclaran que lo más relevante era entregarlo antes del 15 de mayo, para que la Presidenta Bachelet pudiera tenerlo en sus manos, leerlo y utilizar alguna de las propuestas entre sus anuncios del próximo 21, el día de la cuenta presidencial.
Aunque el documento iba a estar listo en abril, Meller le solicitó a ‘la jefa’ un mes de prórroga para afinar la redacción. Cuentan en la comisión que al gobierno la propuesta le calzó como zapato al pie, ya que así el informe se entregaría después del 1 de mayo y esquivaría las críticas de los trabajadores en su día protagónico. Y dio resultado, porque aunque la CUT no tiene muchas expectativas con respecto a la comisión, los resultados causarán una gran decepción en el mundo del trabajo, sobre todo por el casi nulo consenso en materia laboral.
Esta comisión se planteó justamente a partir de la huelga de los subcontratados de Codelco en 2007 y la plegaria de monseñor Alejandro Goic por un sueldo ético. Pero hoy, y en medio de nuevas manifestaciones de los contratistas de la minera, el aspecto sindical y laboral no quedará en nada: ni mejoras en la negociación colectiva, ni el fin de los rompehuelgas, ni incentivos a la sindicalización, ni mejoras en la Dirección del Trabajo. Las propuestas no incluirán cambios en los puntos más complicados y sensibles para los trabajadores.

Sugerencias para Bachelet
De todas formas hay avances y propuestas concretas en materia de equidad. Aunque el consejo dejó fuera los temas de educación aspecto que estudió una comisión ad hoc , sí realiza algunos planteamientos en esta área. Tal vez los más relevantes son los estímulos económicos para los estudiantes más destacados de colegios públicos y particulares subvencionados. Uno de ellos consiste en un monto cercano a los 120 mil pesos para los gastos de la universidad y otro para financiar el preuniversitario. La idea es beneficiar a 50 mil alumnos en 2018, lo que le costaría al fisco dos millones de UF.
Otras propuestas apuntan a fomentar la participación de los jóvenes y las mujeres en el mercado laboral. Para este último grupo se plantea la posibilidad de que las trabajadoras embarazadas puedan trabajar durante su período de prenatal y añadir esos días al posnatal legal.
En materia de pobreza, los consejeros propondrán aumentar el apoyo a las organizaciones civiles que ayudan a los grupos sociales más vulnerables, como el Hogar de Cristo y Un Techo para Chile. Un profesional de la comisión confidencia que también se incluye la elaboración de una estrategia orientada a apoyar a las zonas más vulnerables y de un nuevo mecanismo para medir la pobreza.
El documento también planteará la creación de nuevas instituciones: un consejo permanente de diálogo social y otro que estudiaría el salario mínimo, el que se encargaría de respaldar los argumentos de los reajustes que se realizan cada año.
Distintos consejeros adelantan que el paquete cuyo financiamiento total sólo conocen Meller y Landerretche incluye propuestas orientadas al apoyo de las pymes, al mejoramiento de las organizaciones de intermediación laboral y al fomento del emprendimiento, y adelantan que el documento conformará a algunos sectores de la sociedad que auguraban sólo un informe vacío. Pero todo quedará en manos de la Presidenta y del Congreso.

Charquicán de Posturas
Los agoreros le achuntaron. Era casi imposible que consejeros progresistas, liberales, sindicales y empresariales lograran consenso en los temas más peliagudos, como el sindical. La Comisión de Trabajo y Equidad, que debía proponer mejoras para los trabajadores, está llena de desacuerdos justo en los temas más importantes para la CUT, como negociación colectiva y sindicalización. Algunos disensos son:

- Defensoría laboral. El proyecto fue enviado por Bachelet el año pasado al Congreso, pero aún no se despacha. La comisión plantea dos opciones: que la defensoría dirima sólo los conflictos entre trabajadores y empresas, o que también incluya a las microempresas.

- Dirección del Trabajo. No hubo acuerdo entre fortalecerla o quitarle facultades. Los más técnicos llegaron a proponer que el director del Trabajo fuera nombrado por el Consejo de Alta Dirección Pública.

- Concepto de empresa. Hoy las empresas pueden tener múltiples razones sociales que les permiten dificultar la negociación colectiva y la sindicalización. La comisión no llegó a ninguna síntesis en este punto.

- Reemplazo de trabajadores en huelga o ‘rompehuelgas’. Algunos abogaban por encarecerlo, otros por eliminarlo, y algunos por mantenerlo tal como estaba.

- Flexiseguridad. Surgió en la misma comisión y se trataba de aumentar la flexibilidad laboral, de la mano de mejoras a las condiciones de los trabajadores, sobre todo en lo que respecta a la negociación y a sus derechos laborales. Tampoco hubo acuerdo.

- Titularidad de quien negocia.

- Negociación colectiva.

Las Joyitas del Consejo
1.- Seguro de cesantía
Costó, pero salió. Pese a la falta total de consensos, la Subcomisión de Institucionalidad y Relaciones Laborales logró llegar por lo menos a un acuerdo. Se trata del fortalecimiento del seguro de cesantía, una de las propuestas más potentes que contendrá el documento final.
Un consejero explica que el planteamiento central consiste en aumentar del 2,4% actual a 3% el aporte que financia el empleador. Sin embargo, se pretende reemplazar la actual cuenta individual de los trabajadores con contrato indefinido por una especie de fondo de indemnización a todo evento, sin importar la causa del despido.
Pese a que a la voluntad de los consejeros de la derecha y Expansiva era fortalecer este seguro a cambio del término o la reducción de la indemnización por años de servicio (su idea era medio mes por año trabajado, con un tope de once años), el consejo prefirió mantener este mecanismo tal cual está.
Otro integrante de la subcomisión destaca que ésta es la única de todas las propuestas en que los empresarios tendrán que meter la mano en su abultado bolsillo. "Estamos conscientes de que si el Gobierno la acoge, la pelea que será dura", afirma.

2.- Ingresos
De los más pobres

Fue el debate en torno a un sueldo ético que planteó monseñor Goic el detonante de la creación del consejo. Y su llamado hizo eco en dos propuestas orientadas a mejorar el ingreso de los más pobres. Un economista de la comisión detalla que una de ellas consiste en fortalecer el subsidio familiar, incrementando el monto para los niños de los deciles 1 y 2 desde los actuales 5.393 pesos mensuales hasta 10 mil.
La segunda propuesta consiste en un subsidio fiscal a la oferta y la demanda de los asalariados. "Se trata de fomentar la contratación de los trabajadores de los sectores socioeconómicos más pobres", agrega el mismo consejero.
La idea es un subsidio del 30% del salario para los trabajadores que reciban mensualmente hasta 150 mil pesos. Para los que sobrepasen este monto y hasta los 300 mil pesos, ese porcentaje irá disminuyendo. En el consejo explican que la idea es que este subsidio se aplique gradualmente.

3.- Ministerio Social

La ‘autoridad social’ –órgano coordinador de todas las políticas y de los ministerios que se ocupan de aspectos sociales– es la gran innovación del consejo y se erigió como una de las mejores propuestas de la Subcomisión de Equidad y Políticas Sociales. Vivienda, Educación, Salud y Mideplan estarían bajo la mirada de este nuevo órgano. Aunque todos los consejeros estaban convencidos de la necesidad de contar con un organismo similar, hubo matices, y algunos plantearon incluso que fuera un nuevo ministerio que le hiciera el contrapeso a Hacienda.
La discusión fue larga y se planteó una disyuntiva: cómo hacer que este ministerio no se convierta en un monstruo y que Hacienda no se oponga a la idea. Otro consenso fue utilizar el mismo Mideplan, para no agrandar el aparato estatal. Si Bachelet aprueba esta sugerencia, el Mideplan tendría que delegar sus funciones operativas en otro organismo.

5 de mayo de 2008
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres