Blogia
mQh

chávez y correa en la mira de uribe


Iván Márquez: Uribe quiere asesinar a Chávez y a Correa. El directivo de las FARC denuncia que Uribe intentó y seguirá tratando de asesinar a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez y de Ecuador, Rafael Correa.
Colombia. Iván Márquez, miembro del secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) , denunció que el presidente colombiano Álvaro Uribe "intentó y sigue intentando" asesinar a sus homólogos de Venezuela, Hugo Chávez y de Ecuador, Rafael Correa, en un escrito publicado este lunes por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP).
"El verdadero terrorista es Álvaro Uribe. Intentó y sigue intentando matar al presidente Hugo Chávez", afirma Iván Márquez en un artículo publicado este lunes por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) .
En su escrito, fechado el domingo, Márquez señaló que el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), "que es la CIA en Colombia", infiltró en Caracas en una oportunidad a más de 100 paramilitares para que mataran a Chávez y que ahora, se dispone a enviar otro contingente a Ecuador para que hagan lo mismo con Correa, todo bajo las órdenes de Uribe.
"El DAS, que es la CIA en Colombia, infiltró con ese propósito en Caracas a más 100 paramilitares; y el jefe del DAS es el señor Uribe. El DAS está preparando varios grupos de sicarios para enviarlos al Ecuador a asesinar al Presidente Rafael Correa en coordinación con un general (r) ecuatoriano, de apellido Aguas; y el jefe del DAS es el señor Uribe", añade.
En cuanto a la guerra civil colombiana, Márquez culpa al gobierno de Bogotá de ser el causante de la actual crisis humanitaria generada por el desplazamiento de unos cuatro millones de habitantes, además lo responsabiliza de crímenes de lesa humanidad, factores que prueban el terrorismo de Estado sobre el que está construido el Gobierno de Uribe.
"El gobierno terrorista de Uribe está erigido sobre miles de fosas comunes y cuerpos descuartizados, sobre el desplazamiento forzoso de 4 millones de colombianos y el despojo de tierras, sobre la arbitrariedad de las redadas fascistas que llevaron a la cárcel a más de 150 mil ciudadanos bajo la acusación de apoyar a las guerrillas. Eso es terrorismo de Estado", expone.
También menciona la complicidad del Partido Republicano de Estados Unidos (en el poder), por encubrir los delitos de altos funcionarios del gobierno y ricos hacendados colombianos, con la extradición de 14 jefes paramilitares al país norteamericano, quienes iban a acusar al hermano de Uribe, Santiago, miembros del Ejército y ganaderos en los "horrores del paramilitarismo".
"En acuerdo con los republicanos extraditó hacia los Estados Unidos, para ponerse a salvo de la justicia, a 14 jefes paramilitares que se disponían a involucrar a su hermano Santiago, al ejército, a ganaderos y empresarios en los horrores del paramilitarismo. Por eso esfumaron los discos duros de los computadores de algunos de los extraditados", fustigó.
A principios de mayo, en una decisión calificada como sorpresiva, el presidente Álvaro Uribe, entregó 14 paramilitares a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), bajo la excusa de que ellos habían incumplido con la Ley de Justicia y Paz, al continuar delinquiendo desde prisión.
Precisamente, gracias a la cooperación de los cabecillas de las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) los fiscales designados por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) habían logrado establecer nexos de unos 64 congresistas, mayoritariamente de la coalición uribista, con este grupo armado.
Uno de los acusados de obtener grandes extensiones de tierra con colaboración de las AUC fue el primo hermano de Uribe, el ex senador Mario Uribe Escobar.
Los testimonios de los supuestos paramilitares desmovilizados causaron una crisis institucional en el Congreso, donde ya se discute un proyecto de ley que castigue a aquellas agrupaciones políticas que incurran en la llamada ‘parapolítica’.
Sin embargo, una de las consecuencias de la extradición de estos hombres que más ha causado revuelo es que en Estados Unidos sólo serán juzgados por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes y no por las más de 200 masacres y 49 mil desapariciones forzosas de civiles.
Luego de su extradición, surgieron denuncias de la desaparición y manipulación de los computadores y tarjetas SIM de los celulares que se les permitía tener en prisión a los jefes de las AUC, asunto que fue admitido en primera instancia por el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general (r) Eduardo Morales, quien días después dijo que "no se habían perdido".
Irónicamente, los supuestos computadores recuperados después del bombardeo a un campamento temporal de las FARC en Ecuador, que quedó totalmente destruido y mató a 25 personas, están intactos y todas sus partes llegaron completas a Bogotá.
Los presuntos dispositivos FARC sirvieron como excusa a Colombia para lanzar acusaciones contra Chávez y Correa, a quienes pretenden implicar con la guerrilla basados en documentos que estaban almacenados en la memoria digital del aparato.
"Es el libreto que sus amos republicanos del norte le pidieron interpretar como estratagema desesperada para salvarlo del escándalo de la narco para política que le exige renunciar a la presidencia de la república, desmovilizarse del paramilitarismo y someterse a la justicia", opina Márquez en referencia a los polémicos computadores.

11 de junio de 2008
©telesur
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres