Blogia
mQh

pablo escobar sigue penando


Pablo Escobar sigue siendo objeto de culto de los colombianos a 15 años de su muerte. El líder del Cartel de Medellín murió en su ley el 2 de diciembre de 1993, huyendo de la policía.
Medellín, Colombia. Decenas de personas visitan a diario la tumba del famoso capo colombiano Pablo Escobar Gaviria, jefe del desarticulado cartel de la cocaína de Medellín, quien fue muerto hoy hace quince años por la policía en esa ciudad de Colombia.
Algunas crónicas recuerdan que Escobar, alias ‘El Patrón’ o ‘El Doctor’, tuvo sus inicios en la delincuencia como ladrón de lápidas en cementerios de Medellín, Envigado y otras localidades. De esa actividad pasó a la de ladrón de vehículos, aún cuando era menor de edad.
Paulatinamente estableció relaciones con distinguidos criminales y comerciantes de distintas organizaciones al margen de la ley. Muy joven llegó a la cima y fue capo de una de las organizaciones criminales más famosas y más temidas no solo de Colombia: el Cartel de Medellín, que con su mortífera maquinaria de guerra sembró el dolor, empapó de sangre y afectó de alguna manera a más de una generación de colombianos.
Su vida coincidió en sus mejores años con la época dorada de la cocaína y con ella amasó una cuantiosa fortuna a punto que antes de llegar a los 40 años de vida, fue considerado uno de los hombres más ricos del mundo.
Además, gracias a su ambición política, Escobar logró tender lazos con reconocidos dirigentes populares y alcanzó un escaño como representante suplente a la Cámara en 1982.
En la clandestinidad y acosado por la persecución oficial, Escobar fue el principal protagonista de un nefasto período de atentados con coches bomba, asesinatos selectivos y otras acciones criminales, el narcoterrorismo, en la segunda mitad de los años ochenta.

Fuga y Captura
Se acogió a una política de sometimiento y con la mediación de un sacerdote fue el más famoso inquilino de la cárcel La Catedral, en la que fue recluido junto a sus principales lugartenientes y de la que escapó en una fuga increíble, casi un año más tarde.
El entonces gobierno del presidente colombiano César Gaviria (19901994), puso precio a su cabeza y detrás suyo a las más importantes instituciones armadas y de inteligencia, con la cooperación de agencias similares de Estados Unidos.
Permaneció prófugo hasta el 2 de diciembre de 1993 cuando el llamado ‘Bloque de Búsqueda’, el cuerpo elite de las autoridades para su localización, lo detectó en una casa del oeste de Medellín. Las autoridades rodearon la casa, Escobar alcanzó a percibir movimientos en los alrededores e intentó escapar por una ventana pero algunos disparos lo alcanzaron y quedó tendido en un tejado.
El periodista Enrique Santos Calderón, hoy codirector del diario El Tiempo, escribió hace diez años, cuando se celebraron cinco del fallecimiento del capo, que éste murió en su ley. Y puntualizaba que: "el fenómeno de Pablo Escobar había sido tal vez el capítulo más tenebroso de nuestra historia".
Este 2008, quince años después, sigue la romería de personas en el Cementerio Montesacro frente a su tumba. La gente deja mensajes con peticiones, coloca flores y reza arrodillada.

3 de diciembre de 2008
©la tercera 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres